Archivo para 28 junio 2010

USBTypewriter : La nueva máquina de escribir para todos los nostálgicos

Venga ya, no crean que me equivoque de lugar en publicarlo, ya que bien podría haberlo hecho en el EXPLOR@DOR – especializado en gadgets y noticias de tecnología – pero vamos, se trata del retorno de la entrañable máquina de escribir, que nos ha acompañado gran parte de nuestra vida, adaptado como es de esperar al siglo XXI. El USBTypewriter es toda una innovación en el campo de lo obsoleto. Ahora los fanáticos de los clásicos podrán usarla como un teclado en cualquier computadora con una entrada USB. Este peculiar dispositivo te puede retraer por unos momentos a ese pasado que tanto añoras y que es muy fácil de instalar ya que es muy similar a las viejas máquinas de escribir, salvo – como lo dije anteriormente – por el cable USB. No solo es llamativa visualmente, sino que usarla también es una experiencia especial. Si eres uno que aun no terminan de acostumbrarse a la PC y extrañan su vieja maquina de escribir, ahora es el momento de sacarla del desván, donde se encuentra olvidada, cubierta de telarañas y poder usarla nuevamente, aunque en lugar de papel – para no dejar la modernidad de lado – verá una pantalla, que bien puede ser de su iPad . Una experiencia moderna, pero llena de nostalgia. ¿Te animas a hacerlo?

Anuncios

¿Y que fue de la vida de Bush?

Obviamente no me estoy refiriendo ni por asomo al Criminal de Guerra George W. Bush – un ladrón y homicida que solo merece el desprecio absoluto de la Humanidad – sino a una banda inglesa de post-grunge formada en 1992 en Londres considerada como la pionera del género post grunge. Su álbum de debut fue Sixteen Stone, en 1994. Llamados Bush por el distrito londinense de Sheperd’s Bush. En 1996 estrenaron su segundo álbum, Razorblade Suitcase, en el que se observan sus primeros coqueteos con la electrónica. De éste álbum se editaría una versión de remezclas titulada Deconstructed al año siguiente. En 1999 se edita su tercer álbum de estudio, The Science of Things, cuyas ventas comienzan a no responder a las expectativas creadas por sus dos álbumes anteriores. Finalmente, se edita en 2001 su último álbum de estudio, Golden State, cuyas decepcionantes ventas y la incomprensible falta de apoyo por parte del sello Atlantic provocaron la desintegración de la banda al año siguiente. Los miembros de la banda comenzaron a trabajar en varios proyectos, siendo el de Gavin Rossdale, Institute, el más notable de ellos. En 2005 se editó una recopilación de sus mejores temas bajo el título Best Of: 1994-1999, que incluye sus conocidos: “Everything Zen”, “Little Things”, “Comedown”, “Machinehead”, “Glycerine”, “Swallowed”, “Greedy Fly”, “Warm Machine”, “The Chemical Between Us” y “Letting the Cables Sleep”. Los vídeos de los singles de sus dos primeros álbumes fueron editados en Alleys and Motorways, donde se incluyen además algunas actuaciones en directo.Es una lástima la desaparición de este talentoso grupo que tenia mucho para dar y que para muestra tenemos sus temas convertidos en clásicos que jamás se olvidaran.

ELECTROPHONE : Un iPhone del siglo XIX

Estos días en que Steve Jobs presento por todo lo alto el nuevo iPhone 4 – la cual por cierto pienso tenerlo muy pronto, ya que voy a cambiar mi actual iPhone 3Gs por este nuevo juguete que me parece muy interesante – es bueno recordar al verdadero antecesor del iPhone. Si bien los teléfonos inteligentes que utilizamos en la actualidad para recibir las últimas noticias, bajar música o compartir con amigos nuestras fotos y videos son productos de última tecnología, no por ello hay que menospreciar a los teléfonos del pasado -incluso los de fin de siglo XIX- que eran más inteligentes de lo que suponemos actualmente. En efecto, a finales de 1880, cuando los primeros teléfonos comenzaban a extenderse entre los hogares privilegiados, la gente tenía la posibilidad de acceder a una gran variedad de servicios, incluido escuchar opera en directo, servicios religiosos y noticias.Por ejemplo, en Londres, estas antiguas aplicaciones del pasado eran ofrecidas por una compañía fundada a comienzos de 1890 llamada Electrophone. Esta compañía concentraba los servicios de entretenimiento y religiosos que se proporcionaban a través de las redes de telefonía nacionales.Para ello firmó un acuerdo con la Casa Real de Opéra británica para reproducir todas sus actuaciones e incluso transmitía misas desde las iglesias más conocidas, en directo.El usuario levantaba el teléfono y le pedía a los operadores que le conectaran con Electrophone. Una vez que la conexión estaba establecida, pedía lo que quería escuchar.Las posibilidades de pago también se hacían a la medida: a través de monedas que se insertaban en el teléfono o la cabina o si querían tener el servicio en casa se necesitaba pagar una suscripción.El sonido llegaba a través de los micrófonos que se instalaban en los teatros, a lo largo del escenario principal, entre los focos de la luz.Pero los servicios más avanzados se desarrollaron en Budapest, donde la compañía Telefon Hirmondo ofrecía lo que hoy reconoceríamos como un servicio de radio: un día entero de emisión con boletines actualizados al minuto, servicios de noticias, sección dedicada a las artes, todo ofrecido por una larga plantilla de especialistas. Sin embargo, la llegada de la radio en 1920 supuso la muerte de Electrophone.Sólo 30 años después de comenzar sus servicios esta se vio obligada a cerrar al sufrir una dramático descenso en su audiencia.La misma suerte corrieron las otras compañias.No fue hasta muchos años después cuando internet apareció en escena para ofrecer de nuevo una réplica de los servicios disponibles hace un siglo también a través de una línea telefónica. Los teléfonos modernos nos permiten bajarnos música o recibir noticias actualizadas al minuto.Pero Electrophone llegó allí mucho antes. ¿No os parece?

SPIDER!: ¿Y esta araña que hace aquí?

Algo muy curioso me paso ayer por la tarde, estaba revisando mi colección de DVD’s de las cuales tengo un buen número, producto de mis viajes en las cuales siempre me traigo algunos que llaman mi atención y son dignos de interés, cuando encontré uno que me hizo retroceder varios años atrás – cuando todavía era un crío – que había olvidado que lo tenia y que ahora recuerdo, lo compré en Londres cuando visite a mi hermano que reside allí. Se trata de Spider! un clásico infantil producido por Hibbert Ralph Entertainment para la BBC en 1991 y que se ha convertido en una serie de culto con el paso de los años. Era una serie animada de trece episodios con encantadoras canciones – de cinco minutos cada uno – que trataba sobre un niño que descubre una araña en el baño. Una vez que este supera el miedo a esa criatura peluda de ocho patas, se convierten en amigos inseparables y tienen hilarantes aventuras.La parte que mas me gustaba era la melodía que ponían al final de cada episodio.Buscando más información al respecto, pude averiguar que dicha serie fue bien recibida el día de su estreno – tanto por la critica como por el publico en general – debido a sus elementos de humor, acompañado de diferentes estilos de música bien combinados así como de una imaginativa animación.En el 2005,viendo el éxito que tuvo la serie, Silver Fox Films anunció su retorno con el nombre de “Silly Spider’s Show”, en el cual el formato se extendería desde los 5 minutos iniciales hasta los 11 minutos y que contaría con 52 episodios. No saben la nostalgia que siento al verlo nuevamente. Incluso se que tiene su página en Facebook .Por lo que se ve, este arácnido tiene para rato. Obviamente que no podía faltar en nuestro Rincón del las Telarañas y lo tenemos aquí. Bien por ello.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: