Archive for the ‘ NOSTALGIA ’ Category

SAMSUNG SM-W2018: Vuelven los retro móviles de toda la vida

SAMSUNG SM-W2018Muy populares en su momento -¿quién no ha tenido o usado uno alguna vez?-, los teléfonos de tapa proponían un concepto innovador a nivel estilístico y al mismo tiempo de seguridad, ya que al contar con dos paneles las fabricantes podían darse el lujo de instalar un gran teclado en uno de ellos y una gran pantalla en el otro. Incluso los hubo con lujos con joysticks, botones direccionales, etc. Pero con el nuevo estándar táctil que impuso en 2007 el iPhone de Apple, su época pasó, aunque en el mercado chino fabricantes como Samsung han mantenido la producción de esta clase de móviles. Este pasado mes de agosto ya vimos el Samsung Leadership 8, que proponía un teléfono con diseño de tapa equipado con dos pantallas táctiles, una en el frontal cuando la tapa está cerrada y la que suele aparecer cuando la tapa se abre y queda escondida al cerrarse. Pero ese modelo es para este año, y los fabricantes ya deben mirar al siguiente, así que tenemos un nuevo modelo, el Samsung SM-W2018, un smartphone que ha aparecido hoy en Weibo, el Twitter chino y la mayor red social del país. Implementado también dos pantallas táctiles, la externa cuando el móvil está cerrado y la interna cuando la tapa está abierta, el Samsung SM-W2018 es todavía un misterio en cuanto a sus capacidades técnicas, pero sí se conoce que va a impresionar por su cámara trasera de 12 Megapíxeles. ¿Será Dual como la que monta en sus recientes topes de gama? No parece que vaya a serlo, aunque tampoco hace falta que sea Doble para lograr una gran calidad de imagen. Otro elemento que se ha rumoreado es que incorporará un sistema biométrico de seguridad en forma de escáner de iris, similar al que montan los modelos del Samsung Galaxy S8, Galaxy S8+ y el Galaxy Note 8. Pero no será el único, ya que el smartphone vendrá con un lector de huellas situado en la parte trasera, una pantalla AMOLED de 4,2 pulgadas y resolución FullHD yAndroid 7 Nougat como sistema operativo con interfaz de usuario propia de Samsung. Se espera que este terminal sea uno de los varios que llegarán antes del estreno a principios del 2018 del esperado Samsung Galaxy S9, que podría tener hasta tres modelos y uno de ellos en versión ‘Mini’ con pantalla de 4 pulgadas. Sea como fuere, este Samsung de momento tiene su estreno previsto sólo para el mercado chino, y además dicen que a un precio alto porque se le considera un móvil para ejecutivos en China.

Anuncios

LOS CABALLEROS DEL ZODIACO: Guardianes del Universo

Caballeros del ZodiacoSi rondáis – o ya sobrepasáis – la treintena, habéis pasado buena parte de vuestra infancia pegados a un televisor, y sois de pensar aquello de que “cualquier tiempo pasado fue mejor”, os sugiero que os sentéis cómodos u os agarréis fuerte a lo que tengáis a mano antes de leer la siguiente noticia, porque el ataque de nostalgia y el hypemás salvaje están asegurados. Sucede que nada más y nada menos que ‘Saint Seiya’ -conocida en nuestras tierras como ‘Los Caballeros del Zodiaco’ – la mítica serie de animación japonesa de Toei Animation basada en el manga homónimo de Masami Kurumada, va a recibir un remake titulado “Knights of the Zodiac: Saint Seiya” producido por Netflix y la propia Toei. En efecto, la nueva ‘Caballeros del Zodiaco’ arrancará con una primera temporada compuesta de 12 episodios de media hora cada uno, y abrazará la Saga del Santuario narrando los acontecimientos comprendidos entre el Torneo Galáctico y el arco de los Caballeros de Plata. Junto a esta información, se ha confirmado que Yoshiharu Ashino – Primer escuadrón- será el director de la serie, y que Takashi Okazak -‘Afro Samurai’- se encargará de los diseños de las armaduras de los protagonistas. Como sabéis, este shonen (anime japonés para chicos) con todas las de la ley, causó una gran afición entre los más pequeños por su historia, sus personajes y todas esas batallas épicas y fantásticas que te encantan cuando no sobrepasas más de un metro del suelo. Los Caballeros del Zodiaco contaban la historia de Seiya, un chico huérfano de una época más o menos actual que es adoptado por una organización llamada la Fundación, donde los entrenan para luchar y ser merecedores de unas armaduras basadas en las constelaciones del cielo. Aunque la historia del anime se basa principalmente en el personaje principal, Seiya, ocurren muchas más cosas alrededor que merece la pena ser recordadas. Así, sabemos a medida que pasan los capítulos que Seiya, como ya dijimos, es huérfano, y el único interés que tiene en tener la armadura es para poder encontrar a su hermana pequeña, que se perdió cuando eran aún más pequeños. Debido a esta búsqueda, Seiya consigue la armadura de Pegaso y comienza a luchar (por complicaciones, sin sentido algunas, de la trama) contra otros poseedores de armadura en diferentes campeonatos y situaciones. Cada luchador se vale del poder que le da su armadura y de su cosmos, algo así como una fuerza interior, con la cual se consigue dominar el poder de las estrellas y tener la rapidez y la fuerza suficiente para realizar los ataques especiales y únicos que tenía cada luchador. La historia continúa con idas y venidas, con la formación del grupo de los Caballeros de Bronce protagonistas (Pegaso, Fénix, Dragón, Andrómeda y Fénix) y el descubrimiento una chica llamada Saori Kido es la reencarnación de Athena, la diosa griega. Desde ese momento Athena es secuestrada y los Caballeros de Bronce deben rescatarla enfrentándose a los Caballeros de Oro, que son ni más ni menos que los signos del zodíaco. Como ya dijimos, los personajes principales son Seiya, que lleva la armadura de Pegaso, Shiryü, que lleva la armadura del dragón y que se sacrifica siempre que puede, Hyoga, que es el rubio que lleva la armadura del Cisne, Shun, el personaje andrógino que es Andrómeda e Ikki, que es el malo maloso que es Fénix. Entre este grupo de cinco personajes se centra toda la historia principal (la saga del Santuario) y entre ellos se genera una de las principales características de la serie, la amistad. Y es que pese a que la serie era de lucha y violencia, la amistad y la bondad eran uno de los pilares principales de la serie; unos pilares demasiado grandes que a veces hacían que ocurrieran situaciones absurdas e irreales… pero qué demonios, cuando tenías tu bocadillo de nocilla en la mano, molaba mil ver lo que hacían. Como todo buen anime, Los Caballeros del Zodiaco está basado en un manga, el cual tiene la misma temática y prácticamente los mismos personajes. El anime original tuvo cuatro sagas: Saga de la Armadura de Oro; Saga de las 12 Casas; Saga de Asgard; Saga de Poseidón. Al haber tenido tanto éxito, la serie ha tenido varios intentos de continuaciones. Asi como cinco películas animadas y una película con animación CG, además de varias precuelas y secuelas oficiales de la historia original. Luego de la adaptación al anime, dos series más han sido producidas: el manga titulado Saint Seiya Lost Canvas por el estudio TMS Entertainment y Saint Seiya Omega por Toei Animation. Un tercer anime producido por Toei Animation, es Saint Seiya Soul of Gold cuya emisión empezó el 11 de abril del 2015,y que narra los hechos posterior a la destrucción del Muro de los Lamentos, donde Aioria de Leo es el protagonista y despierta en medio de Asgard junto a los demás caballeros dorados. Actualmente Saint Seiya sigue vigente con el manga Saint Seiya Next Dimension – continuación oficial de la serie cuya versión animada ha sido confirmada para un futuro – y con Saint Seiya Saintia Sho. En cuanto al remake, aún no tenemos una fecha de estreno confirmada a la que esperar con el ansia que merece el proyecto. Parece que el éxito de la ‘Castlevania’ de Adi Shankar está animando a la compañía a apostar por este formato; y si es con propuestas como esta, nosotros encantados.

POLYSTATION: La consola que arruinó los sueños de una generación

PolyStationComo sabéis, los mayores temores de los niños son la oscuridad, el monstruo del armario y abrir un regalo que resulte ser una PolyStation. Al menos para los nacidos entre finales de los 80 y principios de los 90. No había mayor desgracia que un familiar poco ducho en videojuegos se tuviese que encargar del regalo de Navidad, porque ahí aumentaban las posibilidades de que algún dependiente sin escrúpulos les endilgase una PolyStation haciéndoles creer que estaban llevándose la consola con la que todos los niños soñaban: la PlayStation. Sin embargo, los años duros de PolyStation ya han pasado. El auge del videojuego en móviles y tablets se ha llevado la necesidad de encontrar alternativas baratas para el ocio doméstico. Pero ¿qué fue de aquellas funestas consolas de origen chino que aparentaban ser lo que jamás fueron? ¿Cómo eran realmente? ¿Quién estaba detrás de ellas? ¿Por qué arruinaron tantas infancias? Aunque las conocemos sobre todo por la “marca” PolyStation, hay una multitud de consolas clónicas con nombres distintos pero arquitecturas bastante similares. El motivo es que por dentro, todas esas clónicas eran prácticamente iguales: funcionaban con un cartucho como los de NES, aunque por su diseño aparentasen contener un lector de discos. Cualquiera diría a simple vista que funcionan con discos compactos, como las consolas que aparentaban ser. En realidad no. Una curiosidad: la mayoría de los cartuchos originales de NES también funcionaban en estas consolas. Con un nivel gráfico algo más pobre que en la consola original, pero funcionaban. Otra “ventaja” era que podían ejecutar tanto cartuchos europeos como japoneses. El motivo de la existencia de las propias PolyStation -y clones en general-, así como de su funcionamiento mediante cartuchos, lo encontramos en el nacimiento de los NOAC (NES on a Chip), una tecnología aparecida a principios de los noventa que permitía reducir la placa base de la NES a un chip diminuto y bastante asequible. La llegada de los NOAC permitió no solo que cualquiera pudiese fabricar su propia variante de la NES, sino también hacerlo en el diseño que se deseara: las limitaciones espaciales que suponía la placa base original habían desaparecido. El único problema entonces era la ilegalidad de distribuir famiclones, como se les empezó a llamar haciendo un juego de palabras con Famicom, el nombre con el que se conocía en China a la NES, fruto de la unión de Family Computer. Así, fabricar famiclones siempre fue ilegal por una cuestión de patentes y derechos de propiedad intelectual. ¿Adivinan quién se animó a ello? ¡Bingo! China vio nacer a varias pequeñas empresas que se dedicaron a fabricarlos con la idea de venderlos, principalmente, en países poco desarrollados económicamente como para vender en masa consolas originales, pero con el suficiente desarrollo como para tener televisores en la gran mayoría de los hogares. Así se explica que varios países latinoamericanos viesen un auge de estas videoconsolas. Otro requisito básico para la venta de famiclones en mercados extranjeros era que fuesen países cuanto más laxos mejor respecto a las leyes de propiedad intelectual y patentes. A falta de libertad total de movimientos para vender estas consolas, se recurría a limitar su comercio a pequeñas superficies, dejando fuera a franquicias y grandes almacenes. Y ya puestos a fabricar barato y saltándose a la torera las patentes de Nintendo… ¿por qué no ahorrar en diseños propios y hacerlas con diseños de Sony? Y así ocurrió: las PlayStation dieron imagen y nombre a la mayoría de las nuevas creaciones… las PolyStation. Estas solían lucir en sus cajas eslóganes comerciales que hacían más atractiva su compra: “99 juegos en uno”, cuando no “999 juegos en uno” o directamente y sin tapujos “999.999 juegos en uno”. A poco que te gustaran un 20% de los títulos, ya tenías para jugar hasta el día de tu jubilación. Por supuesto, había trampa. Sí era cierto que los cartuchos que contenían los juegos solían ofrecer varios en uno solo. El asunto era qué diferenciaba a unos de otros. A menudo, únicamente el nombre (‘Bomberman 08’, ‘Bomberman 12’, ‘Bomberman 58’…), o la paleta de colores usada. Podíamos jugar a veinticinco ‘Super Mario Bros’ distintos que en realidad eran idénticos, pero cambiaba el color de la ropa de Mario o el del cielo de la pantalla de inicio. Así se iban sumando juegos hasta conseguir prometer entretenimiento eterno. Error 404: honestidad not found. No era la única mentira de la caja. También se solía indicar que tenía sonido estéreo, pero si la propia NES ya era simplemente mono, los clones más de lo mismo: tenían una única toma de audio. A veces directamente se mezclaban unos engaños, confusiones inducidas y saltos a la torera de ética corporativa que directamente provocaban despropósitos como la mezcla de logos de Nintendo y de PlayStation. ¿Por qué limitarse a confundir a consumidores desprevenidos con una marca si podían hacerlo con dos? Como la mayoría de famiclones estaban huecas por dentro, ya que el NOAC y los circuitos ocupaban muy poco espacio, la libertad a la hora de diseñar formatos era muy alta. La carcasa imitaba consolas mucho más complejas o con lector de discos, pero en este caso era solo ornamental. Si se clonaban los diseños de PlayStation era por la simple razón de que era la consola más popular entonces, aunque no era la única usurpada. De hecho, fue la que más popularizó el producto, pero ya había algunas incluso antes. El orden cronológico queda así: Primera generación. Clones de la NES / Famicom. Segunda generación. SNES y Megadrive pasaron a ser las consolas más populares del mercado, y por lo tanto, las más usadas para crear clones. Tercera generación. El punto de inflexión, el comienzo de las copias de las PlayStation, tanto de la original como de la One, más estilizada y pequeña. Aquí se produjo el boom de producción. Cuarta generación: se crearon nuevos formatos que imitaban incluso consolas portátiles o reproductores multimedia, los cuales usaban un emulador para ejecutar los juegos en ROM de la NES. Se introducían en el dispositivo vía USB. Dentro del mundo de los famiclones, hay que hacer un matiz: Sharp lanzó al mercado un modelo licenciado por Nintendo. Era el Twin Famicom, que solo llegó a Japón. Tenía algunas ventajas, como la posibilidad de insertar un disquette de 3,5″ -algunos juegos solo aparecieron en este formato-, los conectores de quince pines para los mandos que tenía la Famicom pero no la NES, o un micrófono en uno de los mandos. Este micrófono servía para algunos pocos juegos, como la versión japonesa de ‘The Legend of Zelda’, donde podíamos matar enemigos gritando o soplando hacia él. No tenía reconocimiento de voz, solo detectaba variaciones en el número de decibelios, así que realmente daba igual qué hacer, si gritar o lanzar sillas contra el suelo, iba a lograr el mismo efecto. La incorporación del micrófono no salía gratis: a cambio, se quedaba sin botones Select ni Start. Las PolyStation, posiblemente por su carácter de mera copia barata, ni siquiera se encuentran a la venta en esta plataforma. Una búsqueda con su nombre solo nos devuelve resultados de placas de RAM . Los años de las PolyStation continuaron, y nunca se conformaron con imitar la primera PlayStation. A la primera le sucedió la segunda, con un diseño similar, y luego llegó la tercera, esta vez desdoblada en el estilo habitual, y también en una extrañísima versión portátil… con formato de consola de sobremesa. Lo preocupante de la continuidad de estas consolas es que si siguieron llegando al mercado, renovándose con cada nueva generación, es porque comercialmente funcionaba colocar los logos de Sony o PlayStation deformados. La falsificación funcionaba que ni se esforzaba en no parecer una falsificación. La PolyStation fue, pese a todo, la más estable de todas las copias de videoconsolas famosas. Otra incógnita que rodea a las PolyStation es si estas consolas se vendían en tiendas de videojuegos, y si sus diseños y marcas podían suponerles problemas con Sony o Nintendo. La respuesta es sencilla: se aprovechaban de un pequeño vacío legal y del propio concepto que estas consolas tenían de sí mismas. Al llegar a las aduanas, las cruzaban como simples juguetes. En el mejor de los casos, como máquinas genéricas de juego electrónico. Nunca como consolas registradas con ese nombre. Esto les permitió llegar a las tiendas sin problema alguno. A día de hoy, la presencia de las PolyStation, es prácticamente inexistente, por lo menos en Europa. Algunas posibles causas son la masificación de las videoconsolas, algo que ha hecho mucho más fácil la detección de estas como plagios, o la llegada del smartphone y la tablet, algo que ha decantado el entretenimiento infantil hacia estos dispositivos. Las consolas baratas que conectar a la tele ya no solo son innecesarias, sino también una molestia: ocupan una tele, cosa que las tablets no.

HALLOWEEN: Desata tu miedos mas profundos

HALLOWEENEste 31 de Octubre se celebra la noche de Halloween, y con ella se vive una noche llena de misterio y fantasía. Para saber más sobre la noche de Halloween es necesario remontarse a la vieja Irlanda y a la conocida Noche de Brujas. La palabra Halloween es una derivación de la expresión inglesa All Hallow’s Eve (Víspera del Día de los Santos).Originalmente se celebraba en los países anglosajones. Era la festividad de origen celta más importante del periodo pagano que dominó Europa hasta su conversión al cristianismo, en la que se celebraba el final de la temporada de cosechas y era considerada como el “Año Nuevo Celta”, que comenzaba con la estación oscura. Es tanto una fiesta de transición (el paso de un año a otro) como de apertura al otro mundo. Su etimología es gaélica (Samhain, ‘fin del verano’) y cada vez son más los adeptos que se apuntan a ella. EEUU, Canadá, Irlanda y el Reino Unido la tienen como arraigada tradición, mientras que en Australia, España o Nueva Zelanda ha alcanzado una popularidad aceptable en los últimos años. La fuerza expansiva de la cultura de EE.UU. ha hecho que Halloween se haya popularizado también en otros países occidentales. Son los enanos los que más disfrutan de ella y aprovechan la ocasión para disfrazarse, comer caramelos y decir eso de “truco o trato”. Por todos es sabido que esta fiesta tiene como requisito y símbolo significativo a la terrorífica calabaza a la que se asocia a menudo con los colores naranja y negro. Esta tiene su origen en una antiquísima leyenda: Hace muchos, muchos años, un tacaño y pendenciero irlandés, llamado Jack, tuvo la mala fortuna de encontrarse con el diablo en una taberna, en la Noche de Brujas. Jack, conocido borracho, había bebido mucho pero pudo engañar al diablo ofreciéndole su alma a cambio de un último trago. El diablo se transformó en una moneda para pagarle al camarero, pero Jack rápidamente lo tomó y lo puso en su monedero. Como Jack tenía una cruz en su monedero, el diablo no pudo volver a su forma original. Jack no dejaría ir al diablo hasta que le prometiera no pedirle su alma en 10 años. El diablo no tuvo más remedio que concederle a Jack su reclamación. Diez años más tarde, Jack se reunió con el diablo en el campo. El diablo iba preparado para llevarse el alma de Jack, pero Jack pensó muy rápido y dijo: “Iré de buena gana, pero antes de hacerlo, ¿me traerías la manzana que está en ese árbol por favor?”. El diablo pensó que no tenía nada qué perder, y de un salto llegó a la copa del árbol, pero antes que el diablo se diese cuenta, Jack ya había tallado rápidamente una cruz en el tronco del árbol. Entonces el diablo no pudo bajar. Jack le obligó al diablo a prometer que jamás le pediría su alma nuevamente. Al diablo no le quedó más remedio que aceptar. Jack murió unos años más tarde, pero no pudo entrar al cielo, ya que durante su vida había sido un golfo, borracho y un estafador. Es por ello que cuando intentó entrar en el infierno, el diablo tuvo que enviarlo de vuelta, ya que no podía tomar su alma (tal como se lo había prometido). “¿Adónde iré ahora?”, preguntó Jack, y el diablo le contestó: “Vuelve por donde viniste”. El camino de regreso era oscuro y el terrible viento no le dejaba ver nada. Entonces el diablo le lanzó a Jack un carbón encendido para que se guiara en la oscuridad, y Jack lo puso en el interior de un nabo, para que no se apagara con el viento. De esta manera, Jack quedo condenado a vagar en las tinieblas eternamente. Esta leyenda habla de un nabo en cuyo interior Jack depositó la brasa de carbón a modo de farol. No dice nada de calabazas pero todo tiene su explicación. Los pueblos de origen céltico, como mandaba su tradición, ahuecaban los nabos y ponían carbón en ellos para iluminar el camino de regreso al mundo de los vivos a sus difuntos más queridos y así les daban la bienvenida, a la vez se protegían de los malos espíritus. Pero cuando los irlandeses llegaron a América, conocieron las calabazas y se dieron cuenta de que estas eran mucho más grandes y fáciles de ahuecar que los nabos, que por otra parte eran difíciles de conseguir en el nuevo mundo a diferencia de las calabaza, por lo que estas no tardaron en remplazarlas. Desde ese tiempo, ninguna persona ha crecido sin conocer un Jack-o-lantern, el tenebroso candil de Jack en el interior de una calabaza previamente tallada, para hacerla mas tenebrosa y cuyo uso se ha popularizado de tal manera que hoy es el símbolo por excelencia del Halloween, al cual podemos agregar otras actividades típicas de la Noche de brujas: el famoso truco o trato y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita a casas encantadas, las bromas, la lectura de historias de miedo y el visionado de películas de terror. Como podéis imaginaros, cada vez son más los países que se apuntan a esta tradicional fiesta relacionada con el mundo de los muertos y de los espíritus, reconvertida en una celebración inocente y divertida, alejada de sus orígenes primigenios.

COMMODORE 64 MINI: La versión más pequeña del mítico ordenador

THEC64 MININintendo dio una clase magistral de cómo aprovechar la nostalgia para vender millones de consolas con el relanzamiento en formato mini, conocido como Classic Edition, de la NES. Esto apunta a repetirse con la recién lanzada SNES Mini, que por cierto ya está agotada en todos lados. Hoy tenemos a alguien que quiere regresar de entre las cenizas para aprovechar toda esta moda retro: Commodore 64 Mini. Era ahora o nunca, está explosión ya la aprovechó Atari y Sega, así que era cuestión de tiempo para que siguieran surgiendo este tipo de consolas retro adaptadas a nuestros tiempos. En este caso se trata del ordenador doméstico Commodore 64, que llegará bajo el nombre de ‘THEC64 MINI’, el cual buscará aprovechar este creciente mercado que está en su mejor momento. Este nuevo Commodore llegará con 64 juegos clásicos como ‘Uridium’, ‘Impossible Mission’, ‘Hysteria’, ‘Firelord’, ‘Paradroid’, ‘Hawkeye’, ‘Nebulus’, ‘Nobby the Aardvark’, ‘Monty Mole’ y otros más. Incluirá un mando en formato joystick y contará con salida HDMI para el televisor y dos puertos USB, donde podremos conectar ya sea otro mando o un teclado. Una de las ventajas de este THEC64 MINI es que se trata de una réplica (casi) exacta del ordenador de 1982, sólo que 50% más pequeño. Incluso nos encontraremos con su sistema operativo BASIC versión 2.0, con el que podremos usarlo como un ordenador completamente funcional, donde tendremos la posibilidad de escribir y guardar nuestros propios programas o juegos, sin necesidad de una unidad de discos o cassette. El puerto HDMI nos permitirá elegir entre varios modos de visualización en pantalla, donde obviamente está el estilo de monitor CRT y HD a 720p. Tendrá memoria interna para guardar partidas, aunque hasta el momento se desconoce la capacidad exacta, pero vamos, no es que necesitemos gigas de espacio. Hay que recordar que el Commodore es un sistema basado en 8 bits. El THEC64 MINI será fabricado por Retro Games Ltd y distribuida por todo el mundo por Koch Media. Su precio será de 80 euros y estará disponible a inicios del 2018 en una fecha que se anunciará más adelante. Sin duda otra forma más de regresar al pasado y volver a gozar de viejas glorias o hacerlo por primera vez en el caso de no haber nacido en aquella época.

OLYMPUS OM-D E-M10 MARK III: Calidad y estilo en una cámara realmente asequible

Olympus OM-D E-M10 Mark IIIHace unos días fue presentada oficialmente la Olympus OM-D E-M10 Mark III. Una tercera generación ya, para la más pequeña y asequible de las OM-D del fabricante japonés. Como vimos hacían hincapié en su concepción como una ideal cámara de viajes. Es pequeña, ligera, versátil y, ahora, incorpora la última tecnología de Olympus. En definitiva, una actualización que viene a añadir detalles para seguir siendo una cámara muy competitiva dentro del mercado de las cámaras sin espejo, en concreto, dentro de una gama con muchos rivales. En cuanto a su diseño y ergonomía, es quizás donde menos diferencias vamos a encontrar con respecto a la generación anterior. Sigue manteniendo su aspecto retro, con un buen diseño, destacando su palanca de encendido o el dial de modos, que ahora es más grande. El resto de controles mantienen su ubicación, pero cambiando algún detalle mínimo en el diseño. Pero, en general, su peso (solo 362 g) y tamaño es muy comedido y se convierte en una cámara muy cómoda para llevar siempre encima. A los amantes de las cámaras sólidas y contundentes quizás les parezca algo frágil, pero lo cierto es que no da esa sensación, porque la construcción es sólida, solo que el peso es liviano. En las manos la cámara también es cómoda a pesar de su reducido tamaño y mantiene un pequeño saliente para apoyar el pulgar y que sea cómodo su manejo con una mano. Los botones sí que son algo pequeños, pero es el precio a pagar para una cámara de reducidas dimensiones y muy completa, con controles para los más exigentes. La pantalla abatible y táctil es cómoda, se ve bien y cumple su función. Igual que el visor electrónico. Un acabado muy correcto. Los menús son otro asunto, ya que al tratarse de una cámara pensada para un público más casual y menos avanzado, las opciones son sencillas. A pesar de todo, permite mucha personalización, lo que es de agradecer. Asimismo, tiene un sistema de estabilización potente, que funciona realmente bien y que no debería quedar en segundo plano porque permite trabajar en situaciones de poca luz con resultados estupendos. De hecho, si usamos el objetivo del kit habitual no encontraremos una luminosidad muy excesiva, por lo que podríamos perder muchas opciones en escenas nocturnas, interiores y con poca luz, pero gracias a su gran estabilizador podemos obtener fotos a pulso y compensar la falta de grandes aperturas No llega al nivel de su hermana mayor la E-M1 Mark II, pero sigue siendo un estabilizador muy notable. Al igual que para la grabación de vídeo resulta de gran ayuda para tomas en movimiento reduciendo las vibraciones. Otra de las mejoras que incorpora este modelo es el nuevo sistema de autoenfoque con 121 áreas por contraste. Esto hace que la captura en diferentes situaciones sea acertada, logrando un enfoque exacto y veloz (especialmente en escenas más estáticas). Además, podemos añadir la ventaja de utilizar la pantalla táctil para tal menester, lo que hace que tengamos un punto de precisión más controlada en caso de escenas complejas o de bajo contraste (aunque también podemos mover el punto de enfoque utilizando únicamente el visor). Las opciones de prioridad de enfoque a caras y detección de ojos también se han mejorado, y ahora permite mayor precisión cuando el sujeto está en movimiento. Si bien no es una maravilla, se agradece esta posibilidad para salvar escenas de acción. Por no olvidarnos de su velocidad de ráfaga de disparo que alcanza 8,6 fps, lo que resulta una gran prestación para una cámara así. En cuanto a la calidad de imagen, realmente podemos destacar que parece mejorar a su generación anterior. Se aprecian unos resultados más notables, con una correcta reproducción de color, buen contraste y un gestión del ruido y del rango dinámico algo más limitada pero en la línea de su segmento. No podemos olvidarnos que posee conectividad Wi-Fi y a un precio es muy accesible, por lo que se trata de una cámara que quiere liderar este segmento tan competitivo. En suma, se trata de un modelo muy completo, versátil y ligero perfecto para fotografiar de todo y en todo momento

INVASION OF THE BODY SNATCHERS: La invasión de los ladrones de cuerpos (1956)

Invasion of the Body SnatchersLa década de los cincuenta, fue generosa para los géneros de ciencia ficción y de serie B. Y uno de los directores que aprovechó esta tendencia, aunque no se le recuerde especialmente por ello, fue Don Siegel. En plena Guerra Fría, era fácil que los argumentos de las películas trataran de invasiones extraterrestres, o grandes amenazas para la sociedad actual. Y, sin duda, una de ellas es ‘Invasión Of The Body Snatchers’ (La invasión de los ladrones de cuerpos) filmada en 1956. Basada en una novela de Jack Finney, la película narra las aventuras de Miles Benell (Kevin McCarthy), un médico que empieza a escuchar comentarios sobre gente que, a pesar de tener la misma apariencia y recuerdos que antes, no parecen los mismos y no muestran ningún sentimiento. Estos rumores comienzan a crecer y es entonces cuando el doctor descubre unas misteriosas vainas en las que crecen réplicas de personas a las que sustituyen una vez desarrolladas. Los méritos de esta película, en cambio, no son acrecentar un sentimiento anticomunista, como muchos dijeron en su época. Ni siquiera Siegel aceptó estas interpretaciones cuando se lo sugirieron. Lo que sí es destacable de ‘Invasión Of The Body Snatchers’ es la historia, bastante original en cuanto a invasiones extraterrestres se refiere, y la creciente tensión que va arrollando al espectador hasta el final de la película. Seguramente, muchos paranoicos se vieron influidos por esta trama, no respecto a alienígenas, sino en cuanto a comportamientos extraños en gente cercana. Convertida en un clásico de la ciencia ficción y la serie B, actualmente ha alcanzado el estatus de película de culto, y han sido varias las versiones posteriores que se han realizado. Verla hoy en día es adentrarnos en un mundo utópico del conservadurismo de la década de los cincuenta, representado por Santa Mira, sus ciudadanos y por su protagonista, el Doctor Bennell. Un mundo donde la amenaza del ciudadano americano se representa en el film a través de unos seres sin sentimientos que quieren imponer a todo ser humano una forma de vida marcada por la falta de individualismos. No existe un consenso sobre el significado de estos seres; ni entre los espectadores del film, ni entre aquellos teóricos que han derramado ríos de tinta sobre la obra de Siegel. Ya sean estos seres una crítica a las políticas impuestas por los Criminales de Guerra Harry S. Truman y Dwight D. Eisenhower o, como afirma el historiador de cine Peter Biskind, una película de derechas, lo que no se puede negar es la intencionalidad del film de mostrarnos algunos peligros que como humanos estamos expuestos, como el individualismo, la conformidad, la deshumanización y (permitidme utilizar un término desfasado) la alienación, una teoría que defendió desde un principio el propio director del film. Posiblemente es por ello que ‘Invasión Of The Body Snatchers’ siguió teniendo sentido en los remakes realizados en 1973, 1993 y en el 2007. Y posiblemente por este motivo, en plena era digital y en pleno siglo XXI, se pueden extraer nuevas lecturas de un film que se estreno hace más de cincuenta años.

A %d blogueros les gusta esto: