Archivo para 28 mayo 2018

PET DE LUX RETRO CONSOLE: Un tributo al mítico Commodore PET 2001

PET DE LUX RETRO CONSOLEComo sabéis, lo retro ya dejó de ser una simple moda, ahora es toda una categoría de productos que dejan miles de millones de dólares a una gran cantidad de industrias en todo el mundo, si no pregúntenle a Nintendo. Y en esta ocasión estamos ante uno de esos ejemplos que nos dejan con la boca abierta debido su gran diseño y especial cuidado en los detalles. El gran diseñador sueco Love Hultèn, creador del maravilloso Pixel Vision, está de regreso con su más reciente creación: el PET De Lux. Se trata de un ordenador creado meticulosamente a mano y que se basa en el diseño de uno de los primeros ordenadores personales, el legendario Commodore PET 2001 lanzado en 1977. Este PET De Lux cuenta con el diseño calcado del PET 2001, sólo que en vez de plástico tenemos madera de nogal americano de alta calidad. También se le añadió una pantalla a color y un sistema operativo, que no especifica cuál, capaz de correr emuladores, incluido el de Commodore64. Es decir, del Commodore PET 2001 sólo lleva el diseño, ya que el interior es de nueva generación con el objetivo de convertirlo en una especie de consola retro de gama alta. Por lo anterior, el teclado no lleva caracteres y el datasette no está operativo, aunque las teclas de éste sirven como encendido y reinicio de la consola/ordenador. Por si no fuera suficiente, Hultèn también diseñó dos mandos retro con formato joystick basados en el TAC-2 que fue lanzado por Suncom en la década de los 80, sólo que estos nuevos son inalámbricos. Sabemos que las creaciones de Hultèn llegan a costar miles de dólares, pero en el caso de este PET De Lux ni siquiera tenemos precio, ya que se trata de una pieza única de la cual hasta el momento no hay planes de que salga a la venta y que sólo nos queda admirarla desde nuestra pantalla.

Anuncios

ROLLEIFLEX INSTANT KAMERA: La vintage clásica resucita con el poder de las instantáneas

ROLLEIFLEX INSTANT KAMERAComo sabéis, una de las cámaras clásicas más populares dentro del mercado fotográfico es la Rolleiflex. La casa alemana sabe que muchos ansiamos tener una de ellas en nuestra colección, y es por eso que ha lanzado una campaña de crowdfunding, mediante Kickstarter, para traerla de vuelta… pero con un concepto distinto. En efecto, la cámara de Rollei revive, de alguna manera, celebrando los 90 años desde que salieron los primeros modelos en 1927. Aunque la fábrica original fue subastada en el 2015, el espíritu de creación y de los fotógrafos entusiastas le da vida a este proyecto. Gracias a los entusiastas, los técnicos y otros desarrolladores de cámara, esta idea cobró vida. Esta cámara cuenta con el sistema de doble lente reflex característico del modelo original. Lo que cambió principalmente fue que el diseño no cuenta con un sistema de carrete fotográfico, sino que cuenta con un sistema para captura de instantáneas de Fuji tamaño 54 x 86. También cuenta con un flash electrónico con control de emisión y medición de ambiente. Y, quizás, lo mejor es que es una instantánea con control de foco y apertura, lo que dará para obtener nuevos estilos de toma en este formato. Como reporta DPReview, la campaña de Kickstarter ya ha recolectado aproximadamente 150.000 euros de la meta de 21.000 que puso la compañía. Los usuarios pueden aportar 340 euros para asegurar un modelo, y a medida que se acaben crecerá el precio hasta 389 euros. Los usuarios que respalden el proyecto pueden esperar la llegada de sus cámaras en octubre de este año, según estima la compañía.

THE JESUS AND MARY CHAIN: Simplemente geniales

THE JESUS AND MARY CHAINSe trata de una banda escocesa de rock alternativo, marcada durante el oscuro periodo post-punk y basada en las composiciones de los hermanos Jim y William Reid. Procedentes de East Kilbride, en el sur del país, publicaron una constante cadena de álbumes, sencillos y EP desde su formación en 1984 hasta 1999. Luego de un paréntesis, vuelven a la carga en el 2007. En la actualidad siguen dando conciertos por toda Europa, con notable éxito de público. Su música se suele incluir en el estilo denominado Shoegaze. The Jesus and Mary Chain originalmente revolucionó sobre la paridad en la escritura de canciones por los dos miembros principales. Para completar la visión de la banda, los hermanos Reid reclutaron al bajista Douglas Hart y al baterista Murray Dalglish. La banda grabó su sencillo de debut “Upside down” en 1984, el cuál fue publicado por Creation Records en octubre del mismo año. Dalglish fue reemplazado poco después por Bobby Gillespie (quién seguiría como cabeza de Primal Scream); y William Reid afirmaría posteriormente que en la grabación del primer single había tocado la batería él mismo debido a la “problemas de habilidad” que tenía Dalglish. Aunque el sencillo recibió un aclamo universal por parte de la crítica británica, y la banda fue lanzada por el New Musical Express, fueron sus primeros shows los que hicieron que la gente les prestase atención. Los primeros conciertos de The Jesus and Mary Chain se han convertido en legendarios en los círculos independientes. Tocando ante audiencias compactas, el grupo se ganó su notoriedad tocando conciertos muy cortos, algunos no duraban más de 10 minutos y que consistían en una muralla constante de distorsión y ecos, también tocaban de espaldas al público y se negaban a hablarles. Muchos conciertos culminaban con los Reid destrozando su equipo, que normalmente seguía con el alboroto del público. Todo esto deslumbró al gerente y jefe de Creation Records Alan McGee, quién encontró muy fácil conseguir a la banda. Simplemente se aseguraría de que la prensa musical estuviera mientras estos hechos ocurrían, lo cuál aseguraba cobertura gratuita en las publicaciones musicales. La violencia que seguía a cada acción culminaba por la banda en un concierto es ahora una parte de la historia indie. El 15 de marzo de 1985, The Jesus and Mary Chain tocaron un concierto en la Politécnica del norte de Londres en frente a una de sus mayores asistencias hasta la fecha. La banda telonera, Meat Whiplash, había calentado la violencia antes que la banda pusiera un pie en el escenario tirando a la audiencia una botella que les habían lanzado previamente. En ese momento el grupo comenzó su corto set, la gente que estaba ya preparada para la violencia, y a causa de su tamaño (el lugar había vendido entradas de más), los disturbios fueron mucho mayores y más salvajes que cualquier otro concierto previo de la banda. Los fans destrozaron el lugar y el equipo de la banda, habiendo cuatro heridos en el hospital. Una estimación de los daños fue de 8000 libras esterlinas. La prensa musical estaba presente y por tanto el evento se denominó el “Disturbio The Jesus and Mary Chain”. En 1985 la banda firmó un contrato con el sello Blanco y Negro donde publicaron los sencillos “Never Understand” y “You Trip Me Up” seguido casi inmediatamente de su álbum debut Psychocandy . El álbum fusiona las dos influencias principales de los hermanos Reid, las guitarras de los Stooges y la Velvet Underground, y el Pop de los Beach Boys y Phil Spector por otra. Durante la grabación el grupo usó drogas como las anfetaminas y el LSD, lo que influyó en el sonido. El álbum recibió casi unánimemente críticas positivas, y se considera actualmente un hito del Noise pop y precursor del Shoegazing. El grupo no pudo mantenerse al margen de los problemas, fueron expulsados de las oficinas de Blanco y Negro luego de una pelea y en Alemania los hermanos Reid fueron arrestados por posesión de anfetaminas. Estos hechos dieron lugar a que la prensa británica los comparase a menudo con los Sex Pistols. Al igual que ocurriera con el Anarchy Tour de los Sex Pistols, durante la gira de 1985 también se cancelaron conciertos de Jesus and Mary Chain en algunas ciudades inglesas como Plymouth, Birmingham y Sheffield , mientras que en Glasgow el concierto fue interrumpido debido a las blasfemias pronunciadas en el escenario. Tras Psychocandy el grupo grabó y publicó el single “Some Candy Talking” cuya letra se interpretó erróneamente como una invitación al consumo de heroína y fue prohibida por las emisoras de radio británicas. Sin embargo Jim Reid lo desmintió en una entrevista en el 2005: “Some Candy Talking no tiene nada que ver con las drogas, la verdad. Era sólo una declaración hecha por un DJ de radio, lo que ha sido prohibido por las principales estaciones de radio en el Reino Unido.” Al poco tiempo, Bobby Gillespie dejó la banda para concentrarse en Primal Scream . El segundo álbum del grupo, Darklands, fue publicado en septiembre de 1987. Con este disco el grupo reduce el uso del feedback, centrándose más en las canciones en sí. El álbum fue grabado en la práctica por los hermanos Reid, el batería fue reemplazado por una caja de ritmos. Incluso este álbum recibió críticas positivas de la mayoría de revistas de musicales inglesas. La gira de 1987 se llevó a cabo sin batería, con pistas de batería pregrabadas. Las actuaciones no tuvieron mucho éxito, lo que hizo tomar a los dos la decisión de volver a la formación tradicional. Durante los siguientes años se suceden los cambios de bajista y batería en la banda. La mala reputación del grupo en sus conciertos reapareció de nuevo en Toronto en noviembre de 1987 , donde Jim Reid golpeó a dos espectadores con el eje del micrófono. Reid fue arrestado y pasó una noche en la cárcel. Más tarde fue absuelto, tras haber accedido a donar £ 500 a la caridad. El tercer álbum, Automatic se publicó en septiembre de 1989, con una presencia masiva de sintetizadores y teclados, no recibió las críticas favorables de los dos anteriores trabajos. En 1990 la banda lanza el EP Rollercoaster. En 1992 la banda lanzó el single Reverence con el que regresa a su sonido original. La canción fue prohibida en la radio estadounidense por considerar la letra potencialmente ofensiva (I wanna die just like JFK, I wanna die in the USA… I wanna die just like Jesus Christ, I wanna die on a bed of spikes, “Quiero morir como JFK, quiero morir en los EE.UU. … Quiero morir como Jesucristo, quiero morir en una cama de espinas”). El single fue seguido por el álbum Dead Honey (1992), con un sonido más bailable. Luego de la gira en apoyo del álbum el grupo vuelve al estudio para grabar su quinto álbum, el acústico Stoned & Dethroned , publicado en 1994, pero que resulto decepcionante.Tras la publicación del recopilatorio Hate Rock n’Roll en 1995, el grupo deja Blanco y Negro para firmar con la discográfica independiente americana Sub Pop. Con este sello publican su siguiente álbum Munki en 1998, un álbum en el que ya se nota cierta división entre los hermanos Reid, algo premonitorio de lo que ocurriría el año siguiente. A pesar de la separación oficial se produjo en octubre de 1999 , el año anterior había señales de que las relaciones dentro del grupo no eran buenas. El 12 de septiembre de 1998 William tuvo una discusión en el autobús de la gira con el guitarrista Ben Lurie antes de la actuación en Los Ángeles House of Blues. Jim Reid apareció aparentemente ebrio e incapaz de pararse o cantar. William abandonó el escenario luego de 15 minutos y la actuación culminó. El grupo terminó las fechas de la gira en los EE.UU. y en Japón sin William, y desde este punto, estaba claro que el grupo ya no existía. Inmediatamente después de la separación, William Reid comenzó su carrera en solitario bajo el nombre de Lazycame, mientras que Jim Reid fundó Freeheat , aunque ninguno de ellos tuvo un gran éxito. En el 2003 la banda tuvo un nuevo momento de la fama debido a que su canción “Just Like Honey” fue incluido en la banda sonora de la película Lost in Translation de Sofia Coppola . El 11 de julio de 2006 cinco discos fueron reeditados por Rhino Records : Psychocandy , Darklands , Automatic , Honey’s Dead y Stoned & Dethroned . Cada álbum fue lanzado con un DVD que contiene tres clips de vídeo de canciones contenidas en el álbum en sí. En el 2007 el grupo volvió a reunirse, y se presentaron en una serie de festivales realizados en Europa dando a conocer que habían vuelto. En declaraciones a la revista Uncut, Jim Reid, anunció que el grupo estaba trabajando en las temas para un nuevo álbum, el cual lleva por titulo Damage and Joy y fue lanzado el 24 de marzo del 2017. Actualmente están de gira y se presentaran en Rusia (17 de mayo), Polonia (18 de mayo), Alemania (21 de mayo), Reino Unido (22 de mayo y 22 de junio), Italia (23 de mayo), Francia (1, 26 y 27 de junio ), Holanda (23 de junio). Por lo visto, tienen mucho que recorrer… y ofrecer.

BMW M1: Clásico es desearte

BMW M1Uno de los deportivos más fascinantes de finales de la década de los 70, es sin duda alguna, el BMW M1. Con 1,14 metros de altura, motor central, 277 CV de potencia y una velocidad máxima de 260 km/h, vino al mundo con el nombre de E26. En 1972 se creó BMW Motorsport GmbH, una subsidiaria de la marca alemana enfocada en el mundo de la competición. Al principio, esta compañía centró sus esfuerzos en modificar modelos de serie para convertirlos en coches de carreras. Sus primeros éxitos fueron el BMW 2002 y el BMW 3.0 CSI. El proyecto E26 nació en 1976, cuando BMW Motorsport GmbH se planteó construir su primer modelo exclusivo, un vehículo preparado para la competición en los Grupos 4 y 5 de la época. Según la normativa del Grupo 4, era preciso que cada modelo tuviera el respaldo de una mínima producción de serie: 400 unidades construidas en dos años. El E26 tendría que ser un vehículo que se pudiera matricular y circular “civilizadamente” por las calles. La idea era muy ambiciosa pero BMW Motorsport GmbH no disponía de la infraestructura adecuada para acometer el proyecto y la firma alemana llegó a un acuerdo con Lamborghini. El diseño fue obra de Giorgio Giugiaro, sobre la base del BMW turbo con puertas de “alas de gaviota” de 1972, creado por el diseñador de BMW Paul Bracq, con el Giugiaro colaboró activamente para crear el BMW Serie 6 Coupé. Para el propulsor hubo varios candidatos, llegándose a barajar la opción de un 10 cilindros en V (M81), aunque finalmente la elección del motor recayó en un 6 cilindros en línea (M88), basado en la experiencia acumulada de BMW en las carreras CSI. En la primavera de 1977, la firma alemana confirmó lo que era un secreto a voces: la fabricación de un súper-deportivo que bautizó como BMW M1. En 1978, el modelo hizo su primera aparición pública en un programa de televisión de la cadena alemana Canal 2, en hora de máxima audiencia. La repercusión fue enorme. En otoño de 1978, durante la celebración de la 64 edición del Salón del Automóvil de París, el BMW M1 fue exhibido con un éxito rotundo, fue la estrella indiscutible del evento. El precio de salida del BMW M1 fue exactamente de 100.000 marcos alemanes. Para hacernos una idea del poder adquisitivo de aquella cantidad en 1978, con ese dinero podías adquirir 4 modelos de gama alta de la firma alemana. En su versión comercial, el BMW M1 era un deportivo de primer nivel, de los más rápidos de su época. Su motor de 6 cilindros en línea, de 3.500 cc y 277 CV de potencia, le permitían acelerar de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos. Podía alcanzar una velocidad máxima de 264,7 km/h. Como podéis imaginar, el BMW M1 se construyó por y para la competición. La versión “de calle” no distaba mucho de las especificaciones del modelo destinado al Grupo 4, con la salvedad de la suspensión, que siendo prácticamente idéntica respecto de la geometría y el uso de amortiguadores de gas, tenía ciertas concesiones de cara al confort. Curiosamente, este modelo no atesora un gran palmarés deportivo, sin embargo, gracias a una iniciativa de Bernie Ecclestone y Max Mosley, la competición Procar, el BMW M1 se hizo muy popular. Como Lamborghini no pudo cumplir con su parte del compromiso adquirido con BMWMotorsport GmbH para construir el M1 y la necesidad de fabricar 400 unidades en dos años puso en un serio aprieto a la marca alemana. Finalmente, se optó por una solución un tanto compleja, aunque se consiguió el objetivo. El bastidor lo construía Marchesi y de la carrocería de plástico reforzado con fibra de vidrio, se encargaba T.I.R., ambas ubicadas en Módena (Italia). De ahí, pasaban aItalDesign, la empresa del diseñador Giorgio Giugiaro, donde se ensamblabas las dos piezas y se añadía el equipamiento y revestimientos interiores. Los componentes mecánicos se montaban en Stuttgart. Baur, una firma alemana especializada en construir autobuses, se encargaba de esta parte del proceso de construcción. Así que cada unidad, antes de ponerla en marcha por primera vez, tenía tras de sí un buen bagaje de kilómetros. A consecuencia del retraso en la producción por lo comentado, la homologación para el Grupo 4 corría peligro y había presiones para que el BMW M1 estuviera en los circuitos. Jochen Neerpasch, director de Motorsport GmbH, junto con Bernie Ecclestone y Max Mosley, inventaron la competición Procar. La competición Procar, aun teniendo detrás una sutil inspiración comercial, fue una buena idea de cara al espectáculo. Estas carreras se celebraban previamente a la mayoría de los Grandes Premios de Fórmula 1 disputados en circuitos europeos en las temporadas 1979 y 1980. En aquellos Grandes Premios en los que se intercalaba una carrera Procar, la clasificación para la carrera de Fórmula 1 se celebraba los viernes y la carrera Procar en sábado. Los 5 pilotos más rápidos del viernes competían contra 15 especialistas en turismos, con coches prácticamente idénticos. Este fue el gran aliciente (y el morbo) de la serie Procar. La edición de 1979 la ganó Niki Lauda y la de 1980, Nelson Piquet. El modelo Procar de la BMW M1 se diferenciaba fundamentalmente de la versión “matriculable” por el motor. El propulsor M88 original de 6 cilindros fue modificado hasta alcanzar una potencia que rondaba los 470-490 CV. La potencia extra, el peso aligerado hasta los 1.020 kg y la caja de cambios con marchas más largas, le permitían alcanzar velocidades punta de 310 km/h. El BMW M1 se construyó según la normativa del Grupo 4 y además de ponerse a disposición de los cinco pilotos de Fórmula 1 en la competición Procar, se vendía directamente de fábrica listo para competir por 150.000 marcos alemanes. Varios equipos de competición adquirieron el M1 en estas condiciones, entre ellos Ron Dennis (GB) y Osella (IT). Alguno de vosotros podrá preguntarse por qué la competición Procar duró sólo dos temporadas si era tan popular. También por qué el BMW M1 no tuvo continuidad dentro del Grupo 4. La respuesta es sencilla, el M1 fue homologado para competir el 1 de abril de 1981 y la normativa cambió sólo nueve meses después, haciendo virtualmente imposible que el M1 siguiera compitiendo. La normativa del Grupo 5 en aquellos años establecía una única restricción, podían competir coches de serie especiales, derivados de coches homologados para competir en otras categorías. El primer BMW M1 Grupo 5 disponía de un motor atmosférico con casi 500 CV. Los preparadores fueron desarrollando la aerodinámica del coche y el motor llegó a tener casi 1.000 CV empleando dos turbocompresores. Schnitzer, preparador alemán considerado el mejor especialista en BMW de la época, desarrolló el M1 Grupo 5 más potente del campeonato alemán. Con un bastidor especialmente reforzado y carrocería de kevlar, conducido por Hans Joachim Stuck, hijo del legendario Hans Stuck, ganó en Nürburgring y en Salzburgring. Como sato curioso, la fama alcanzada por este coche inspiro en 1979 al ídolo del Pop Art Andy Warhol, quien pintó directamente sobre la carrocería de un BMW M1 una de las obras de arte rodantes más exclusivas, caras y rápidas del mundo. El BMW M1 Art Car compitió en las 24 Horas de Le Mans con el número 76, terminando en sexto lugar. Han pasado varias décadas desde su salida al mercado y el BMW M1 se ha convertido por derecho propio en un mito del automovilismo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: