Posts Tagged ‘ Sony ’

SONY ERICSSON T68i: Un equipo que ayudó a definir el concepto de smartphone

SONY ERICSSON T68iLa historia de este teléfono comienza cuando Ericsson decide hacer un equipo que marcara un antes y un después en el mercado de la telefonía móvil; necesitaba ser la consolidación de los conceptos que circulaban en aquel entonces. Fue en el 2001 cuando comenzaron a realizarse los primeros prototipos de un teléfono que cumpliera las siguientes características: Equipo Accesible (en cuanto a costo); Pantalla A Color (cosa que en ese entonces sólo Siemens había probado con el S10); Integración de tecnologías emergentes como Bluetooth; Cámara de Fotos (tal como lo había hecho Ericsson hace un par de años con la Communicam MC-10); Navegador WAP y GRPS. Lo suficiente para navegar en sitios móviles y recibir correos. Como sabéis, Ericsson estaba comenzando la Joint Venture con Sony para formar Sony Ericsson, por lo que era muy probable que cuando el equipo estuviera finalizado, se pudiera vender bajo aquella marca. Sin embargo, el destino quiso otra cosa y el equipo vio la luz con el nombre de Ericsson T68m en la navidad del 2001. Quien tuviera ese equipo en las manos, sabía que tenía un gran pedazo de historia. Era un equipo integro: tenía un excelente acabado en diseño y funcionalidades que nunca se habían visto en un sólo teléfono: Un navegador WAP: Que permitía navegar usando GRPS en páginas diseñadas para móviles, o sencillamente en páginas livianas de internet. Podías descargar imágenes, juegos, etc; Pantalla a color: 256 colores de 101 x 80 pixeles. No era la gran cosa, pero para ese entonces era lo último de la tecnología; Bluetooth: Sin duda el aspecto más atractivo e interesante del equipo que lo catapultó a la cima. Si bien ya habían otros Ericsson con soporte Bluetooth, este además traía como opción el poder enviar archivos y sonidos (grabaciones de voz) y tenía soporte para manejar un auto de juguete (aunque eso en realidad fue cuando se comercializó bajo el nombre de Sony Ericsson); Infrarrojo: Ericsson sabía los computadores portátiles se estaban prefiriendo por sobre los equipos de sobremesa, es por eso que decidió añadir el infrarrojo, ya que los laptops (notebooks) de aquel entonces acostumbraban a traer infrarrojo incorporado; Cámara (externa… pero tenía cámara): Cámara con posibilidad de tomar 10 fotos VGA. La maravilla se llamaba Communicam y estaba perfectamente diseñada. Ya cuando dieron el “vamos” al Joint Venture (2001), el equipo recibió un retoque en su diseño y fue comercializado (anunciado en agosto del 2002) bajo el nombre Sony Ericsson T68i. Resultaba raro no ver el logo oficial en el equipo, y en ese entonces se limitó a contener como rasgo característico la tipografía. En equipos posteriores se puede ver que si se incluyó el logo, por ejemplo en el T300 y en la P800. Pero ¿por qué ayudó a definir el concepto de teléfono móvil? Es difícil de explicar, ya que uno como público sabe que lo hizo pero aún así demostrarlo a veces resulta un poco engorroso. Empecemos desde afuera hacia adentro. El T68 demostró que los teléfonos no tenían que ser gordos y difíciles de usar como en aquel entonces, ya que existía tecnología de sobra para construir un equipo que fuera estéticamente deslumbrante y potente en cuanto a características. Era un diseño que tenía un gran aire a lo que Apple estaba haciendo por ese entonces con sus dispositivos; de hecho no es casualidad que este equipo fuera preferido por los amantes de la manzana; ambos hacían equipos con diseños armónicos, finos y agradables para el usuario. Hay quienes lo recuerdan, pero por ese entonces se convivía con los equipos Nokia que no eran tan agradables en su diseño, y eran tildados de “ladrillos”. En cuanto a “funcionalidad del equipo” resultó dejar en claro que había alguien muy visionario detrás de la construcción ¿Por qué decidió agregar Bluetooth y permitir añadir un montón de perfiles?. En ese entonces gracias a esa tecnología se podía hacer tethering (anclaje de red)… si, escuchaste bien, podías usar el internet GPRS del T68 en tu computador. Otro punto importante fue el gran éxito al presentar el terminal móvil como un organizador personal: el equipo contaba con calendarios, agenda, alarmas, y un cliente de email con el que podías estar conectado. Lo mejor de todo es que se hizo muy conocida la palabra Sincronización. Dentro de otros aciertos está la cámara. La cual tenía un software que permitía ver en tiempo real lo que la cámara estaba capturando. Recordar que en ese tiempo las cámaras sólo permitían tomar fotos sin ver lo que estabas capturando en el display del equipo. Volviendo al ámbito del diseño, un gran merito fue incluir un joystick de desplazamiento. Fue lo mejor que se les pudo haber ocurrido porque con un pulgar bastaba para poder controlar el equipo. Además el menú de cuadrícula que ofrecía en ese entonces era muy poco conocido, pero fue bastante intuitivo y podía ser usado por cualquier persona. Si bien el T68i era un equipo bastante completo para esos años, tenía algunas deudas pendientes, cosa que fue saldada con creces por sus hermanos, pero eso ya es otra historia.

IT’S OK: El mítico walkman está de regreso (esta vez con Bluetooth)

IT’S OKInspirados en el icónico reproductor de música que Sony presentó en el año 1979, el Walkman, un equipo de diseñadores chinos desarrolló un artefacto que impacta a quienes recuerdan con nostalgia los años ochenta, pero con tecnología del siglo XXI. Muchos vivieron la llegada a sus bolsillos. Este dispositivo, para los que no saben lo que es, consistía en un reproductor de cintas magnéticas que se podía llevar en el bolsillo como los MP4 o los smartphones de ahora. Sin embargo, su espacio estaba más limitado a unas pocas canciones o pistas de audio que podías grabar con el propio dispositivo. Han pasado cerca de 20 años desde que éste evolucionó al discman, que fue relegado por el MP3. Pasado al olvido, el walkman regresa, pero dotada de nueva tecnología. En efecto, el reproductor de música It´s OK se denomina a sí mismo como el primer reproductor de cassette con bluetooth 5.0, esto se traduce en que el usuario puede disfrutar de la música utilizando auriculares o parlantes inalámbricos. Lo anterior es una opción, ya que esta cassetera también es compatible con los auriculares convencionales gracias a su puerto de entrada de 3.5 milímetros. “It’s OK es el primer reproductor de cassetes del mundo que utiliza la tecnología Bluetooth 5.0. En comparación con la generación anterior, Bluetooth 4.2, la velocidad de transferencia y el volumen de Bluetooth 5.0 es más rápida y mayor. Además, la distancia de transferencia ha mejorado, extendiendo el rango de recepción de It’s OK para brindarle más comodidad al disfrutar de la música”, comunicó Ninm Lab, el equipo detrás del desarrollo de este producto. Otra de las características de este dispositivo es que graba sonidos de forma análoga. Para esto, el usuario deberá introducir en la cassetera una cinta en blanco, oprimir el botón de ‘grabar’ y acercar el micrófono incorporado del artefacto a la fuente de sonido. Cabe resaltar que la compañía entrega este producto con una cinta en blanco que le brinda al usuario 60 minutos de grabación. La intención de esta funcionalidad es que las personas, al tener una limitación de tiempo, puedan grabar en esa hora cosas que son verdaderamente significativas para atesorarlas o coleccionarlas. El It´s OK tiene cinco botones (reproducir, avanzar, retroceder, detener y grabar) y funciona con un par de baterías AA. El sonido que reproduce es monoaural, reforzando así la esencia clásica del primer Walkman. En cuanto a su diseño, las medidas de este artefacto son de 118 milímetros de ancho, por 84 milímetros de alto y 33.5 milímetros de espesor. Su peso es de aproximadamente 152 gramos, sin baterías. Otra de sus características físicas es que emplea el plástico como material de fabricación, viene en tres colores (rosa, blanco y azul) y parte de su cubierta es transparente, para que la persona pueda ver cómo la cinta da vueltas mientras se reproduce. Sin duda, se trata del reproductor portátil perfecto para los amantes de lo retro. Se estima que estará disponible para diciembre del 2019 a un coste de 58 euros. Aún estás a tiempo para sacar tus casetes favoritos y lucir tu IT’S OK con mucho estilo. (Por cierto, he decidido ilustrar la nota con un walkman sports clásico en lugar del nuevo dispositivo, porque eso de que sea transparente no termina de convencerme ¿vale?)

PLAYSTATION CLASSIC: Una versión mini de la primera consola de Sony

PLAYSTATION CLASSICParece que el tirón de la nostalgia en los videojuegos sigue existiendo y ahora es Sony la que juega una carta que nos suena en cuanto a lanzamiento de hardware. Así, tal y como vimos con Nintendo con la NES Classic mini y la SNES mini, llega el turno ahora de recuperar otra consola de antaño. Atentos, amantes de las PlayStation, porque Sony presenta la PlayStation Classic, que llega en un formato más compacto y con títulos míticos dirigidos a enamorar a los fans del producto. El anuncio lo ha llevado a cabo la compañía mediante una entrada en su blog y un vídeo en el que se resume el espíritu y parte de las características del producto. En efecto, estamos ante una versión más compacta de la PlayStation original – según afirma el propio fabricante, prácticamente la mitad del tamaño – que se podrá adquirir de forma global en todo el mundo el próximo 3 de diciembre. ¿Por qué ha elegido Sony esta fecha en concreto? Porque coincide con el lanzamiento de la PS1 en Japón hace exactamente veinticuatro años: la PlayStation original se lanzó inicialmente en su país de origen el 3 de diciembre de 1994, y en ese momento ni las previsiones más optimistas podrían adivinar el impacto del producto a lo largo de los años. El fabricante ha ideado con la PlayStation Classic un formato de consola compacto y que basta con conectar al televisor nada más sacarse de su embalaje para poder comenzar a jugar, solo o acompañado. La Classic llega, de esta manera, con todos los ingredientes para poder disfrutarse desde el minuto uno y así, el paquete incluye dos mandos -una réplica a escala de los mandos originales de la consola- y hasta veinte juegos precargados entre los que nos encontramos algunos títulos que marcaron una época como “Jumping Flash!” (1995), “Wild Arms” (1996), “Final Fantasy VII” (1997), “Tekken 3” (1997) y “R4 Ridge Racer Type 4” (1998). Todos ellos siguiendo fielmente el aspecto e imagen pixelados del momento. Según vemos en la web de Sony, la PlayStation Classic hereda toda la carga genética de la primera PS en cuanto a diseño, con el característico tono y añadiendo pequeñas variaciones en lo referente a puertos de entrada y salida. Así, un puerto HDMI y un microUSB (y los puertos para los mandos). En cuanto a los controladores, otro aspecto que vemos es que no incluyen DualShock. Tampoco incluirán el adaptador de corriente (habrá que comprarlo por separado), pero incluye un cable HDMI y un cable USB (y la tarjeta de memoria virtual). Eso sí, Sony parece plantearlo como regalo para Navidades porque estará disponible a partir del 3 de diciembre por 99,99 dólares/euros en Japón, Estados Unidos y Europa (a falta de saber los países concretos), especificando que serán unidades limitadas. De esta manera, Sony pretende seguir la estela, como hemos apuntado, de Nintendo, que sigue haciendo caja en volúmenes ingentes en este nuevo segmento para los más nostálgicos. Que nadie piense que se trata de un guiño a sus fans con más añoranza: el negocio de las consolas retro mueve millones, muchos millones.

UNA FIEBRE POR LO RETRO: Sony vuelve a fabricar discos de vinilo luego de 30 años ante la demanda global

Sony PSLX250HComo sabéis, una de las formas de entretenimiento que no paran de crecer en los últimos años y que sigue siendo de las preferidas para millones de personas, es la de la música. Ejemplo de ello es la explosión de las plataformas digitales como Spotify, Apple Music, Tidal, SoundCloud, entre otras. Para muchos, los cambios en los hábitos de consumo y la tendencia por que las personas ahora prefieren controlar lo que escuchan hicieron suponer que formatos clásicos como el CD, cassette y discos de vinilo estarían destinados a desaparecer, pero parece que el boom por lo retro les tiene deparado otro destino. Al menos para el formato de vinilo que ha tenido un repunte en los últimos años, pero recientemente parece que este mercado vuelve a tomar una posición importante en la industria de la música. Tanto que una de las trasnacionales más grandes del sector volverá a producir este tipo de discos. Se trata de Sony Music Entertainment, que tiene planes de instalar una nueva fábrica de discos de vinilo en el suroeste de Tokio, Japón. La trasnacional nipona no fabrica este tipo de discos desde hace casi 30 años, pero parece que el apetito de los coleccionistas y la tendencia de muchas bandas y artistas por lanzar ediciones especiales en este formato la motivan a regresar al mercado. Según reportes de la agencia AFP, Sony contempla iniciar la producción entre en el mes de marzo del próximo año, hecho que aprovechará para implementar diversas acciones de marketing para lanzar ediciones especiales de discos que tienen bajo su sello y EPs de colección. Sony Music Entertainment, y sus subsidiarias tienen en su catálogo discografía de grandes bandas como Depeche Mode y Pearl Jam, entre otros. La apuesta de la productora es apelar a un mercado que ha dado muestras contundentes de crecimiento. Durante la década de los noventa los discos en vinilo se fueron en picada pasando de ventas por 137 millones de dólares en 1997 a sólo 34 millones en 2006 a nivel mundial. Pero, luego de este bache motivado por la explosión del CD y, posterior a la decaída de este mismo formato, los discos también conocidos como acetatos volvieron a incrementarse, tendencia que se consolidó con las plataformas streaming. Durante los últimos tres años las ventas de discos de vinilo han registrado ventas considerables, en el 2014 fueron de 347 millones de dólares, pero en el 2015 se incrementaron hasta los 416 millones, según cifras proyectadas en Statista. El año pasado alcanzaron los 563 millones de dólares, de acuerdo con un reporte de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI). ¿Por qué las plataformas streaming tienen que ver con este boom? Un estudio realizado el año pasado por ICM, reveló que cerca del 50 por ciento de las personas encuestadas que compran discos de vinilo reconocieron que antes escucharon el álbum en una plataforma de música por streaming, principalmente Soundcloud o YouTube. Aunque los coleccionistas y la moda (aclaramos que no comparamos una cosa con la otra) también tienen que ver, ya que casi el 48 por ciento de las personas señalaron que no los han reproducido. De hecho, el estudio señala que muchas veces los vinilos terminan como objetos de decoración. Al final, todos estos factores han contribuido a que la industria reviva este formato tan amado por los melómanos, porque es considerado el formato de mayor calidad para grabar y reproducir música. En los últimos años grandes bandas y artistas han lanzado ediciones especiales en vinilo, como Pink Floyd, que lanzó la reedición de toda su discografía en este formato. Las ventas de vinilos en Japón rozaron las 800.000 unidades en el 2016, ocho veces más que el nivel del 2010, según datos de la industria musical nipona. Esta tendencia también se observa en otros países como Reino Unido, donde el año pasado las ventas de vinilos llegaron a superar a las de música en formato digital, o en Estados Unidos, donde se vendieron 17,2 millones de discos en el 2016.

DEL WALKMAN TPS-L2 A LA PLAYSTATION 4: 70 años de Sony

Walkman Sport SonyHoy en día es difícil llegar a los setenta en un estado saludable y con ilusión y ganas por seguir cumpliendo años y creciendo. Más aún teniendo en cuenta el vertiginoso ritmo al que se desarrolla el mercado de la tecnología, uno de los ecosistemas más voraces con las especies que forman parte de él. No es el caso de Sony, que el último sábado cumplió 70 años. Su legado es inconmensurable. La compañía ha puesto banda sonora e imagen a las vidas de numerosas generaciones con sus dispositivos y, actualmente, afronta el reto de seguir siendo referente en el entorno tecnológico. Ahora más que nunca, el gigante nipón tiene que hacer de la innovación su leitmotiv y seguir a la vanguardia del desarrollo tecnológico que está por venir. Con el mercado de los teléfonos inteligentes estancado – en el último trimestre las ventas de smartphones apenas registraron un crecimiento del 0.2%, los peores datos de la historia del sector -, la división de movilidad de Sony registró una caída del 14.7% en las ventas en el primer trimestre de 2016. En este sentido, y a pesar de que en la pasada edición del Mobile World Congress de Barcelona presentó su nueva gama de smartphones Xperia X, la firma japonesa se plantea reorientar su estrategia en movilidad hacia el mundo del “Internet de las cosas” y apostar fuerte por el desarrollo de la realidad virtual. Y será gracias las gafas PlayStation VR para PlayStation 4, la consola de sobremesa convertida ahora en el producto estrella de la compañía. Ya ha vendido 36 millones de unidades y es líder indiscutible en el sector de las consolas de sobremesa. Con este dispositivo se lanzará a la conquista de la realidad virtual. Llegará al mercado en octubre (fecha aún sin cerrar) a un precio de 399 euros. El reto es intentar regresar a la innovación de la que hizo gala en los años ochenta o noventa y como supuso en su día la llegada del Walkman o la gama de televisores Trinitron. Fue un 7 de mayo de 1946 cuando el físico Akio Morita y, su amigo e ingeniero, Masaru Ibuka se asociaron para crear la compañía Tokyo Tsushin Kogyo K.K (Totsuko). Con un presupuesto inicial de unos 1.400 euros y apenas una veintena de empleados Totsuko se dedicó en sus primeros años a adaptar radios y crear voltímetros de tubo de vacío para las oficinas gubernamentales japonesas. Sería en 1954 cuando Totsuko empezó a desarrollar las radios de transistores: el invento que posibilitó el desarrollo, a la postre, de la televisión y los semiconductores de silicio. Así, Ibuka y Morita comprendieron que el éxito de la compañía pasaba por convertirse en líderes en innovación y desarrollo y ampliar su mercado en el ámbito internacional. Para ello en 1955 decidieron crear la marca Sony, en 1958 renombrar la compañía como Sony Corporation, denominación que surge de la combinación de dos conceptos: “sonus”, término latino raíz de las palabras sonido y sónico, y “sonny boy”, que describe a los jóvenes de espíritu libre y pionero. En la década de los 50 y los 60 la compañía dinamitó el mundo del sonido y el vídeo con sus innovadores productos. La grabadora de cintas tipo G, lanzada al mercado en 1950, introdujo los conceptos de grabación, almacenamiento y reproducción; la radio TR-55, fue la primera basada en transistores y en 1957 sacaron al mercado la radio de bolsillo más pequeña del momento: la TR-63. En lo referente a vídeo y televisión los primeros grandes hitos de Sony fueron el lanzamiento de la gama Trinitron en 1968, la primera televisión en color de la historia; y el reproductor de vídeo Betamax VCR en 1975, que luchaba como alternativa al clásico sistema de video casete compacto de audio de su rival Philips. Es más, la tecnología empleada en el desarrollo de Trinitron permitió a los ingenieros de la compañía presentar un invento que se adelantó cuarenta años a su época: Sony Color Video Panel, una pantalla de 100 pulgadas pionera en la utilización de la emisión por luz que sembró el germen de las pantallas planas que hoy en día copan el mercado. Pero, sin duda, el mayor éxito de la compañía y uno de los inventos que más ha condicionado la manera de utilizar los dispositivos tecnológicos en la historia fue el Walkman (TPS-L2), que nació en 1979. Con este reproductor de música portátil, Sony sentó el precedente de la movilidad en la tecnología y abrió la puerta al desarrollo de dispositivos como el Discman D-50, el primer reproductor de CD portátil, o productos más actuales como el iPod de Apple, que supuso una revolución para la empresa norteamericana. A lo largo de sus setenta años de historia Sony ha contribuido al desarrollo tecnológico con productos pioneros e innovadores como la primera videocámara HD digital, grabadoras de discos en formato Blu-ray Disc, cámaras digitales Ciber-Shot, la gama de televisores HD BRAVIA, o las primeras televisiones Ultra HD con resolución 4K que reviven el primer modelo Trinitron. Una historia de éxito basada en el espíritu que Akio Morita y Masaru Ibuka quisieron incluir en el ADN de Sony: “esforzarse para hacer aquello que no se ha hecho nunca antes”.

SONY PS-HX500: Un tocadiscos capaz de digitalizar tu colección de vinilos

SONY PS-HX500De entre todas las novedades presentadas por Sony en el reciente CES 2016 celebrado en Las Vegas, sin duda la que llamará más la atención de los melómanos, y también de los aficionados a la música más avanzados es esta, el nuevo Sony PS-HX500. Se trata de un tocadiscos de alta fidelidad con un diseño retro y elegante, pero también con prestaciones interesantes como el previo phono integrado para conectarlo a cualquier entrada de audio o la salida USB para pasar nuestra colección de vinilos a digital y poder así escucharlos en cualquier formato. El software de conversión incluido nos permite digitalizar nuestros discos no sólo en MP3, sino también en WAV y en audio de alta resolución DSD. El nuevo Sony PS-HX500 continúa con el diseño discreto y en clave de equipo de alta fidelidad que ya mostraban otros modelos del catálogo de la japonesa. No obstante, el nuevo tocadiscos introduce un toque minimalista que le sienta muy bien y que combinará perfectamente con cualquier otro componente HiFi, como un amplificador o un reproductor de CD. Cuenta con un brazo recto que está rematado por una cápsula redondeada integrada que a su vez está diseñada para minimizar las resonancias, colocando la aguja en el eje central del brazo con el objetivo de conseguir el mejor balance estéreo. El plato que soporta el vinilo está fundido bajo presión, y su funcionamiento está basado en un sistema de correa con motor de dos velocidades. La base acústica de alta densidad y la alfombrilla de goma de cinco milímetros con cuatro pies aislantes completan el conjunto que da forma al nuevo PS-HX500. En cuanto a las conexiones, el preamplificador phono integrado nos permitirá conectar el plato a cualquier entrada de línea auxiliar de cualquier equipo de música. Este componente puede activarse mediante un interruptor por si nuestro amplificador cuenta ya con su propio previo y preferimos reservar el resto de entradas para otros reproductores. Además del habitual terminal para la toma de tierra, el panel de conexiones trasero cuenta también con un puerto USB para conectarnos a un ordenador y poder transferir así nuestros vinilos a digital. La conversión se realiza internamente en el propio tocadiscos, pudiendo escoger el formato de audio así como otros parámetros de la conversión desde el software que se entrega gratuitamente con el PS-HX500. Dentro de los formatos de audio disponibles hallaremos la opción de escoger el modo de audio en alta resolución DSD de velocidad simple o doble (5,6 MHz/1 bit; 2,8 MHz/1 bit), un formato creado por Sony para codificar audio con la máxima calidad posible y que es además compatible con muchos componentes de la familia de equipos de alta fidelidad Hi-Res de la multinacional japonesa. El proceso de grabación se realiza de forma sencilla, grabando el audio en tiempo real al ordenador y pudiendo editar después los cortes, el espacio entre pistas o los nombres de las canciones. En cuanto a su coste y disponibilidad, el nuevo Sony PS-HX500 llegará a las tiendas europeas a partir del próximo mes de abril, y su precio de venta recomendado será de 500 euros aproximadamente.

SONY ALPHA 7: Una cámara retro para tus mejores momentos

Soiny Alpha 7A pesar de que la fotografía existe desde hace muchos años, la evolución de este medio ha sido sumamente rápida y el proceso digital de imágenes es el más utilizado, sin embargo, en la mente de muchos de nosotros pervive lo análogo. Como no recordar – por ejemplo – la forma en que se carga un rollo, cómo se utiliza una cámara de estudio, o revelar una película. Con este ánimo nostálgico, muchos fabricantes de cámaras digitales regularmente lanzan nuevos modelos con diseños retro; Uno de ellos es Sony, con su Alpha 7. Esta cámara incorpora un sensor de fotograma completo, una rareza entre las CSC, y está disponible en tres versiones: A7, A7R y A7S. La A7R ofrece una increíble resolución de 36,4 MP y se ha prescindido del filtro de paso bajo para aprovechar al máximo su capacidad para captar detalles delicados. La A7 mantiene dicho filtro y tiene una resolución más modesta de 24,3MP (aun así es un 50% más que la de cualquier otra cámara del grupo).El cuerpo de la A7 es muy duradero y está construido con ligeros paneles de magnesio. Además, pese a ser un modelo de fotograma completo, es algo más pequeño y ligero que la Olympus EM-1, si bien las ópticas de la Sony son más grandes. En cuanto al peso, es de 474 gramos, bastante menos que la Nikon Df (765 g). El diseño clásico se aprecia en la rueda convencional de modo en la parte superior, un dial de compensación de exposición y el botón de disparo cromado. La sección trasera es algo más moderna y cuenta con un buen surtido de botones y ruedas. A esto se añade un visor OLED de 2,4 MP que ofrece una imagen grande y detallada, mientras que la pantalla LCD es de 3 pulgadas y tiene 921.000 píxeles. Al ser abatible resulta útil para componer las escenas, pero no es táctil. En cuanto a su rendimiento, el sistema AF híbrido de la A7 es bastante más rápido que el de la A7R (de detección de contraste), y su ‘menor’ resolución agiliza el flujo de trabajo y ofrece imágenes más limpias con ISO altos. El rendimiento y la calidad de imagen de la A7 son excelentes y la convierten en una atractiva propuesta full-frame, no solamente para todos aquellos amantes de lo retro ¿no os parece?

A %d blogueros les gusta esto: