Posts Tagged ‘ Halloween ’

HALLOWEEN: Desata tu miedos mas profundos

HALLOWEENEste 31 de Octubre se celebra la noche de Halloween, y con ella se vive una noche llena de misterio y fantasía. Para saber más sobre la noche de Halloween es necesario remontarse a la vieja Irlanda y a la conocida Noche de Brujas. La palabra Halloween es una derivación de la expresión inglesa All Hallow’s Eve (Víspera del Día de los Santos).Originalmente se celebraba en los países anglosajones. Era la festividad de origen celta más importante del periodo pagano que dominó Europa hasta su conversión al cristianismo, en la que se celebraba el final de la temporada de cosechas y era considerada como el “Año Nuevo Celta”, que comenzaba con la estación oscura. Es tanto una fiesta de transición (el paso de un año a otro) como de apertura al otro mundo. Su etimología es gaélica (Samhain, ‘fin del verano’) y cada vez son más los adeptos que se apuntan a ella. EEUU, Canadá, Irlanda y el Reino Unido la tienen como arraigada tradición, mientras que en Australia, España o Nueva Zelanda ha alcanzado una popularidad aceptable en los últimos años. La fuerza expansiva de la cultura de EE.UU. ha hecho que Halloween se haya popularizado también en otros países occidentales. Son los enanos los que más disfrutan de ella y aprovechan la ocasión para disfrazarse, comer caramelos y decir eso de “truco o trato”. Por todos es sabido que esta fiesta tiene como requisito y símbolo significativo a la terrorífica calabaza a la que se asocia a menudo con los colores naranja y negro. Esta tiene su origen en una antiquísima leyenda: Hace muchos, muchos años, un tacaño y pendenciero irlandés, llamado Jack, tuvo la mala fortuna de encontrarse con el diablo en una taberna, en la Noche de Brujas. Jack, conocido borracho, había bebido mucho pero pudo engañar al diablo ofreciéndole su alma a cambio de un último trago. El diablo se transformó en una moneda para pagarle al camarero, pero Jack rápidamente lo tomó y lo puso en su monedero. Como Jack tenía una cruz en su monedero, el diablo no pudo volver a su forma original. Jack no dejaría ir al diablo hasta que le prometiera no pedirle su alma en 10 años. El diablo no tuvo más remedio que concederle a Jack su reclamación. Diez años más tarde, Jack se reunió con el diablo en el campo. El diablo iba preparado para llevarse el alma de Jack, pero Jack pensó muy rápido y dijo: “Iré de buena gana, pero antes de hacerlo, ¿me traerías la manzana que está en ese árbol por favor?”. El diablo pensó que no tenía nada qué perder, y de un salto llegó a la copa del árbol, pero antes que el diablo se diese cuenta, Jack ya había tallado rápidamente una cruz en el tronco del árbol. Entonces el diablo no pudo bajar. Jack le obligó al diablo a prometer que jamás le pediría su alma nuevamente. Al diablo no le quedó más remedio que aceptar. Jack murió unos años más tarde, pero no pudo entrar al cielo, ya que durante su vida había sido un golfo, borracho y un estafador. Es por ello que cuando intentó entrar en el infierno, el diablo tuvo que enviarlo de vuelta, ya que no podía tomar su alma (tal como se lo había prometido). “¿Adónde iré ahora?”, preguntó Jack, y el diablo le contestó: “Vuelve por donde viniste”. El camino de regreso era oscuro y el terrible viento no le dejaba ver nada. Entonces el diablo le lanzó a Jack un carbón encendido para que se guiara en la oscuridad, y Jack lo puso en el interior de un nabo, para que no se apagara con el viento. De esta manera, Jack quedo condenado a vagar en las tinieblas eternamente. Esta leyenda habla de un nabo en cuyo interior Jack depositó la brasa de carbón a modo de farol. No dice nada de calabazas pero todo tiene su explicación. Los pueblos de origen céltico, como mandaba su tradición, ahuecaban los nabos y ponían carbón en ellos para iluminar el camino de regreso al mundo de los vivos a sus difuntos más queridos y así les daban la bienvenida, a la vez se protegían de los malos espíritus. Pero cuando los irlandeses llegaron a América, conocieron las calabazas y se dieron cuenta de que estas eran mucho más grandes y fáciles de ahuecar que los nabos, que por otra parte eran difíciles de conseguir en el nuevo mundo a diferencia de las calabaza, por lo que estas no tardaron en remplazarlas. Desde ese tiempo, ninguna persona ha crecido sin conocer un Jack-o-lantern, el tenebroso candil de Jack en el interior de una calabaza previamente tallada, para hacerla mas tenebrosa y cuyo uso se ha popularizado de tal manera que hoy es el símbolo por excelencia del Halloween, al cual podemos agregar otras actividades típicas de la Noche de brujas: el famoso truco o trato y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita a casas encantadas, las bromas, la lectura de historias de miedo y el visionado de películas de terror. Como podéis imaginaros, cada vez son más los países que se apuntan a esta tradicional fiesta relacionada con el mundo de los muertos y de los espíritus, reconvertida en una celebración inocente y divertida, alejada de sus orígenes primigenios.

Anuncios

HALLOWEEN: La festividad celta más terrorífica del año

malvadinEs tiempo de Halloween y llegó el momento de referirnos a uno de sus símbolos más representativos, cuya tenebrosa historia eriza los pelos de punta a uno. Como sabéis, a mediados del siglo XVIII, emigrantes irlandeses empiezan a llegar a América del Norte, quienes traen su cultura, su folclore, sus tradiciones, su noche de Samhain. Siguiendo los orígenes celtas de esta fiesta, los europeos comenzaron a sustituir el nabo por las calabazas, mucho más grandes y fáciles de ahuecar. En un primer momento la fiesta sufre una fuerte represión por parte de las autoridades de Nueva Inglaterra, de arraigada tradición luterana. Pero a finales del siglo XIX, los Estados Unidos reciben una nueva oleada de inmigrantes de origen céltico y por lo tanto, la fiesta irlandesa, se mezcla con otras creencias . En esta secuela colonial, Halloween incluye entre sus tradiciones, la conocida leyenda de Jack el irlandés. Sólo quedaba bautizar a la calabaza como “El candil de Jack”, es decir, “Jack el que vive en la lámpara” o, como se conoce actualmente, “Jack O’Lantern”. Esta leyenda tiene su origen en un irlandés taciturno y pendenciero llamado Jack, quien una noche de 31 de Octubre se tropezó con el mismísimo diablo. Desde entonces comenzó a extenderse la leyenda negra de Jack-o-lantern y a emplearse las calabazas convertidas en el tenebroso candil de este siniestro personaje. En una lejana noche de Brujas, un pendenciero irlandés con fama de borracho, llamado Jack, tuvo la mala fortuna de encontrarse con el diablo en una taberna. A pesar del alcohol ingerido, Jack pudo engañar al diablo ofreciéndole su alma a cambio de un último trago. El diablo se transformó en una moneda para pagarle al camarero, pero Jack -harto tacaño- rápidamente lo tomó y lo puso en su monedero que tenía grabada una cruz, así que el diablo no pudo volver a su forma original y Jack no lo dejaría escapar hasta que le prometiera no pedirle su alma en diez años. El diablo no tuvo más remedio que concederle su deseo. Pasado el plazo de los diez años, Jack se reunió con el diablo en el campo. El diablo iba preparado para llevarse su alma pero Jack pensó muy rápido y dijo: Iré de buena gana, pero antes de hacerlo, ¿me traerías la manzana que está en ese árbol por favor? El diablo pensó que no tenía nada que perder, y de un salto llegó a la copa del árbol, pero antes que se diese cuenta, Jack rápidamente había tallado una cruz en el tronco. Entonces el diablo no pudo bajar y él le obligó a prometer que jamás le pediría su alma nuevamente. Al diablo no le quedó más remedio que aceptar. Jack murió unos años más tarde, pero no pudo entrar al cielo, pues durante su vida había sido golfo, borracho y estafador. Pero cuando intentó entrar en el infierno, el diablo tuvo que enviarlo de vuelta, pues no podía tomar su alma (lo había prometido) ¿A dónde iré ahora? Preguntó Jack, y el diablo le contestó: Vuelve por donde viniste. El camino de regreso era oscuro y el terrible viento no le dejaba ver nada. El diablo le lanzó a Jack un carbón encendido directamente del infierno, para que se guiara en la oscuridad, y Jack lo puso en una calabaza que llevaba con él, para que no se apagara con el viento, el cual le sirve de tenebroso candil. Esta es la triste historia de Jack, un desgraciado ser que vaga como alma en pena la noche del 31 de octubre sin poder encontrar la paz eterna. Hoy, la fiesta de Halloween se desvela como una noche misteriosa protagonizada por brujas, fantasmas, vampiros, duendes o espíritus, dispuestos a asustar a cualquier precio con disfraces, bromas, pelucas, pinturas, pelis de terror, etc. Todo sin perder el buen humor y el ambiente festivo. Sin embargo, las calabazas convertidas en candiles serán una vez más las protagonistas que despejarán las tinieblas del inframundo y nos guiarán con su luz en el mundo de los vivos donde Jack sigue vagando por alguna esquina, listo para darnos un buen susto. Aprovecho el momento para desearos una feliz Noche de Brujas.

SCREAM: La máscara de la muerte

ScreamUna obra maestra de Wes Craven que fue estrenada en los EE.UU. el 20 de diciembre de 1996. Producida por Dimension Films, fue protagonizada por Neve Campbell, Courtney Cox y David Arquette. La historia nos sitúa en la ciudad ficticia de Woodsboro, en California, donde un asesino enmascarado provocará el pánico de sus habitantes. Sidney Prescott, interpretada por Neve Campbell,será nuestra protagonista y principal objetivo del asesino, además de sus diferentes compañeros y amigos. No podemos hablar de grandes interpretaciones, aunque sí podemos halagar la labor de Jamie Kennedy o la escena inicial, protagonizada por Drew Barrymore. Fue la primera entrega —de cuatro— que hizo Wes Craven de la exitosa serie de películas clásicas del género slasher, La primera (y la mejor) se puede calificar como un maravilloso homenaje a las películas clásicas del horror film. Como sabéis, en los últimos años esta clase de producciones habían perdido toda su fuerza porque para Hollywood estos guiones auguraban un fracaso imperdonable para con su margen de beneficios. Pero con ‘Scream’ todo cambió. ¿Por qué ver ‘Scream’? Porque la cinta acertó de lleno dedicando constantes guiños a las reglas básicas: “Número uno: nunca puedes tener sexo. El sexo es igual a la muerte. Número dos: nunca puedes beber alcohol o drogarte. Es un pecado. Es la extensión del número uno. Y número tres: nunca, bajo ninguna circunstancia digas, “regreso en un momento” porque nunca regresarás”. Estos diálogos, acompañados por numerosos guiños a otras películas de terror como Viernes 13 o Halloween, consiguen hacer cómplices a los espectadores de lo que están viendo. Para continuar, asegura sustos memorables (por aquel entonces no existía ‘Saw’). Con los años muchos largometrajes se degradan y adquieren un tono ridículo, pero lo curioso de ‘Scream’ es que a día de hoy sigue siendo referente bien para nostálgicos o bien para jóvenes que empiezan a interesarse por este género. Por último es destacable la nueva corriente que nace con ella de matar a personajes famosos nada más comenzar la película en el que se nos presenta la clase de asesino y sus ganas de jugar con las víctimas. Fue asimismo un éxito de taquilla, ya que logró recaudar 173,046,663 dólares a nivel internacional y recibió críticas muy positivas. Convertido en un referente de las películas de terror, Scream es todo un clásico sin duda alguna. Y que buena ocasión para volver a apreciarlo en la noche de Halloween.

CRITTERS: Unas repulsivas criaturas de gran voracidad

critters- Es tiempo de Halloween y que mejor que dedicarle en esta oportunidad una entrada a “Critters” una película de terror con toques de comedia estrenada en 1986. Esta comienza mostrando una estación espacial que funciona como una prisión, en la cual un grupo de criaturas llamadas Critters (que no se muestran en pantalla) están siendo transportadas a otra estación. Sin embargo, cuando las criaturas logran escapar robando una nave espacial, el líder del lugar debe contratar a dos cazarrecompensas con capacidad de metamorfosis para capturar a los Critters. Mientras tanto en el planeta Tierra la familia Brown lleva una vida tranquila en un pueblo rural de Kansas; el padre, Jay, la madre, Helen, la hija adolescente, April, y el hijo menor, Brad, quien suele pasar su tiempo con el ayudante mecánico de su padre, Charlie, y también tiene por hobby fabricar explosivos caseros. Cuando ellos dos se encontraban afuera, Charlie accidentalmente golpea a April con una honda y Brad, buscando evitar que su amigo tenga problemas, se hace pasar por responsable del incidente. Aunque es enviado a su cuarto como castigo, consigue escabullirse hasta el techo y desde ahí hasta un árbol. Desde allí ve un cometa surcar el cielo hasta caer cerca, produciendo un gran estruendo. Jay sale de la casa para investigar y encuentra a su hijo en el árbol, deciden ir juntos a investigar dónde cayó el cometa Al mostrarse el lugar de la colisión se hace evidente que el cometa era en realidad la nave espacial de los Critters. Los subtítulos indican que las criaturas quieren comida. Cuando Jay y Brad descubren los restos de una vaca que parece haber sido atacada ferozmente, deciden volver inmediatamente. Poco después los Critters llegan a la granja de los Brown y logran cortar el suministro eléctrico. Cuando Jay, Helen y Brad van a investigar el cortocircuito, Jay es atacado por uno de los Critters. Mientras tanto, April y su novio son atacados por otros Critters mientras estaban en el granero; el muchacho muere pero Brad logra rescatar a su hermana. La familia logra huir de las criaturas y refugiarse en la casa. Mientras tanto los dos cazarrecompensas, ya en la Tierra, se dirigen de un lugar a otro del pueblo buscando a los Critters y causando caos y destrucción; cuando Brad sale en busca de ayuda, se encuentra con ellos y los guía hasta su casa. Los cazarrecompensas logran exterminar a algunos Critters, por lo que los supervivientes huyen hacia su nave secuestrando a April en el camino. Brad logra rescatar a April de la nave y junto a Charlie logran introducir un cóctel molotov a través de la puerta de la nave, poco después de que los Critters destruyen la casa de los Brown, su nave explota. La mañana siguiente los cazarrecompensas vuelven a su nave luego de darle a Brad un dispositivo similar a un mando a distancia. Luego de que los cazarrecompensas restauran la casa de los Brown en menos de un minuto usando el dispositivo, abandonan el lugar. Finalmente se muestra el granero de los Brown unos huevos verdes insinuando la secuela de la película. En efecto, fue el comienzo de una secuela de cuatro películas sobre estas repulsivas criaturas – cada uno mas disparatada que la otra – pero aun así, se dejaban ver.

GOOSEBUMPS: Una serie que te produce escalofríos

Preparándonos para el Halloween toca hablar de una serie de televisión canadiense de historias cortas de terror y ciencia ficción titulada Goosebumps (conocida en España como Pesadillas y en América Latina como Escalofríos) vista allá por la década de los noventa, años en las cuales también se pudo apreciar otras producciones de corte similar como “Tales from the Darkside” (Historias del Lado Oscuro), “Are You Afraid of the Dark?” (¿Le temes a la oscuridad?) o “Tales from the Crypt” (Cuentos desde la Cripta) – a quien por cierto le dedique una entrada en junio del 2009 – los cuales tuvieron como antecedentes a la clásicas “Night Gallery”(Galería Nocturna) y “The Twiligth Zone” (Dimensión Desconocida). Como sabéis, Goosebumps es el nombre de una serie de libros de terror y ciencia-ficción para jóvenes creada en 1992 por el escritor estadounidense R. L. Stine. Esta consta de un total de 60 libros, el último de los cuales (Sangre de monstruo IV) fue publicado en 1999. Su éxito dio origen a una serie televisiva de 74 episodios – de treinta minutos cada uno – con historias adaptadas de sus célebres libros, en la que criaturas fantásticas emergen de los objetos más familiares y cotidianos, máscaras de halloween se adueñan de la personalidad de su portador, terroríficos espantapájaros que cobran vida, artilugios inquietantes, cementerios malditos, brujería negra y extraños conjuros Nadie está a salvo en el colegio, en el hogar o en el vecindario. En cada rincón puede esconderse algo o alguien que provoque el horror en tu vida, despertando tus peores pesadillas. A diferencia de ¿Le temes a la oscuridad?, cada historia comenzaba sin nadie que contara la historia, salvo los episodios donde R. L. Stine apareció dando una pequeña sinopsis del capitulo.Producida por Hyperion Pictures y Protocol Entertainment, en asociación con Scholastic Corporation y distribuida internacionalmente por Saban Internacional, su éxito dio origen a una serie de videojuegos para PC producidos por DreamWorks. Aunque la serie ya no se transmite hoy en día, suelen reponerse en la televisión estadounidense durante la temporada de Halloween, lo cual le permite ganar nuevos adeptos ¿A que no te gustaría verla de nuevo?

IMPERDIBLES: Las películas de terror que no pueden faltar en Halloween

Drácula Venga ya, la tradicional noche de brujas esta a la vuelta y si decidiste no salir de casa y por el contrario disfrutarla – bien acompañado por cierto – de una serie de memorables películas de terror de todos los tiempos, aquí te damos el dato de cuales a mi entender son las apropiadas para la ocasión. Si bien cada uno tiene sus preferencias al respecto, no negaran que los de la lista son las favoritas de muchos ¿vale? Así, entre los filmes más recordados tenemos por ejemplo a “Drácula”, “El exorcista”, “Psicosis”,“La Profecía”, “Scream”, “Pesadilla en Elm Street”, “La noche de los muertos vivientes“, entre otras, tanto clásicas como las realizadas en los últimos tiempos. Y es que no hay nada como una buena película de terror, ya que asustarse y divertirse, al mismo tiempo, no tiene precio. Entre las primeras podemos recomendar a las realizadas en el Reino Unido a finales de los cincuenta, por la mítica productora Hammer quien produjo una serie de filmes considerados como los clásicos de los clásicos en el género, a saber “Drácula”, “El hombre lobo”, “La momia” y “Frankinstein” como protagonistas. Y en Estados Unidos, a finales de los años 60, se presentó una película de Roman Polanski , “El bebé de Rosemery” una cinta en la que una mujer que espera un hijo descubre que sus vecinos, tan atentos ellos, son en realidad adoradores del diablo y que esperan que el hijo que nazca sea el hijo de Belcebú. Ni más ni menos. Y, claro, de diablos y otras cosas sabe Linda Blair, y de vómitos también. ¿Cómo olvidar su posesión demoníaca en “El Exorcista”? Sí, bien es cierto: los efectos vistos resultan ahora bien inocentones, los sustos siguen siendo genuinos. No podíamos olvidar en esta apretada lista a “Psicosis” y la historia de Norman Bates, con la cual Alfred Hitchcock creó algunas de las escenas más memorables de la historia del cine. Por supuesto que la sangre continuó a raudales en los años 80, con una pequeña obra maestra de John Carpenter (maestro de cine de terror) llamada “Halloween”, en que Jamie Lee Curtis debía sobrevivir a los embates de Mike Myers. Imposible olvidarnos del sanguinario Jason en su interminable saga titulada “Viernes 13” ¿La última gran película de este tipo de cintas? Indudablemente “Scream” de Wes Craven. Como siempre, este repaso resulta incompleto sino nombramos a las mas recientes como “El Aro”,“El proyecto de las brujas de Blair”, “La casa de cera”, “El amanecer de los muertos”, “Terror en Silent Hill”, “Se lo que hicieron el verano pasado”, “Resident evil” , y un largo etcétera que también tienen sus fans , entre los cuales me incluyo. Hay muchas cintas que señalar y de las cuales discutir. Felizmente el cine es generoso con los sustos. Escoge el de tu preferencia y a disfrutarla como se merece en la noche de brujas.

A QUE NO LO SABIAS : ¿Donde se origina el Halloween?

HalloweenEl origen de esta antiquísima celebración se pierde en la noche de los tiempos. El Halloween – también conocido como Noche de Brujas – es una fiesta que se realiza en la noche del 31 de octubre y que tiene su origen en la antigua festividad celta del Samhain. Con la llegada de os Romanos, también hizo su infame aparición la Iglesia Católica, la cual con su habitual falta de originalidad, decidió “cristianizarla” trasladando la festividad al día siguiente, en honor de “los santos difuntos”(?) como si estos necesitarían de algún homenaje. Pero su sucio juego de nada le valió, porque el Halloween siguió celebrándose con mayor intensidad. Así , al ser llevada por los irlandeses a los Estados Unidos, y debido a la fuerza de su cultura , permitió que la noche de brujas se haya popularizado también en el resto de países occidentales. El día se asocia a menudo con los colores naranja y negro y está fuertemente ligado a símbolos como la calabaza. Las actividades típicas de Halloween son el famoso “truco o trato”, así como las fiestas de disfraces, las hogueras,la visita de casas encantadas, las bromas, la lectura de historias de miedo y la vista de películas de terror. El 31 de octubre al anochecer, Halloween entra en su apogeo. Una de las costumbres más arraigadas entre los niños es disfrazarse y recorrer las calles visitando las casas del barrio. Estos van con sus calabazas, llaman a las puertas y cuando el propietario hace su aparición, lanzan el grito unánime “¡truco o trato! (trick or treat!). La tradición exige que el inquilino de la casa ceda a este “terrible chantaje”, regalando a los niños todo tipo de dulces y golosinas, haciendo un trato (treat) con ellos. De no obrar de esta manera, el vecino moroso se expone a las temibles travesuras (tricks) de los chiquillos disfrazados de esqueletos, zombies, vampiros, momias o brujas. Hoy en día Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidense y canadiense. Asimismo, en Europa y América Latina son muchas las ciudades en las que los jóvenes han decidido importar el modo con el que Estados Unidos concibe dicha festividad celebrándolo con fiestas y disfraces. El hecho de que haya podido llegar hasta nuestros días es, en cierta medida, gracias al enorme despliegue comercial y la publicidad engendrada en el cine estadounidense. La imagen de niños correteando por las oscuras calles disfrazados de espantos, pidiendo dulces y golosinas a los habitantes de un “atemorizado” barrio, ha quedado grabada en la mente de muchos.En suma, el Halloween se ha convertido en una costumbre alegre y divertida,lejos de las calumnias e infamias propaladas contra esta inocente celebración por una corrupta y decadente Iglesia Católica, cómplices de Genocidas y encubridor de curas pederastas,los verdaderos monstruos que deben arder en la hoguera ¿no os parece?

A %d blogueros les gusta esto: