Archive for the ‘ DE COLECCION ’ Category

MITSUBISHI MODEL A: El renacimiento de un clásico como un híbrido enchufable

Mitsubishi Model ACorría el año 1917 cuando Mitsubishi Shipbuilding Co. lanzó el primer automóvil de producción en Japón, el llamado Mitsubishi Model A, un sedán de cuatro puertas y hasta siete plazas que tomó como base el Fiat Tipo 3 en gran medida. Montaba un motor de cuatro cilindros en línea y 2.8 litros (con muy poca potencia, apenas unos 35 CV), era tracción trasera y podía rozar los 100 km/h. Mitsubishi, uno de los conglomerados industriales (banca, energía, química, fotografía, eléctrica…) más importantes del Japón, construyó su primer coche en 1917 pero su fundación data de 1870. Ahora, cien años después de su aparición, el Model A de Mitsubishi, del que sólo se produjeron 22 unidades, cumple 100 años, y Mitsubishi Motors Norteamérica ha decidido, junto al especialista californiano West Coast Customs, hacer un homenaje a su primer coche construyendo una recreación del original, con aspecto retro pero con un toque moderno: será un híbrido enchufable. Para fabricar este Model A en Burbank, California, West Coast Customs utilizará como base la plataforma del Outlander PHEV -es decir, un motor de gasolina y dos motores eléctricos, con tracción total- aunque, según el director de marketing de Mitsubishi en Norteamérica, “tendrá todas las características particulares de un vehículo de 1917”. Se espera que esté listo este mismo verano y el coche aparecerá en uno de los capítulos del programa de televisión ‘Inside West Coast Customs’. “Nos sentimos increíblemente honrados por que nos hayan elegido para fabricar este icónico Mitsubishi que celebra el centenario del primer vehículo producido en serie por la compañía. Es una oportunidad excitante poder integrar la historia del Mitsubishi Model A original con la tecnología actual de Mitsubishi. Los equipos de los diferentes departamentos de WCC están entusiasmados de trabajar en este proyecto”, afirma Ryan Friedlinghaus fundador y CEO de West Coast Customs. Lamentablemente se fabricará una sola unidad, así que los deseaban tenerlo en su colección no se hagan ilusiones.

BMW R NINE T RACER: Lo clásico está de vuelta

BMW R NINE T RACERPara muchos amantes de las motocicletas, muchas veces menos es más. Y por eso optan por el “motociclismo puro”, como el que ofrece la BMW R NineT Racer. Como no podía ser de otra manera, la BMW Motorrad respondió a esta tendencia con la presentación de la R nineT en el 2013: un modelo con un gran éxito y popularidad desde entonces. Esto dio un buen motivo al equipo BMW Motorrad para seguir con la R nineT Scrambler lanzada en el 2016, otro ejemplar fascinante de diseño clásico que está teniendo, una vez más, una respuesta entusiasta. Con la motivación proporcionada por esta respuesta positiva, BMW Motorrad presenta en el 2017 la R nineT Racer, una roadster minimalista con semicarenado. Un concepto que fue muy popular en las décadas de 1960 y 1970, y que continúa inspirando nostalgia entre muchos entusiastas de las motocicletas en la actualidad. El nuevo modelo de la gama BMW Heritage incorpora el potente motor bóxer refrigerado por aire/aceite con una cilindrada de 1.170 cc y una potencia de 110 CV en combinación con un cambio de 6 velocidades. El diseño del sistema de escape en acero inoxidable con escape trasero situado a la izquierda refleja el estilo clásico. En cuanto a la suspensión, la R nineT Racer hace uso del chasis modular de tubo de acero que ya conocemos de la R nineT Scrambler, y que está formado por el módulo principal delantero con tres componentes, el módulo principal trasero y el módulo desmontable del acompañante. Este último ofrece flexibilidad para modificar el aspecto y el carácter en función de las preferencias del cliente, por ejemplo, añadiendo diferentes asientos de la gama de Accesorios Originales BMW. Del control de la rueda delantera se encarga una horquilla telescópica convencional, en tanto que en la parte trasera se utiliza el BMW Paralever en combinación con un amortiguador central. Llantas de fundición de aleación ligera de cinco radios con las medidas 3,5 x 17” trasera y 5,5 x 17” delantera, con neumáticos 120/70 ZR 17 y 180/55 ZR 17 respectivamente. Las pinzas de freno de 4 pistones en la parte delantera con discos de freno flotantes con un diámetro de 320 milímetros y ABS garantizan unas frenadas seguras. Para evitar que la rueda trasera derrape en carreteras resbaladizas, existe el sistema ASC (Control de tracción) opcional. Las ruedas de radios son una opción que enfatiza aún más la imagen clásica. Una imagen que solo está disponible en blanco, combinado con los colores típicos de BMW Motorsport. En definitiva, un modelo vintage que hará de las delicias del personal y que puede ser tuyo por sólo 14.170 euros.

FERRARI 250: Tres concept con diseño retro que lo reinterpretan

Ferrari 250El diseñador Sliname Toubal ha creado su propia version del Ferrari 250, combinando elementos ultramodernos con el toque de elegancia de los años sesenta. ¿Tienes alguna afición concreta dentro del mundo del motor? Tal vez te guste jugar con coches de radiocontrol, o tengas en tu habitación una colección interminable de miniaturas de coches míticos. O puede que prefieras armarte con un bolígrafo, papel y garabatear diseños de tus coches soñados. Desconocemos si para Slimane Toubal diseñar coches es estrictamente un hobby, pero teniendo en cuenta la calidad de sus recreaciones, no dudamos que podría llegar más lejos si se lo propusiera. Pero la realidad es que no sabemos nada de este artista gráfico, salvo que reside en España y que tiene un talento fuera de lo común. Hace un tiempo, este diseñador escribió un e-mail contando su proyecto: personalizar el Ferrari. En efecto, Toubal ha creado tres concept futuristas de Ferrari, inspirados en modelos del pasado y que resultan bastante atractivos, siempre que los analicemos bajo la perspectiva de conceptos desenfadados. En realidad, estos tres modelos suponen diferentes reinterpretaciones del Ferrari 250. Por un lado, el California es la versión de techo duro. Por otra parte, el Malibú sería la versión Spider y, como no puede existir un Ferrari sin una versión especial, el Daytona sería la variante orientada a circuito. En su página, Toubal apoda sus concept como Neo Retro Design, y se inspira en los Ferrari de los años 60. En cualquier caso, resulta curioso que mientras los fabricantes americanos recuperan parte de su historia con modelos como el Chevrolet Camaro y el Dodge Challenger, en Ferrari no hayan pensado en hacer lo mismo. La parrilla cromada con las luces integradas es una reinterpretación futurista de un detalle clásico, al igual que sus ruedas monotuerca. Lo que, tal vez, no nos termina de convencer son las pequeñas puertas con apertura de tipo alas de gaviota en las versiones de techo duro, aunque en un concept es factible tomarse esa licencia. ¿Alguien en Ferrari está prestando atención? No es que la gama actual de la marca de Maranello nos decepcione en absoluto, pero no nos importaría que dedicasen parte de su maestría en concebir prototipos de aspecto retro hechos a mano ¿no os parece?

MERCEDES-BENZ 500K SPECIAL ROADSTER: Un clásico por siempre

Mercedes-Benz (W29) 500 K Special RoadsterA veces, en la Historia del Automóvil, encontramos injusticias que vienen desde muy atrás, como lo que le pasó al fundador de Renault. En esta ocasión nos tenemos que remontar a la floreciente Alemania nazi, antes de que estallase la Segunda Guerra Mundial. En esa época se dijo mucho lo “Deutschland über alles”, lo que significa Alemania por encima de todos. Uno de los iconos de la industria alemana era el Mercedes-Benz 500K Roadster. Producido en Sindelfingen (donde continúa existiendo una fábrica de Mercedes en la actualidad) fue presentado en el Salón de Berlín en 1934. Era un prodigio tecnológico, suspensión independiente a las cuatro ruedas, motor 5.0 L8 (en línea) con 160 CV, velocidad y confort, descapotable, lujoso, etc. Resumiendo, un cochazo para gente acaudalada, de los más caros de la época. Por entonces, Hans Friedrich Prym era un industrial que había hecho dinero en Aquisgrán (cerca de Bélgica). Fabricaba botones y cremalleras, y con las ganancias de su trabajo se compró un 500K, pero no uno cualquiera, sino un Spezial Roadster, del que solo se fabricaron 29 unidades, con número de chasis 105380. Un mal día, se lo robaron, en los últimos meses de la II Guerra Mundial. Con el III Reich invadida por sus enemigos en todos los frentes, su suerte quedo sellada. Es así como en marzo de 1945 entraron desde Bélgica las tropas del General Maurice Rose el cual ordeno el arresto de Hans Friedrich Prym como otros tantos patriotas alemanes que defendían su país de la invasión enemiga. Solo por ello, sus propiedades fueron usadas por el ejército norteamericano temporalmente como base. Cuando salió de la cárcel se percató que su coche había sido robado y declarado ‘botín de guerra’ por lo que fue llevado a los EE.UU. Tuvieron que pasar varias décadas para que su hijo consiguiera, luego de un largo juicio, recuperar el coche. Este se encontraba en manos de un coleccionista holandés que pagó por él casi 3,8 millones de dólares en California en el 2011. Por su escaso número y condición, este coche está muy apreciado en el mercado de históricos. Como sabéis, estos autos suben de precio cada vez que cambian de manos. Cuando el coleccionista quiso exhibirlo en la Techno Classica de Essen (Alemania) en marzo, ya había una reclamación puesta por la familia Prym, y el coche fue requisado por orden judicial. Luego de un largo juicio, un tribunal regional de Hamburgo consideró como legítima la reclamación de la familia y al fin pudieron recuperarlo. Hans Friedrich Prim ya podía descansar en paz.

COMMODORE PET 1977: Un ordenador que hizo historia

conmodore-pet-1977Como sabéis, la década de los años 70 fue la época de la gran explosión de las computadoras personales, un período temporal en el que vieron la luz computadoras míticas como el Altair 8080, el Apple II o el MOS KIM-1. El KIM-1, aunque sea un desconocido por el gran público y se convirtiese en un computador en kit orientado a los aficionados de la electrónica y la computación, fue una computadora de gran importancia porque se convirtió en el germen de una serie de computadoras personales que tuvo un gran impacto en el mercado, tanto en el hogar como en las empresas: el Commodore PET. Al poco tiempo de lanzarse al mercado el MOS KIM-1, MOS Technology fue comprada por Commodore y, por tanto, todo el equipo técnico de MOS (y suknow-how) pasarían a engrosar las filas de Commodore. El KIM-1 fue un proyecto de gran importancia porque se apoyaba sobre el procesador MOS Technology 6502, una evolución del 6501 que había supuesto el gran punto de inflexión de la compañía, cambiando su rumbo de fabricante de calculadoras que integraban chips de Texas Instruments hacia una empresa de tecnología capaz de desarrollar circuitos integrados y fabricar computadoras (aunque fuesen en kit para aficionados y entusiastas), diversificando así su cartera de servicios. Uno de los artífices de esta “revolución” fue Chuck Peddle que, tras lanzarse al mercado el KIM-1, se puso a trabajar rápidamente en la evolución del proyecto con la idea de desarrollar una computadora completa que ofreciese, además de la placa base, los periféricos necesarios para funcionar: pantalla, teclado, unidades de cinta, etc. Con este proyecto en mente y viendo que el futuro del negocio estaba en las computadoras, Peddle fue capaz de convencer a Jack Tramiel (el fundador de Commodore) de que el negocio de las calculadoras era ya un cadáver y que era mejor dedicar los esfuerzos al desarrollo de computadores. El KIM-1 y el procesador 6502 tuvieron un gran impacto entre los aficionados y, como no, también en la industria y no es casualidad que sea el mismo procesador que se ensamblase en el Apple II. Por aquel entonces, el sector era muy pequeño y, prácticamente, todo el mundo se conocía, por ejemplo, gracias a encuentros como los del Homebrew Computer Club. De hecho, Chuck Peddle tenía buenas relaciones con Steve Jobs y Steve Wozniak y los visitó en más de una ocasión por aquella época y Commodore estuvo interesada en asociarse con Apple (gracias al Apple II) pero, al final, no se llegó a ningún tipo de acuerdo económico y ambas compañías siguieron sus caminos por separado pero lo que sí que quedó claro es que el negocio estaba en el desarrollo de un computador personal completo. En este contexto, de cambio de modelo productivo y competencia entre empresas, comenzó a fraguarse el Commodore PET como una evolución comercial del MOS KIM-1 que tenía como objetivo presentarse en el Consumer Electronics Show de enero de 1977 y ponerse a la venta 6 meses más tarde. Para desarrollar el Commodore PET, Peddle contaría con Bill Seiler, John Feagans y Leonard Tramiel (el hijo del fundador de Commodore), que se unió al equipo para encargarse del diseño de los caracteres del sistema y del control de calidad del producto. Teniendo en cuenta que el equipo contaba con la experiencia del KIM-1, no tardaron mucho en desarrollar el que sería el primer computador doméstico “todo en uno”, el Commodore PET 2001. Este primer PET estaba basado, tal y como hemos comentado, en el procesador 6502 cuya placa controlaba una pantalla, un teclado, unas unidades de cinta de casete y periféricos que se podían conectar a puertos de expansión (unidades de disco externo, impresoras, módems e, incluso, discos duros de 5 MB y 10 MB de capacidad). El Commodore PET 2001 se comercializó en 2 versiones, la 2001-4 con 4 KB de memoria RAM y la 2001-8 con 8 KB de memoria RAM y ofrecía al usuario una computadora implementada mediante una única placa base repleta de circuitos integrados que controlaba una pantalla de 40×25 caracteres en blanco y negro, un pequeño teclado y un chasis metálico que alojaba todos los componentes. Tras su anuncio y puesta a la venta, los pedidos se dispararon y superaron la capacidad de producción de la compañía, existiendo una lista de espera de meses que llevaron a la compañía a centrarse únicamente en la fabricación del modelo de 8 KB de RAM. Las ventas del PET 2001 fueron muy buenas y las computadoras se vendían a un precio de 795 dólares de la época, por tanto, reportaron bastantes beneficios a Commodore (puesto que se dice que los costes de fabricación eran espectacularmente bajos y los márgenes, por consiguiente, bastante holgados) pero, a pesar de todo, los usuarios del computador no estaban demasiado contentos con el producto. Aunque el Commodore PET 2001 era una buena computadora desde el punto de vista del hardware y el software, adolecía en el aspecto del diseño industrial y, por ejemplo, su teclado era muy pequeño, incómodo, demasiado alineado con el teclado de una calculadora de la época y muy frágil (hasta el punto de aparecer un ecosistema de empresas que se dedicaban a vender repuestos para estos teclados). En 1979, Commodore decidió evolucionar el producto y lanzar el Commodore 2001-N, una versión que cambiaba la pantalla en monocromo por una de fósforo verde, sacaba de la carcasa la unidad de cinta para darle al teclado mayor tamaño e incluía una nueva ROM que soportaba las nuevas unidades de disco de la compañía. Este nuevo modelo se comercializó con 8 KB, 16 KB y 32 KB de memoria RAM y se aprovechó para simplificar la placa base del sistema. Esta nueva gama del PET fue la primera que desembarcó en Europa y se topó con un problema que, a día de hoy, muchas compañías se siguen encontrando: el nombre de PET ya estaba siendo utilizado por Philips en una de sus máquinas; así que Commodore tuvo que cambiarle el nombre a sus computadoras por el de CBM 3000. Aunque el Commodore PET tenía un público objetivo amplio, tanto empresas como hogares, su pantalla monocromo supuso una limitación para su adopción en los hogares puesto que productos como el Apple II, el TRS-80 o las primeras computadoras de Atari ya incluían monitores a color que, a ojos de los consumidores, eran algo mucho más atractivo (un problema que no arreglarían con solvencia hasta el Commodore 64).Tras las serie 2001, Commodore seguiría trabajando en el PET/CBM hasta el año 1982 y, durante ese tiempo, lanzaría al mercado dos series más: la serie PET 4000 y la SuperPET 9000, que más que un computador personal era un pequeño mainframe que usaba dos procesadores, el clásico 6502 y un Motorola 6809. El Commodore PET se convirtió en una computadora muy popular en el sector educativo, en las empresas y entre los desarrolladores de la época. Gracias a su robustez (con los nuevos teclados del 2001-N), el PET fue la computadora más utilizada en las escuelas de Estados Unidos y en muchas Universidades, convirtiéndose en el ordenador que usaron muchos estudiantes durante los últimos años de la década de los 70 y los primeros de la década de los 80 para aprender ciencias de la computación y programación. Hoy en día, el Commodore PET es un objeto de colección, una computadora de leyenda que ostenta el título de ser una de las primeras que llegaron al mercado.

ASTON MARTIN D84: Un auto que resiste el paso del tiempo

aston-martin-d84Hace unos días se dio a conocer una noticia que llamo mi atención y es el hallazgo en el bosque de un coche, el cual estuvo abandonado durante 45 años. No se trata de cualquier auto, sino de todo un clásico que estuvo expuesto a la intemperie todo ese tiempo sin quererlo ni merecerlo. Es el caso de un Aston Martin DB4 de 1962 con un vacío en su historia; fue aparcado en un bosque a las afueras de la granja de su único propietario desde principios de la década de los 70 al desaparecer su dueño de los registros. La casa de subastas Worldwide Auctioneers de Scottsdale, Arizona, lo sacó a la venta por un precio de entre 375.000 y 475.000 dólares (a lo que habrá que sumarle una cuantiosa inversión para restaurarlo). La exclusividad del modelo, que fue presentado en 1958 en el London Motor Show y del que solo se vendieron 1.204 unidades, compensa el penoso estado en el que ha sido encontrado. Para entender la excepcionalidad de un hallazgo como este, debemos remontarnos a 1947, año en el que un industrial, David Brown, puso en marcha un negocio de automóviles de alta gama. Ahí comenzó la historia de Aston Martin Lagonda y la trayectoria del hombre que más hizo crecer la marca y cuyas iniciales se atribuyeron al modelo. Cuando Ford tomó el control de la firma, no dudó en plasmar las iniciales DB en sus nuevos modelos. La casa de subastas ha reconstruido la trayectoria de este DB4 desde que fuera exportado a Estados Unidos desde Reino Unido en noviembre de 1960, hasta que se hallara en Massachusetts, aparcado cerca de la casa del propietario. Tras su llegada al Nuevo Continente, se especula que pudo ser utilizado para demostraciones de la firma; su odómetro entre 1960 y 1961 marcaba alrededor de 1.600 km. El 5 de abril de 1962 fue comprado por su primer dueño, Dallas Williams, un renombrado actor de doblaje y locutor estadounidense que adquirió el vehículo en California en el 62. Un detalle curioso es que el volante se sitúe a la izquierda. Entre el 63 y el 67 William desaparece de los registros de propietarios de Aston Martin, sin embargo el motor fue cambiado durante este periodo. Es entonces cuando a principios de los 70 es conducido hasta Massachusetts y aparcado a las afueras de la granja del propietario, donde ha permanecido tal y como fue hallado. El clima de Nueva Inglaterra parece haber sido bastante benévolo con el DB4, que recuerda tanto al DB5 de color plata Silver Birch que James Bondpopularizó en Goldfinger. 47 años a la intemperie no es para cualquiera. En algún momento durante su largo olvido, fue repintado de verde. Según la casa de subastas, la mujer de Williams afirma haber visto el coche en la época en la que se estaban conociendo. Y así se ha quedado todos estos años, conservando los mismos neumáticos e interiores de cuero. Con motor de seis cilindros de 3.670 cc y 240 caballos de potencia, este trozo de historia de la automoción cuenta con un cambio manual de cuatro marchas, y se espera que alcance casi el medio millón de dólares. Se trata de un modelo crucial en el linaje Aston Martin y cuyo precursor seguro que no imaginaría que uno de sus pequeños deportivos sería objeto de culto en pleno siglo XXI. No es la primera vez que un Aston Martin con evidentes signos de deterioro se subasta por una cantidad astronómica. Hace unos meses Bonhams ponía a la venta otro DB4 de características similares por más de un millón de euros. Si te sobra tiempo y mucho dinero, puedes tener entre manos un pedazo de historia deseando volver al asfalto.

PATEK PHILLIPE NAUTILUS: 40º aniversario de un mito

patek-philippe-nautilusUno de los modelos más icónicos del mundo de la relojería, el Patek Philippe Nautilus, celebra este año su 40 aniversario. Y lo hace con dos ediciones limitadas: Nautilus 5711 y Nautilus 5976, su versión crono. Creado en 1976 en colaboración con el legendario Gèrald Genta, el Nautilus fue el primer reloj deportivo de Patek Philippe. Se trataba de una pieza de gran volumen fabricada en acero ser sumergible hasta 120 metros. Ahora, Patek Philippe conmemora los 40 años de historia del Nautilus con dos modelos, el nuevo 5711/1P con caja de platino que rinde homenaje al modelo de 1976, y el nuevo 5976/1G, que conmemora el primer modelo cronógrafo lanzado en 2006. Ambos modelos incorporan en el relieve clásico de su esfera azul un logotipo tallado para conmemorar el aniversario, al mismo tiempo que sustituyen los índices habituales estilo bastón por diamantes. El Nautilus 5711/1p 40 Aniversario edición limitada es un homenaje al original ‘Jumbo’ de 1976. Esta edición de 700 piezas evoca al modelo original al mismo tiempo que deja ver la evolución del modelo a lo largo de los últimos 40 años. La esfera está realizada en oro de 18 quilates y, a diferencia del modelo original, es de un tono azul oscuro que se complementa a la perfección con los índices de oro con diamantes Top Wesselton en talla baguette. En su interior encontramos el mecanismo automático calibre 324 S C, con un rotor central de oro de 21 quilates y un volante Gyromax y una espiral Spiromax, ambos patentados por Patek Philippe, que se encargan de garantizar su precisión. Sus acabados están realizados a mano, incluyendo en acabado Côtes de Genève de los puentes, y son visibles gracias al fondo de cristal de zafiro de la caja. Cada pieza se entrega en una caja conmemorativa confeccionada en corcho natural marrón, exactamente igual que la del modelo de 1976. Entretanto, el cronógrafo Nautilus 5976/1G 40 Aniversario edición limitada, ha sido realizado en oro blanco de 18 quilates y homenajea al cronógrafo lanzado en 2006. También recurre a un azul oscuro para su esfera así como para el monocontador situado a las 6 horas, que ha ganado en tamaño para facilitar su lectura. El responsable de su funcionamiento es el movimiento cronógrafo patentado CH 28-520 C, con funciones de puesta en marcha y parada y flyback controladas por medio de un mecanismo clásico de rueda de pilares con un embrague de discos vertical. Sus componentes y acabados pueden observarse gracias al fondo de cristal de zafiro. Este modelo está limitado a 1.300 piezas y se presenta en la misma caja que la otra edición limitada, con un diseño exacto al de la caja original.

A %d blogueros les gusta esto: