Posts Tagged ‘ Teléfono ’

SIEMENS S45: Auge y caída de una marca

SIEMENS S45Anunciado en el 2001, el Siemens S45 fue el primer teléfono móvil GPRS de Siemens , que permitía una transmisión de datos y acceso a Internet más rápido con las redes GSM -900 y GSM -1800 de doble banda acopladas. El teléfono venía con 360 KB de memoria interna, lo que en ese momento se consideraba generoso. Este espacio de almacenamiento se comercializó como flexible porque podría manipularse como un disco duro a través de un cable de teléfono a serie suministrado, y el software incluido aseguraba que los archivos pudieran transferirse desde el escritorio de la computadora al teléfono con solo arrastrar y soltar el mouse. Más tarde, Siemens lanzó el S45i, con una cuenta de correo electrónico agregado. Con unas dimensiones eran de 109 x 46 x 20 mm, 69 cc (4.29 x 1.81 x 0.79 in), un peso de 93 g (3.28 oz), una pantalla de 101×80 px caracteres y una bateria de 850 amperios hora, el Siemens S45 no tenia cámara integrada, wi-fi, bluetooth, EDGE y GPS, pero aun así, se hizo un espacio en un mercado tan competitivo. Lamentablemente el tiempo estuvo en su contra y al igual que la marca, tuvo un rápido declive. Es por ello que aprovechando la ocasión, es momento de repasar la historia de Siemens que pasó en muy poco tiempo del éxito al olvido. Como sabéis, Siemens Mobile era el nombre de la división alemana de Siemens que se encargaba de la producción de teléfonos móviles. Comenzó su andadura en 1985 con el Siemens C1, un auténtico pionero de la telefonía móvil, que de hecho ocupaba lo mismo que un bolso de mujer. Era lo que hoy nos parece un trasto enorme, pero que hace casi treinta años era verdaderamente revolucionario: poder hablar por teléfono desde cualquier parte. Sobra decir que no estaba orientado al público mayoritario, sino a individuos muy concretos, que necesitaran este primer actor en la historia de Siemens. El panorama de la industria móvil cambió mucho con el paso de los años. A finales de los noventa la situación ya era totalmente diferente: los terminales de entonces cabían, mejor o peor, en un bolsillo y en la palma de la mano. Para entonces, Siemens volvía a exhibir fuerza lanzando una serie de dispositivos pioneros que le hacia prever un gran futuro. Así, entró en el nuevo milenio con una posición clara en la industria móvil: pioneros incluyendo nuevas funcionalidades y características. Se repartía junto a Nokia un buen porcentaje de la cuota de mercado, acompañado de otros actores importantes como Alcatel, Motorola, NEC… Panorama muy distinto al actual. No existía la competencia de Apple, Samsung tenía un papel irrisorio, y ni hablemos de Huawei, BlackBerry o HTC. En su estrategia estaba el lanzamiento de bastantes terminales al año, los cuales seguían estas pautas para su nomenclatura. Todo marchaba bien para Siemens a principios de década. Pero por aquel entonces no se tenía tan presente que en cuanto alguien se duerme, el resto de competidores lo aprovecha. Eso le ocurrió a Siemens: hacían unas campañas de marketing excelentes, inoculando así una percepción algo desviada de la realidad en sus consumidores. Estas campañas, unidas a precios algo elevados, y un diseño físico en muchos casos sublime, transmitían una imagen poderosa como marca. El problema venía después, cuando el usuario descubría que el funcionamiento no era tan brillante como esperaba, y sus componentes tampoco tenían una calidad excesiva. O al menos, que se correspondiese con sus expectativas y su precio. Lo cierto es que Siemens ocupaba el papel que hoy tiene Samsung en cuanto a variedad de dispositivos lanzados. Cubrían todas las necesidades y gamas, jugando a entremezclar las letras anteriores en los nombres de sus móviles para que nos pudiésemos hacer una idea de cómo era un móvil simplemente conociendo su nomenclatura. No arriesgaban tanto como Nokia, que se podía permitir lanzar dispositivos bastante estrambóticos (innovadores, por otra parte), pero desde luego sí sacaban modelos realmente hermosos. Desafortunadamente, algunos de esos terminales llegaban cuando muchos consumidores ya habían perdido la fe en la firma alemana. La historia de Siemens tiene este momento como punto de inflexión: el de sus usuarios desencantados y mudándose a otras marcas, ayudando a la gran consolidación de Nokia a mediados de década. Para el 2004, la cuota de mercado mundial de Siemens bajó de un 8 % a un 5,5 %, evidenciando que el fabricante alemán ya no atravesaba por los buenos momentos de antaño. En ese momento se encontraba en el quinto puesto de los fabricantes, inmersa en una tendencia a la baja que se acentuó a finales de año. En el 2005, Siemens anunció que la compañía (división, mejor dicho) no se vendería, para tratar de acallar los rumores de crisis de la marca. Sí reconoció que se debía replantear la estrategia de la marca y redoblar los esfuerzos, materializándose este compromiso en el acuerdo alcanzado con los trabajadores para que comenzaran a trabajar más horas. Meses más tarde, en junio de ese año, Siemens tiraba la toalla y vendía la división Siemens Mobile a BenQ. El último teléfono acuñado por Siemens fue el Siemens SXG75, un dispositivo que contaba con la ventaja de tener un chip GPS, pero que ya había perdido incluso el cuidado diseño de sus predecesores. Con esta venta, se convirtió en estéril una inversión reciente de 350 millones de euros. BenQ, firma electrónica taiwanesa, se comprometía a continuar con la producción de terminales bajo la marca BenQ-Siemens por los siguientes cinco años, es decir, hasta mediados de 2010. Este movimiento fue bastante criticado, llegándose a contemplar como un duro golpe a la economía alemana. La andadura de BenQ-Siemens tampoco resultó todo lo beneficiosa que se esperaba. Los nuevos terminales tenían un diseño nada atractivos en general, y no se mejoraba nada en cuanto a valor del software y usabilidad. El primer mazazo vino con los datos de mercado, que reflejaban que con BenQ-Siemens se perdió un 40 % de cuota. Se abría una fuerte crisis en la división ya de BenQ, y la dirección de la marca no era partidaria de seguir con la producción. En ese momento, BenQ se declara en suspensión de pagos. Una marca histórica para la telefonía móvil se desvanecía. La historia de Siemens terminaba. El 29 de septiembre de 2006, se declara a BenQ Mobile (la división de la que BenQ-Siemens dependía) en quiebra y se paraliza su producción. Finalmente, el 31 de diciembre de 2006, todas las operaciones finalizan. El último día de 2006, Siemens se apagaba. Así finalizó el tortuoso y breve camino de Siemens desde que las cosas dejaron de irle bien. En opinión de muchos, una decisión precipitada, que acabó con una marca y con más de 16.000 empleos en Alemania. Realmente existe un espejo en el que Siemens podría mirarse a día de hoy: la propia Samsung, que durante muchos años tuvo una presencia nimia hasta que empezó a despegar, y que en los últimos años ha alcanzado una gran relevancia de la mano de Android. Los alemanes no tuvieron la misma paciencia, y en apenas dos años la historia de Siemens cambió por completo. Tocó a su fin, y terminó el periplo de una de las marcas punteras y pioneras en los primeros compases de la historia de la tecnología móvil. En cuanto al Siemens S45, aun es vendido en la red, pero más como una pieza de colección que por lo que ofrece.

Anuncios

NOKIA 7110: Siempre un paso adelante

Nokia 7110Hola Neo. ¿Sabes Quien soy? Con estas míticas palabras se arrancaba el bueno de Morfeo en su primera llamada al señor Anderson en la película Matrix. Pero ¿aquella llamada fue hecha con un Nokia 7110? En realidad no. El teléfono que sujeta Keanu Reeves es un Nokia 8110, un modelo de finales de 1996 cuya tapa deslizante fue manipulada en la película de los hermanos Wachowski para que se abriera como un resorte al pulsar un botón, un detalle muy molón pero que nunca tuvo el 8110 real. Como sabéis, la primera entrega de Matrix se estrenó recién en 1999. Ese año salió a la venta el Nokia 7110, un móvil muy parecido al 8110 pero más pequeño. Quizá en homenaje a la película, el 7110 sí que incorporaba un mecanismo automático de apertura de la tapa. La finlandesa anunció el 7110 como el primer ‘Media Phone’. Este título no se refería exactamente a sus capacidades multimedia sino al hecho de que el 7110 es el primer móvil en integrar un navegador WAP con acceso limitado, pero acceso al fin y al cabo a navegación en Internet. Equipado con una conectividad de 14.4 kbps, el Nokia 7110 es también el primero de los terminales en llevar instalado el venerable sistema operativo S40 que ahora se llama Nokia Asha. El terminal tenía un peso de 140 gramos, una generosa (para la época, claro) pantalla de 96×65 píxeles capaz de mostrar seis líneas de texto y una curiosa rueda de scroll que facilitaba la navegación. Aparte de agenda o de permitir tonos mono descargables, el 7110 integraba texto predictivo y correo electrónico. Si hubo un teléfono que eligió la pastilla roja, fue este. Con el llegó Internet a nuestros bolsillos. Menudos tiempos aquellos.

SAMSUNG GALAXY FOLDER FLIP 2: La nueva apuesta retro de Samsung

Samsung Galaxy Folder Flip 2No cabe duda que Samsung parece querer apuntar a un mercado nostálgico, con un smartphone de especificaciones modernas, metido en el cuerpo de un teléfono de la era de los feature phones, combinando un poco de lo mejor de ambos mundos. Estamos hablando del nuevo Samsung Galaxy Folder Flip 2, la segunda versión de uno de sus modelos con Android y pantalla táctil, pero con el característico teclado numérico plegable que reinaba hace más de una década atrás, y que a hoy podríamos llamar como un diseño retro. Lanzado originalmente en su natal Corea del Sur, también esta disponible en los Estados Unidos, para satisfacer a los fanáticos de este diseño clásico. En cuanto a las especificaciones de este equipo, sabemos que viene de fábrica con Android Nougat, una pantalla táctil de 3,8 pulgadas, procesador (no especificado) de cuatro núcleos corriendo a 1,4Ghz, 2GB de RAM y una batería de 1.950mAh. En lo que respecta a conectividad y almacenamiento interno, Samsung va a ofrecer dos modelos, uno con 3G y otro con 4G LTE y almacenamiento variable según el modelo, siendo el más alto de 256GB, algo realmente notable si consideramos que se trata de un teléfono gama media. Respecto a su hermano menor, el Flip 2 ha ganado espacio en sus teclas físicas para eliminar errores de escritura, y se ha aumentado la potencia de sus componentes internos. En cuanto a su coste y disponibilidad, el Samsung Galaxy Fólder Flip 2 viene en dos colores; negro y rosa burdeos, ambos con el característico teclado numérico de botones planos, a un precio de 297.000 won, lo que vendría a ser unos 240 euros aproximadamente. Extraña no encontrar versiones plateadas, blancas o doradas, colores más comunes de lo que parece en el entorno de los smartphones. Hasta en ello quieren diferenciarse.

NOKIA 3310: El indestructible ha vuelto

nokia-3310¡Ya lo tenemos aquí! Todo el mundo se puso contento cuando leyó la noticia de que volvía el mítico Nokia 3310. En efecto, luego de casi 20 años de que apareciera en el mercado, la marca finlandesa le ha rendido un homenaje actualizándolo a modo de smartphone. Como sabéis, la Red estaba lleno de especulaciones acerca de su posible aspecto, y la verdad es que no ha decepcionado para nada. Foros, tweets y artículos han gastado mucha tinta hablando de este teléfono. Y es que toda una generación creció con este dispositivo entre las manos. Que tiempos aquellos… No negaremos que muchos habíamos pensado que esta actualización seria para convertirlo en smartphone. Pero no ha sido este el caso. El diseño nos encanta. No se parece en nada a los que habíamos sabido por rumores y esto nos sorprende. Tenemos una pantalla de 2,4 pulgadas a color, una verdadera actualización respecto al modelo original. Además esta está polarizada y tiene curvas a ambos lados para mejorar su visibilidad. Eso sí, no es táctil, así que no hace falta ni que lo probéis. Vuelve el Nokia 3310 y vuelve el teclado numérico debajo de la pantalla. Este aspecto era una de las principales dudas que teníamos respecto a este homenaje. En cuanto a tamaños vemos que es mucho más delgado que el Nokia del año 2000. Aquel modelo media 113x48x22 y este nuevo 3310 mide 115,6x51x128. Con lo que es un poco más alto, un poco más ancho pero ha reducido casi a la mitad su grosor. No se si lo recordáis, pero si que era grande. ¡Increíble! Éramos muchos los que dábamos por hecho que estábamos ante un smartphone. Pero no, por no tener no tenemos ni Android. El sistema operativo es el Nokia Series 30+ y recuerda mucho al del Nokia 3310 original. Eso sí, se han actualizado todos los iconos para darle un aspecto muy moderno. Por otro lado nos ha sorprendido mucho que el teléfono solo contará con tecnología 2G. Esto nos limita muchos las cosas si queremos usarlo como móvil habitual. Vuelve el Nokia 3310 y también vuelven los SMS. Estos son gratuitos así que os servirán para comunicaros con quien queráis. Eso sí escribiendo a la antigua usanza.Aparte de la evidente nostalgia lo que más mola de este dispositivo es la batería. Ojito con estos datos. El Nokia 3310 puede estar hasta un mes en standby. Si sois de los que hablan por los codos, aguanta hasta 22 horas de conversación. ¿Queréis escuchar música? La batería dura 51 horas reproduciendo MP3. ¡Increíble! Además si queréis cargarlo, podréis hacerlo en cualquier lado ya que el Nokia 3310 viene con cargador mini USB. Vamos que si buscáis un móvil solo para hablar por teléfono y algún SMS, este es perfecto. Lo vamos a ver en un montón de empresas, de esto no hay duda. El Nokia 3310 edición homenaje lo podremos comprar en 4 colores distintos. Tendremos el modelo rojo, el amarillo, el gris y uno azul oscuro. No vamos a poder cambiar las carcasas, eso parece casi seguro. Como mucho la trasera, pero lo dudamos mucho.Otro detalle que nos ha gustado es que Nokia ha desarrollado una nueva versión del Snake. En esta vemos que hay otras serpientes y obstáculos por todos lados. Vamos que tiene una pinta brutal. Suponemos que no tardará alguien en copiarlo y lanzarlo en Android. Finalmente también se ha confirmado que el móvil viene con el típico tono de Nokia. En cuanto a su precio y disponibilidad, ya esta a la venta y a solo 49 euros. Vale, de acuerdo, no se puede hacer mucho con él, pero seremos un montón los que nos lo compraremos para tenerlo en nuestra colección.

SAMSUNG W2017: Un smartphone que evoca el pasado

samsung-w2017Samsung tiene un teléfono para todos los gustos y bolsillos. Como prueba está el lanzamiento del Samsung W2017, un teléfono con diseño clamshell, o también conocido como “de tapa”. Al ver el W2017, lo primero que pasa no es pensar en los teléfonos actuales, sino todo lo contrario: recuerda de inmediato los teléfonos de antes del cambio de siglo, de la época de los StarTAC de Motorola. Sin embargo, el W2017 está totalmente diseñado para la modernidad. Fabricado de aluminio y con dos pantallas, el W2017 se venderá sólo en China, pero eso no impide echarle un ojo y envidiar a los asiáticos (que no será tanta, luego de que te enteres de su precio).La pantalla, tanto interna como externa, es de 4.2 pulgadas, fabricada con un panel AMOLED y ofrece una resolución Full HD. Debajo del bonito chasis, encontramos un procesador Snapdragon 820 de Qualcomm, trabajando junto a 4GB de RAM. El almacenamiento interno es de 64GB y, si necesitas más, tiene espacio para una tarjeta microSD. Al enfocarse al mercado asiático, el W2017 ofrece soporte de dos tarjetas SIM y conectividad 4G. Sus medidas son: 127.8×61.4×15.8mm; no es delgado, pero no olvidemos que tiene dos pantallas y una es la tapa del teléfono. La cámara es de 12 megapixeles en la parte trasera, mientras que la frontal es de 5 megapixeles. Su peso es de apenas 208 gramos y la batería ofrece una capacidad de 2,300mAh. Según SamMobile, el W2017 no tiene un precio confirmado, pero el sitio reporta que podría costar alrededor de 20,000 yuanes, o sea US$3,000 (equivalente a unos 2.000€) Venga ya ¿la nostalgia cuesta tanto? Para los que crean que sí, deberán incluir el vuelo a China, ya que Samsung no venderá este smartphone fuera de ese país asiático. En general, tal y como se ve en las imágenes, Samsung ha lanzado un terminal muy premium para un mercado muy concreto, y su precio así lo atestigua. Se trata, simplemente, de una estrategia muy centrada en el nicho con gran poder adquisitivo que aún desea poder seguir con este formato sin sacrificios y se puede permitir un desembolso así. Se trata de una estrategia que parece estar funcionando, ya que Samsung no falta a su cita anual, con la serie. Así, además de haber lanzado modelos de gama media con esta disposición, la compañía lleva tres o cuatro años trayendo el equivalente a su gama alta, pero enfocándolos al lujo y a la moda, donde también persigue triunfar con sus accesorios.

NOKIA 3650: Nacido para ser único

Hoy en día un teléfono móvil con cámara, pantalla a color y diseño agradable, nos parece lo más normal del mundo, pero hace una década un terminal con semejantes características era toda una revolución. Especialmente el tema de la cámara, uno de los puntos fuertes del teléfono móvil con el que hoy vamos a hacer memoria, el Nokia 3650. Prácticamente recién estrenado estaba el año 2003 cuando el Nokia 3650 vio la luz. Tras el alumbramiento del Nokia 7650 por parte de la finlandesa solamente un año antes, este terminal hermano venía a mejorar las prestaciones y características de su antecesor, uno de los primeros teléfonos móviles con la capacidad de realizar fotografías. El Nokia 3650, llegó decidido a pisar fuerte. Funcionando con Symbian S60, el mismo sistema que albergó en sus entrañas su antecesor, este terminal perpetrado por Nokia ofrecía lo que en la época era algo extraordinario y además, una estética rompedora. Nokia siempre se ha caracterizado – antes casi más que ahora – por el interesante diseño de sus terminales. El Nokia 3650 no fue menos, y con él los finlandeses arriesgaron con fuerza. ¿Quién habría imaginado por entonces un teléfono móvil con teclado circular? Probablemente nadie, y es que aunque era un diseño bonito, práctico, lo que se dice práctico, no era (tal vez por ello su sucesor, el 3660, mantuvo el diseño a excepción del teclado, que se configuró en cuadrícula, como siempre). El teléfono, en sus formas, perseveraba en el diseño innovador. Sus grandes bordes redondeados y la parte inferior en semicírculo, sin duda caracterizaban y dotaban de personalidad al Nokia 3650. Cuasi más importante que el diseño, aunque fuese lo que antes llamaba la atención, en el Nokia 3650 una de los aspectos más destacados era la cámara que incorporaba. De tipo VGA y con una resolución de 640×480 píxeles, esta cámara no solamente era capaz de captar fotografías como el 7650, sino también vídeo, una auténtica pasada, hace 10 años. Si bien es cierto que los vídeos tenían la calidad que tenían, obvia y entendiblemente, aquello era todo un hito y una auténtica pasada. Sacar tu móvil y guardar en vídeo cualquier momento. Así de sencillo. Esta era, de hecho, una de las bazas que explotaba Nokia en los spots del 3650. Si bien en la época empezaban a surgir terminales con hasta impresiones 65.000 colores, el Nokia 3650 se conformaba con albergar 4.096 en su pantalla TFT. Nada del otro mundo, podríamos pensar, pero en realidad eran una auténtica gozada. Symbian S60 se desenvolvía en ella como pez en el agua.Asimismo, el Nokia 3650 también contaba con la productividad; no todo iba a ser diseño y cámara. Calendario con múltiples funcionalidades que recordaba a los que ofrecían las PDA, listas de tareas, completa agenda o aplicación de notas, eran algunas de las opciones que en este apartado nos ofrecía el terminal. Avanzadas para su época y para un teléfono móvil. En definitiva, el Nokia 3650 fue un teléfono móvil mítico como pocos en su época. Un terminal que marcó un antes y un después, que dejó huella en aquellos que lo poseyeron y en aquellos que soñaron tenerlo. El Nokia 3650, sin lugar a dudas, creó y formó a amantes de la tecnología móvil.

SIEMENS S10: El primer móvil con pantalla a color

Siemens S10Corría el año de 1997. Siemens no sólo fabricaba lavadoras, también vendía teléfonos y sorprendió a propios y extraños con el lanzamiento del primer móvil con pantalla a color, el Siemens S10. La pantalla del S10 era, en realidad, una de las primeras LCD coloreadas con una paleta de tonos muy básica y una resolución de 97×54 píxeles repartidos en seis líneas. En otras palabras, lo único que hacía esta venerable reliquia tecnológica era mostrar texto en distintos colores y pequeños iconos, pero ya era un avance. Estas características que ahora nos parecen antediluvianas, entonces eran lo último y el haber sido el primer teléfono con pantalla a color de la historia ya nadie se lo puede arrebatar. Equipado con unos teclados de goma y con una configuración de botones ya muy parecida a la de los móviles modernos, el Siemens S10 destacó también por su batería Li-ION que le otorgaba una autonomía de 10 horas en conversación. Nos gustaría poder decir que el mundo de las baterías ha avanzado una barbaridad. Lamentablemente el mundo de los componentes que devoran energía también lo ha hecho. Eso sí. Prácticamente era esta su única virtud reseñable, puesto que carecía de sistema GPS, de juegos, memoria externa o capacidad de conectarse a Internet. Apenas dos años después, Siemens lanzó al mercado el Siemens SL1088, considerado el primer terminal con formato deslizante de la historia, aunque ya sabéis que en esto de quien ha sido el primero en inventar algo siempre hay discusiones. El SL1088 era prácticamente idéntico en prestaciones al S10, incluyendo su peculiar pantalla ‘coloreada’. Su mayor problema era que hubo que recortar la batería para acomodarla en el poco espacio disponible y la autonomía se recortó hasta sólo 3 horas. Siemens fue una de las empresas más innovadoras en materia de telefonía móvil en las últimas dos décadas, hasta que decidió cambiar de rumbo empresarial.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: