CASIO CLASSIC DIGITAL WATCH: Lo ‘retro’ vuelve con los smartwatches

Casio Watch retroLa tecnología pretende conquistar nuestras muñecas en forma de reloj inteligente, un aparato que nos tomará el pulso y nos dirá los kilómetros que hemos recorrido. También podremos jugar, pero eso no es nuevo: algunos videojuegos de reloj ya han cumplido 25 años. Venga ya, ¿quién no ha tenido unos de esos relojes digitales Casio que incluían inolvidables videojuegos ya sea sobre invasores del espacio exterior, Super Mario o carreras de F1? ¿Quiénes no los siguen extrañando? Como sabéis, llevamos un par de años asistiendo al despertar de los dispositivos ‘wearable’, desde inventos (demasiado) futuristas como las Google Glass hasta los ‘smartwatches’, esos relojes que nos darán la hora, el pulso y algo con lo que matar el tiempo (nunca mejor dicho). Bienvenidos al mundo de los videojuegos de pantalla pequeña. Espera… ¿Eso es nuevo? No, no es la primera vez que te topas con ellos: hace años, antes de que el término ‘wearable’ estuviera en boca de todos, se vendieron relojes con nuestros videojuegos favoritos. Se los debemos a Nintendo. La empresa japonesa popularizó en los años 80 las Game & Watch, una gama de videoconsolas portátiles que también servían como reloj. A ellas se sumaban relojes de pulsera que incluían versiones de juegos para sus NES y SNES, como ‘Star Fox’ o ‘Street Fighter’; y otros originales, como el ‘Tetris’. eBay recoge el legado de estos complementos que ya se han convertido en piezas para coleccionistas. Así, los personajes más icónicos de la firma, como Super Mario y Donkey Kong, se pasearon por nuestras muñecas. El primero fue el aventurero Link, que tuvo su miniversión de ‘The Legend of Zelda’ – bastante bien adaptada, según cuentan: seguías recorriendo las mazmorras y derribando dragones como si lo dieras todo en la NES. Por su parte entre las versiones para reloj de nuestro fontanero favorito se contaba el mítico ‘Super Mario Bros. 3’, en el que, para variar, el bueno de Mario tuvo que rescatar a la princesa Peach de las garras del malvado Bowser. Se adaptó incluso el ‘Super Mario Race’, la popular competición de karts que tantas versiones ha conocido a lo largo de la historia de Nintendo. Esta vez, eso sí, con un diseño que nos recuerda a un juego de carreras como el de cualquier teléfono móvil, y sin conchas, estrellas o champiñones con los que dificultar el trabajo a tus contrincantes. Si no querías dejarte los ojos en una pantalla tan pequeña, podías recurrir también a los Game & Watch, unos híbridos de reloj y videojuego en los que la hora era algo secundario. Estos dispositivos portátiles son los predecesores de la Game Boy, y estrenaron un personaje propio, Hideo o Mr. Game & Watch, que llegó después a otras videoconsolas de la compañía como la Game Cube. ¿Volverán los videojuegos al reloj con los ‘smartwatch’? Esperemos que si.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: