Posts Tagged ‘ Fotografía ’

KODAK SMILE CLASSIC: Revive la nostalgia de imprimir tus fotos

kodak smile classicAunque durante décadas Kodak fue sinónimo de película fotográfica (y cinematográfica), en la actualidad es una de las marcas que se aferran a permanecer con vida en plena era digital. La compañía fundada en Nueva York en 1889 no ha pasado sus mejores años últimamente, pero busca resurgir y lo hace a través de un recurso que, al parecer, le está funcionando a marcas ‘clásicas’: las licencias. Y, es que pese a que durante gran parte del siglo pasado, la compañía Eastman Kodak llevó el mundo de la fotografía al consumo masivo -al año se compraban, usaban y revelaban millones de rollos fotográficos de 35 mm-, con el paso del tiempo esto cambió y no supo adaptarse en su momento a la evolución tecnológica y la llegada de las cámaras digitales. Se trata de la línea Smile desarrollada en conjunto con la compañía C+A Global que, como rasgo distintivo cuenta que apuesta por un diseño muy retro con el logo y colores muy característicos de la marca. De tal forma, estas cámaras combinan la tecnología contemporánea como un sensor de 10 megapíxeles y una pantalla LCD para visualizar la toma que se quiere capturar para después imprimir fácilmente. Pero, a diferencia de otras cámaras que imprimen al estilo original de las Polaroid, en este caso se requiere de un dispositivo complementario que forma parte de la línea; Kodak Smile Classic y Kodak Smile, ambas compatibles con la impresora digital Smile por medio de una tarjeta microSD. Precisamente, la primera de las nombradas, que pretende traer de vuelta la nostalgia y de la que nos ocupamos en esta oportunidad, luce como modelo antiguo, pero es totalmente digital. Entre sus novedades, esta cámara incorpora un sensor de 16 megapixeles, temporizador de 10 segundos y la posibilidad de adquirirla en cuatro colores. Además tiene conectividad Bluetooth y batería recargable. Las fotos pueden imprimirse mediante papel especial de 3.51×4.25 pulgadas y el dispositivo permite que cargues hasta 35 láminas en cada ocasión. Algo interesante es que el papel tiene más funciones. Además de imprimir tus fotos viene con la posibilidad de ser una pegatina y a esto debes sumarle que incluye tecnología grabada que permite que actúe como una superficie capaz de reproducir realidad aumentada. A través de la Kodak Smile App, podrás capturar una foto, asignarle un video y permitir que tus amigos que tengan el app vean la foto y descubran la historia detrás de cada una de ellas. Aunque no se dieron fechas de su lanzamiento oficial al mercado, al ser presentada en el marco de la CES 2019 es probable que la veamos en algún punto de este año. Este sería un producto más con el que a marca busca seguir con vida apelando al engagement que aún cuenta con un segmento de la población. Recordemos que la nostalgia es un recurso muy efectivo en marketing al que recurren las firmas para recuperar viejos modelos de productos, diseños o estilos, incluso marcas. En el caso de Kodak la hemos visto a través de un licensing con la compañía ARCHOS para una línea de tablets, una una cámara Super 8 presentado hace unos tres años e incluso una criptomoneda. Una estrategia similar que hemos visto en Polaroid, que la vemos plasmada en smartphones y smart TV, o Atari que está intentando regresar con una consola retro y un Smart Watch dirigido a gamers.

Anuncios

POLAROID ONESTEP + i-TYPE 2018: Una clásica de toda la vida

POLAROID ONESTEP + i-TYPEComo sabéis, Polaroid es una de las firmas más prestigiosas en lo que a fotografía se refiere. Tienen una seña de identidad propia que se ve reflejada en cada uno de sus productos. Por lo visto, parece que han decidido adaptarse a los tiempos que corren, y su nueva creación da fe de ello. Si hace un año Polaroid presentó su OneStep 2, en el 2018 la compañía americana decidió actualizar su instantánea clásica con nuevas adiciones de conectividad móvil para aumentar las posibilidades creativas con la nueva OneStep + con cámara i-Type. Presentada en el IFA 2018 realizado en Berlín, la instantánea está inspirada en el modelo original de la OneStep de 1977. Su diseño no deja lugar a dudas y la franja con los colores del arcoiris nos muestran que estamos ante una auténtica cámara Polaroid. El dispositivo cuenta con una cámara de alta calidad, perfecta para obtener un estilo vintage con calidad de detalle. La versión OneStep+ ha sido mejorada integrando conectividad bluetooth además de una nueva batería recargable por conexión micro-USB. Se puede conectar un smarphone con la cámara mediante la app de Polaroid Originals (disponible para iOS y Android) ofreciendo “más formas de jugar”, como dice la compañía. Con la app, podrán controlar varios aspectos de toma como: Disparo remoto, temporizador, doble exposición, larga exposición para pintar con luz, disparador activado por sonido y modo manual. La app también tiene algunas funciones adicionales como escaneador de imágenes y funciones sociales para compartir contenido. La cámara cuenta con un objetivo fijo de 106 mm de distancia focal con ángulo de visión de 40°; su diseño permite hacer capturas de acercamiento y autorretrato desde los 30 cm de distancia. Es compatible con la película tipo 600 y la i-Type de Polaroid. Cuenta con una batería de 1100mAh que le da el aproximado de 60 días de autonomía. Tiene un peso de 493 gramos y unas dimensiones de 150 mm de largo, 111 mm de ancho y 97mm de alto. Cuenta con un flash de descarga integrada. También cuenta con controles manuales para controlar la exposición si no se quiere o puede manejar con el móvil. ¿Y qué hay del precio? Ya se encuentra totalmente disponible y por un precio de 159,99 euros en su página oficial. Si eres nostálgico y amas la fotografía, ya estás tardando en hacerte con una de las nuevas Polaroid.

 

AGFA CLICK: Cámaras sin fronteras

AGFA CLICKImprescindible en cualquier colección de cámaras antíguas, la Agfa Click fue fabricada durante los años 70. Las fotografías que realizaba eran en formato cuadrado, similar al de las cámaras de 126. Para su correcto funcionamiento, necesitaba dos pilas PX625 que alimentaban el fotómetro. La cámara era de lo más básica ya que no tenía ningún tipo de posibilidad de elegir velocidad de obturación ni apertura de diafragma. Simplemente era cargar y disparar. Además tenía la posibilidad de acoplarle un flash tipo cubo. Hay que agregar además que la Agfa Click utilizaba una película de 35 mm con el sistema de carretes Rapid. Cabe destacar que este sistema apareció en 1964 para competir con los carretes 126 de Kodak. La película era la habitual de 35 mm pero iba introducida en unos cartuchos especiales de metal. Comparada con el sistema habitual de 35 mm el sistema rapid era mucho más sencillo de cargar en la cámara. El funcionamiento era el siguiente: Se compraba uno de los cartuchos de metal que contenía la película, se metía a un lado de la cámara y el extremo de la película simplemente se introducía en otro cartucho vacío que había al otro lado. Una vez terminado no era necesario rebobinar, el cartucho vacío ahora estaba lleno y listo para llevarlo a revelar mientras que el que se había comprado ahora estaba vacío y se usaba como receptor de la próxima película que uno comprara. Esto tenía otra ventaja y es que, si por accidente se abría la cámara, ni la película expuesta ni la virgen se echaban a perder. Como podéis imaginar, con estas características, el diseño de la cámara era sencillo, pero proporcionaba a su vez una sensación de robustez que combinada con ese aspecto tan retro lo cual daba como resultado una cámara de lo más atractiva. Como curiosidad, la película utilizada en los carretes Rapid es la misma que las recientemente descontinuadas de 35mm. Es por ello que hoy en día, todavía se pueden seguir usando estas cámaras y su precio por lo demás, es de lo más económico, por lo que no habría ningún problema de hacerte con una de ellas.

FUJIFILM X-T100: Muéstrame tu mundo

Fujifilm X-T100Los rumores de los últimos días se han confirmado y Fujifilm hizo oficial el lanzamiento de una nueva cámara sin espejo a la serie X: la nueva Fujifilm X-T100 (no confundir con la X100T). Se trata de una cámara que abre una nueva gama (la más sencilla de las X-T), con su sello de identidad en cuanto a su diseño retro, propio de la serie X, llega con un tamaño muy comedido y tecnología para llegar a un mercado amplio, que busque una cámara para todo, pequeña y, también, bonita. Se trata de un modelo sencillo y asequible en aras de atraer a un público que busca algo diferente a una réflex común, con mejor diseño pero sin renunciar a prestaciones de última tecnología en fotografía digital. Así, encontramos que llega con un sensor de 24,2 megapíxeles (mismo CMOS de la también sencilla X-A5), función avanzada de reconocimiento de escena automático, con pantalla táctil de ángulo variable, visor electrónico y también conectividad a través de Bluetooth (de bajo consumo). La X-T100 presume de ligereza y pesa solo 448 gramos, pero sin renunciar a una construcción sólida, con revestimiento de aluminio anodizado y un aspecto cuidado y elegante. Precisamente su diseño marcadamente retro es uno de sus puntos fuertes, porque se presenta con variedad de opciones: plateado oscuro, negro y dorado champagne. Además, encontramos que incluye tres diales en su parte superior, siendo similar la serie X-T. Según cuentan desde Fujifilm este nuevo modelo incorpora un sistema de autoenfoque con detección de fase y un algoritmo de nuevo desarrollo para lograr un AF inteligente y veloz. También incorpora el modo SR+ Auto mejorado para combinar reconocimiento de escenas y sujetos. Se ha optimizado su autonomía y permite alcanzar hasta 430 capturas con una carga completa de la batería. Su objetivo habitual en el kit será el XC15-45 mm F3.5-5.6 OIS PZ, pero se puede usar cualquiera del catálogo de la montura que ya asciende a un total de 26 objetivos, entre ópticas de focal fija y zooms. Con su enfoque a usuarios de todo tipo, no podían faltar los modos de simulación de película (11) y variaciones de los filtros avanzados (17) para los que gusten de aplicar estilos creativos y aprovechar las diferentes reproducciones de color que ya hemos visto en modelos anteriores, y tan propios del fabricante. En cuanto a su coste y disponibilidad, su precio de lanzamiento es de 699 euros y estará en las tiendas a partir de este lunes 18 de junio en negro, plateado oscuro y dorado champagne.

ROLLEIFLEX INSTANT KAMERA: La vintage clásica resucita con el poder de las instantáneas

ROLLEIFLEX INSTANT KAMERAComo sabéis, una de las cámaras clásicas más populares dentro del mercado fotográfico es la Rolleiflex. La casa alemana sabe que muchos ansiamos tener una de ellas en nuestra colección, y es por eso que ha lanzado una campaña de crowdfunding, mediante Kickstarter, para traerla de vuelta… pero con un concepto distinto. En efecto, la cámara de Rollei revive, de alguna manera, celebrando los 90 años desde que salieron los primeros modelos en 1927. Aunque la fábrica original fue subastada en el 2015, el espíritu de creación y de los fotógrafos entusiastas le da vida a este proyecto. Gracias a los entusiastas, los técnicos y otros desarrolladores de cámara, esta idea cobró vida. Esta cámara cuenta con el sistema de doble lente reflex característico del modelo original. Lo que cambió principalmente fue que el diseño no cuenta con un sistema de carrete fotográfico, sino que cuenta con un sistema para captura de instantáneas de Fuji tamaño 54 x 86. También cuenta con un flash electrónico con control de emisión y medición de ambiente. Y, quizás, lo mejor es que es una instantánea con control de foco y apertura, lo que dará para obtener nuevos estilos de toma en este formato. Como reporta DPReview, la campaña de Kickstarter ya ha recolectado aproximadamente 150.000 euros de la meta de 21.000 que puso la compañía. Los usuarios pueden aportar 340 euros para asegurar un modelo, y a medida que se acaben crecerá el precio hasta 389 euros. Los usuarios que respalden el proyecto pueden esperar la llegada de sus cámaras en octubre de este año, según estima la compañía.

FUJIFILM X-A5: Retro por fuera y nueva por dentro

Fujifilm X-A5Fujifilm acaba de presentar la nueva X-A5, una cámara sin espejo (también conocida como CSC o EVIL) que se une a la serie X que protagoniza la gama de entrada del catálogo del fabricante. Esta nueva Fujifilm X-A5 reemplaza a la X-A3, y es la cámara sin espejo más pequeña y ligera de la serie lanzada al mercado hasta la fecha. Mientras que las especificaciones y posibilidades de los modelos X-T2, X-T20 y X100F hacen que a los entusiastas de la fotografía se nos caiga la baba, Fujifilm no ha olvidado el sector más casual. del mercado renovando una de sus cámaras más bonitas que recuerda a las clásicas cámaras de fotos que se usaban en los 80. Envuelto en un cuerpo retro de lo más elegante, nos encontramos con un sensor de imagen APS-C de 24.2 megapíxeles (con un filtro de color Bayer), enfoque automático de detección de fase, transferencia automática de imágenes por Bluetooth y grabación de vídeo en calidad 4K. Todavía tiene una pantalla táctil capaz de inclinarse 180 grados que permite fotografiar escenas desde casi cualquier ángulo y entre sus principales novedades encontramos un conector para micrófono, un claro guiño para todos los youtubers que busquen una cámara económica pero con grandes prestaciones. Además, cuenta con una amplia variedad de modos de película, con 11 opciones para adaptarse a una amplia gama de temas, desde retratos hasta paisajes. El sector más profesional, no obstante, seguro que se fija más en otras características de la cámara como la lente que acompaña a la Fujifilm X-A5. Se trata de un objetivo XC15-45mm f / 3.5-5.6 OIS PZ es el primer lente motorizado de esta línea de la marca, convirtiéndose en la opción de zoom más compacta y liviana para el usuario. Sin ir más lejos pesa solo 136 g (4,8 onzas) y cuenta con una distancia focal de 15 mm. En cuanto a su precio y disponibilidad, la nueva Fujifilm X-A5 ya está a la venta por 599.95 dólares. Si lo deseas también puedes comprar el objetivo de forma independiente por 299.95 dólares.

KODAK PRINTOMATIC: Lo retro se reinventa

Kodak PrintomaticPresentado oficialmente en el CES 2018 realizado en Las Vegas, Kodak nos sorprende con una nueva cámara instantánea llamada Printomatic, un proyecto con el que espera seducir al mercado con el lanzamiento de una instantánea con una resolución de 10 megapíxeles que permite imprimir fotos en color o en blanco y negro directamente desde el cuerpo de la cámara. El director de marketing de Kodak, Steven Overman, aseguró al momento de su presentación: “Kodak Printomatic es una cámara fotográfica contemporánea, con un equilibrio perfecto entre lo digital y lo análogo; es una herramienta accesible para todas las personas que aman guardar un recuerdo tangible y colorido de un momento”. Como sabéis, la Eastman Kodak Company, mayormente conocida como Kodak es, (fue) una de las grandes empresas del mundo fotográfico. Nació en el año 1888 y reinó hasta las últimas décadas del siglo pasado cuando no se supo adaptar al mundo digital. Vendió patentes, intentaron reflotar la empresa como pudieron, pero finalmente, en el año 2012, la empresa fue declarada en quiebra. La manera de mantenerse a flote es ofrecer productos propios muy exclusivos y licenciar su nombre en otros productos algo más asequibles como es el caso de la Kodak Printomatic, la cual produce imágenes resistentes al agua de 5,08 x 7,62 cm. (2 X 3 pulgadas), imprime en papel fotográfico KODAK ZINK que se comercializa en paquetes de 20 o 50 hojas. Kodak la vende como una “point-and-shoot” asegurando que la velocidad de la cámara le permite tomar una nueva foto mientras imprime la foto anterior. Está disponible en amarillo o gris, tiene flash incorporado, un slot para tarjetas SD, conexión USB, y sale a la venta con un precio de 69,99 dólares, unos 58,5 euros.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: