Archivo para 31 julio 2017

APPLE IIc: La evolución de Apple

APPLE IIcFue el cuarto modelo de la serie Apple II de ordenadores personales, siendo el primer esfuerzo de Apple Inc para producir un ordenador portátil. El resultado fue una versión portátil 75 lb (3.4kg) del Apple II que podía ser transportado de un lugar a otro. La “c” en el nombre quería decir compacte, refiriéndose al hecho que era esencialmente una configuración completa de Apple II (exceptuando la pantalla y la fuente de alimentación) dentro de una pequeña caja que lo hacía muy portátil, por aquella época. Llevaba incorporados, al lado, la unidad de disquete de 5″1/4 y detrás, los nuevos puertos de expansión periférica integrados a la placa madre, no tenía ranuras de expansión internas ni ningún acceso directo a la placa base como los Apple II anteriores, haciéndolo un sistema cerrado como el Macintosh. Aun así, esta era la orientación prevista por este modelo – una máquina similar a un electrodoméstico-, a punto para su uso al sacarlo de la caja, que no requería ni conocimientos técnicos ni experiencia para conectarlo y, por lo tanto, muy atractivo para los usuarios noveles. El Apple IIc fue lanzado al público el 24 de abril de 1984, durante un acontecimiento realizado por Apple llamado Apple II for ever. Con este lema, Apple proclamó la nueva máquina con gran pompa, como una prueba del compromiso a largo plazo de la empresa con la serie de la Apple II y sus usuarios, a pesar de la reciente introducción del Macintosh. El IIc era también podía ser visto como la respuesta de la empresa al nuevo PCjr de IBM, de hecho, Apple esperaba vender 400,000 antes de finales de 1984. Esencialmente, era un Apple IIe dentro de una caja más pequeña, no era un sucesor, sino más bien una versión portátil para complementarlo. Los Apple IIe serían vendidos de un lado a los usuarios que requerían la capacidad de las ranuras de expansión, y de otro a aquellos que querían la simplicidad de una máquina “plug and play” con la portabilidad en mente. Técnicamente el Apple IIc era un Apple IIe dentro de una caja más pequeña, más portátil y más fácil de utilizar, pero menos ampliable. El IIc utilizaba el microprocesador CMOS 65C02 que añadió 27 nuevas instrucciones al procesador 6502, pero que era incompatible con algunos programas, puesto que no-soportaba los “ilegal opcodes” del 6502. Apple declaró que el Apple IIc era compatible con un 90-95% de los 10,000 paquetes de software disponibles por la serie de la Apple II. El nuevo microprograma en ROM permitió al Applesoft BASIC reconocer los caracteres en minúsculas, funcionaba con una pantalla de 80 columnas, y corrigió varios bugs de la ROM del IIe. En términos de vídeo, la pantalla de texto añadió 32 carácter nuevos y únicos, con los símbolos llamados “MouseText” que, permitían mostrar iconos sencillos, ventanas y rectángulos para poder realizar una Interfaz gráfica de usuario completamente orientada a caracteres, concepto similar pues a la página de código 437 de IBM o a los caracteres PETSCII de Commodore. Un año más tarde, el Apple IIe se beneficiaría de estas mejoras en forma de un paquete de cuatro-chips de puesta al día de su FW. En el momento del lanzamiento de Apple IIc, Apple anunció una pantalla LCD opcional en blanco y negro (de un bit) diseñada específicamente para el Apple IIc llamada pantalla LCD plana de Apple. A pesar de que fue recibida como un complemento que hacía el IIc más portátil, iba conectada con un cable y no estaba integrada, aparte de que tenía muy poco contraste (sin backlight), era muy cara. Hoy convertida en una pieza de museo, alcanza buenos precios cuando es ofrecida en eBay.

Anuncios

HENSCHEL HS-129: El cielo es el límite

HENSCHEL HS-129Fue un avión alemán de ataque a tierra de la Segunda Guerra Mundial desplegado por la Luftwaffe. Su apodo era Panzerknacker (el rompe-tanques). El Hs 129 nunca tuvo la posibilidad de demostrar lo que se esperaba de él, ya que el avión fue producido en pequeño número, y fue desplegado cuando la Luftwaffe no podía protegerlos de los ataques de otros aviones. Con el inicio de la Blitzkrieg en septiembre de 1939, los alemanes habían demostrado claramente a las demás potencias la importancia del carro blindado como uno de los elementos clave en la guerra moderna. En consecuencia, como el conflicto se prolongó, el número de tanques (así como su tamaño, armadura y armas) se había incrementado de manera asombrosa. En el frente ruso, por ejemplo, toda la estrategia del Ejército Rojo a partir de finales de 1942, se basó en ataques masivos de grandes formaciones de blindados, compuestas por el notable T-34. Naturalmente, este hecho llevó a su lógica reacción: el desarrollo de armas que pudieran destruirlos y el Henschel Hs129 fue el único avión diseñado durante la Segunda Guerra Mundial con el fin específico y exclusivo de luchar contra los carros de combates, de ahí, que ganó el apodo de su tripulación: Fliegender Büchsenöffner (literalmente: Abridor de latas volador). Obviamente existían otros dispositivos adecuados para este tipo de misión, como los aviones alemanes Fw190G, Bf110 y el más conocido Ju 87G ‘Kanonenvogel’, además del ruso Il-2 Sturmovik, pero ninguno exclusivamente con esta finalidad. El Henschel HS 129, que voló por vez primera en la primavera de 1939, había sido diseñado para satisfacer un requerimiento de El Ministerio del Aire del Reich (en alemán: Reichsluftfahrtministerium, abreviado RLM), que precisaba de un bimotor de ataque al suelo armado, como mínimo, con dos cañones de 20 mm y provisto de un considerable blindaje. Cuatro modelos, procedentes de cuatro compañías distintas, se presentaron, y solo dos, fueron considerados; el de Focke-Wulf, una conversión del anterior avión de reconocimiento Fw189, y el diseño completamente nuevo de Henschel, el Hs129. Su fuselaje, de sección triangular, albergaba una estrecha cabina de limitada visibilidad, provista de un parabrisas blindado de 75 mm de grosor; el morro se hallaba igualmente construido con chapa acorazada. El Hs 129 fue diseñado alrededor de una gran ‘bañera’ de acero que formaba el morro del avión y protegía completamente al piloto. Incluso la cubierta, era de acero, con solo dos pequeñas ventanas a los lados, y otras dos pequeñas en el frontal. La carlinga era tan reducida, que el panel de instrumentos, terminó colocado bajo el morro, por debajo del parabrisas y el cañón, fue montado fuera del morro. Finalmente, el avión, resultó un 12% más pesado de lo esperado, y los motores, estaban un 8% inframotorizados, por lo que voló comprensiblemente mal. El sistema de control de vuelo, se mostró inoperable a bajas velocidades, y en las pruebas de vuelo, uno de los aparatos se estrelló ya que las fuerzas en la palanca de mando eran tan elevadas, que el piloto, no pudo empujarla. El diseñó de Focke Wulf no resultó ser mejor. Ambos aviones, estaban inframotorizados, con sus motores Argus As 410 de 465 cv, y resultaban difíciles de volar. La RLM sin embargo, se veía en la obligación de mantener el concepto básico. Finalmente, solo decidió un factor entre los dos aparatos, y es que el Henschel era más pequeño y barato. Al Focke-Wulf se le dio baja prioridad, y se continuó el proyecto para compararlo con el Hs 129A-0 de los que se encargaron ocho aparatos de preserie para la prosecución de las pruebas, pero la planeada versión Hs 129A-1, origen de la serie A, armado con dos cañones MG 151/20 de 20 y dos ametralladoras MG 17 de 7.92 mm, junto a la capacidad de portar 50 kg de bombas bajo la línea central del fuselaje fue radicalmente rechazada por la Luftwaffe Sustituyéndose por la Hs 129B-1. El primer prototipo de producción, entonces llamado Hs129 B-0, estaba previsto para volar a finales de 1940, pero graves problemas retrasaron el programa, siendo así que las primeras unidades llegaron al frente de batalla recién para 1942. Esta nueva serie fue rediseñado y equipada con motores más potentes Gnome-Rhône 14M que eran producidos por el gobierno francés de Vichy. Estos estaban equipados con 14 cilindros radiales y desarrollaban una potencia máxima de 690 caballos. Las primeras unidades en emplear el Hs129 fueron el 4./Sch.G1 (4 Staffel del Schlachtgeschwader 1) que lo utilizó en operaciones en el Cáucaso, en la que los resultados fueron satisfactorios y el 4./Sch.G2 (4 Staffel del Schlachtgeschwader 2) empleados en el norte de África, donde fue menos de lo esperado. Aun así, fue puesto de manifiesto la necesidad de mejora de sus armas ofensivas. En cuanto a las armas, el Hs129 también paso por constantes mejoras. Si bien los modelos de la serie “A” tiene cuatro ametralladoras MG17 (de 7,92mm), los que pertenecían a la línea “B” fueron dotados con una gama mucho más amplia de armas. El Hs129B-1/R1, poseía además de las MG17, dos cañones MG151 de 20mm embutidos en los laterales del avión, al que se le adicionaron dos bombas de 50 kg, o 48 bombas de racimo de 2kg. La versión B-1/R2 sólo contaba con un cañón Mk101 de 30mm en la parte inferior del fuselaje, el primer avión en emplear tal calibre, que finalmente lo hizo mucho más eficaz contra los tanques adversarios, con la única excepción de los modelos más pesados, que debían ser atacados por la parte trasera, donde el blindaje era más débil. Además, se le había añadido una batería adicional de cuatro ametralladoras MG17 (modelo B-1/R3), y bombas SD4 de 4kg, muy adecuadas para penetrar blindajes. Los modelos siguientes fueron la versión B-1/R-4, que tenía dos ametralladoras MG17 embutidas en los laterales del fuselaje y podían transportar hasta 250 Kg. de bombas y la versión B-1/R5, a la cual se instaló una cámara fotográfica vertical para misiones de reconocimiento. A mediados de 1943, la mayoría de los Hs129 en operación fueron equipados con estos cañones demostrando ser una eficaz arma antitanques. Como los soviéticos estaban aumentando la producción de sus tanques y sus desempeños, se fue acelerado el desarrollo de unidades diseñadas específicamente para luchar contra las grandes formaciones de blindados soviéticos. Surgió entonces el Hs129 B-2, versión que incorporaba algunos cambios radicales, tales como el cambio de la MG17 por la MG131 (con un calibre de 13mm.), con mayor cadencia y la potencia de fuego. Entre los subtipos que derivaron de esta serie, los que más se destacaron fueron los que emplean los cañones anticarro BK 3,7 y BK 7,5 de calibres 37mm y 75mm respectivamente. El poderoso cañón antitanque BK7,5 de 75mm era increíble: pesaba 1.500kg y disparaba un proyectil encamisado de tungsteno de 3,2 kilogramos a una velocidad de 933 m/s. Esta munición podría penetrar un blindaje de 133mm a una distancia de 1.000 metros. El barril de este cañón se proyectaba 2,5 m delante de la nariz de la aeronave. Gracias al éxito del experimento, se había desarrollado la versión Hs129B-3/Wa, utilizando el Pak40L, con una velocidad de tiro de 40 disparos por minuto, aunque un solo tiro bien colocado era suficiente para destruir un blindado. Otras armas utilizadas por la misma serie fue una batería de 6 tubos lanzadores de cohetes de mortero de 75mm (J-Gr 38) conocida como SG 113A (Förstersonde), disparando hacia abajo y hacia atrás (en ángulo de 60°), utilizando un dispositivo automático que se activaba cuando el avión sobrevolaba objetos de metal. El aparato de control Opta-Radio se ubicaba en una caja metálica detrás del asiento del piloto. El piloto activaba esta arma por medio de un selector en el panel de control a la derecha de la columna de control. Este también podía regular la sensibilidad de la célula fotoeléctrica por medio de un aparato ubicado en el extremo izquierdo del panel de instrumentos mientras que el botón para armarlas se encontraba en la columna de mando. La producción total del Henschel Hs129 hasta el final de la producción fue de aproximadamente 870 unidades (de los cuales 841 eran de la serie B), producción que finalizó a fines de septiembre de 1944. Hoy es parte de la historia.

SUPER RETRO BOY: La Game Boy que todos habían soñado

Si los creadores de Super Mario dijeron adiós a la Game Boy tras la salida de Nintendo DS, aún hay muchos aficionados que echan de menos esa consola portátil de la compañía japonesa. Es por ello que llega una versión reimaginada de la Game Boy original que se lanzará este mismo verano bajo un sistema con diseño moderno, con batería recargable y compatible con todos los títulos de Game Boy. La nueva consola, conocida como Super Retro Boy – que nada tiene que ver con Nintendo – tiene entre sus características diez horas de autonomía, una batería de 2500 mAh y una pantalla TFT de alta resolución y muy resistente. Además, parece que esta nueva consola portátil retro inspirada en Game Boy original llegará acompañada de un cartucho con diez juegos, aunque no se ha concretado qué títulos incluirá. Por ahora ya hemos visto algunos juegos de GBA funcionando sobre la nueva portátil, y el resultado es muy prometedor (pese a que la colocación de los botones L y R ha causado el descontento de algunos usuarios). Tampoco podemos adelantar si la consola será compatible con los cables link de las máquinas que emula, ni si podrá conectarse a GameCube como en su momento hicimos con Game Boy Advance y Game Boy Advance SP. La máquina estará disponible en dos colores de inicio. La blanca, que recuerda a la primera Game Boy, y una negra y roja, similar a otros productos de Retrobit. Para cargar la batería de esta Super Retro Boy podremos utilizar cualquier cable micro USB. Y otro de los detalles que aún quedan por saber es si se podrá ajustar el contraste en los juegos, como en la primera Game Boy, o si podremos elegir el formato de la imagen para que no se produzcan “recortes”. Según hemos podido leer, el precio de Super Retro Boy rondará los 80 dólares cuando se ponga a la venta el próximo mes de agosto en algunos comercios de Estados Unidos, aunque podrá adquirirse de importación en tiendas como Amazon.

EL JUEGO DE LA RULETA: La casa siempre gana

RULETALa obsesión por el dinero fácil ha posibilitado el desarrollo de juegos de azar con la esperanza de ganar mucho dinero con muy poco esfuerzo, llegando el caso de que quienes lo practican, llegan a enviciarse de tal modo y se las pasan horas en los casinos con la vana esperanza de que la diosa fortuna se acordará de ellos, pero que al final lo pierden prácticamente todo, ya que como era de esperar, ‘la casa siempre gana’. Precisamente, uno de los más conocidos juegos de casino es la ruleta, con la cual solía ‘entretenerse’ la élite de la sociedad, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en uno de los juegos más jugados y conocidos del mundo. Existen diferentes teorías en cuanto al origen de la ruleta, pero la mayoría de ellas están de acuerdo en que el juego tal y como se conoce hoy en día fue inventado en Francia en el siglo XVIII. En efecto, podemos asegurar que la primera ruleta moderna fue inventada por el francés matemático, físico, y filósofo Blaise Pascal, quien tuvo como objetivo la creación de una máquina de movimiento perpetuo. Aunque la intención de Pascal no era la de crear un juego de apuestas, su invento contribuyó significativamente a la ruleta moderna a la que juega hoy en día. Décadas después la ruleta fue adoptada como juego de casino. La primera mención a la ruleta fue en 1796, cuando el novelista francés Jaques Lablee la describió en su libro “La Roulette, ou le Jour” que estaba inspirado en un juego que vio en el Palacio Real francés. En ese momento, la ruleta contenía una casilla de doble cero. El cero fue introducido en la ruleta en 1843 por un francés llamado François y Louis Blanc para ofrecer servicios más atractivos y mejores a las personas que visitaban el casino del pueblo de Homburg. En este momento, la ruleta era ya bastante conocida y famosa en Europa, por lo que no tardó mucho en ser conocida en el continente americano. Primero, fue llevada al Nuevo Mundo por inmigrantes franceses y llegó a ser popular en la zona de Nueva Orleans, pero después su fama fue extendida por todo los EE.UU. No obstante, la verdadera revolución de este juego fue durante la segunda mitad del siglo XX, cuando fue asequible para la mayoría de la sociedad. A comienzos de siglo, solo dos ciudades en el mundo tenían casinos con ruletas, concretamente Las Vegas y Montecarlo, pero unas décadas mas tarde, este número creció hasta varios cientos – por no decir miles – de ellos. La popularidad de la ruleta experimentó un aumento sin precedentes en la era de Internet, cuando los casinos online empezaron a aparecer. La ruleta se convirtió en uno de los juegos online más respetados, debido a sus imágenes elegantes, pero también por los reducidos precios que se cobraban por jugar a la ruleta online. A diferencia de los casinos que podamos encontrar en nuestra ciudad, que se centraban o en el cero o en la variante de doble cero, las ruletas online acogen ambas variantes permitiendo a los jugadores la oportunidad de elegir el tipo de jugabilidad. La ruleta online cuenta además con una ‘ventaja’ sobre las ruletas reales, en concreto, los bonos de ruleta ofrecidos por los casinos online. Si se decide a registrarse en una página web de ruleta se dará cuenta que casi todas ‘ofrecen’ dinero gratis tras un primer depósito, un cebo para iniciarte en el vicio. Durante los últimos años, una nueva tendencia ha comenzado a extenderse por los casinos online. Se trata de los juegos de ruleta en vivo que permiten ver un juego real de ruleta, administrados por un repartidor de cartas. Estos programas tan sofisticados permiten dar instrucciones a los miembros del casino en tiempo real y ver la acción a vía webcam. Estos y otros aspectos han convertido a la ruleta online en uno de los juegos más populares, superando a los casinos reales. No hay ningún casino online que no ofrezca juegos de ruleta, y los servicios que ‘ofrecen’ día tras día tienen un mismo y único fin: tu dinero, hasta el último centavo. Cuidado con esta clase de juegos y no dejaos engañar.

UNA FIEBRE POR LO RETRO: Sony vuelve a fabricar discos de vinilo luego de 30 años ante la demanda global

Sony PSLX250HComo sabéis, una de las formas de entretenimiento que no paran de crecer en los últimos años y que sigue siendo de las preferidas para millones de personas, es la de la música. Ejemplo de ello es la explosión de las plataformas digitales como Spotify, Apple Music, Tidal, SoundCloud, entre otras. Para muchos, los cambios en los hábitos de consumo y la tendencia por que las personas ahora prefieren controlar lo que escuchan hicieron suponer que formatos clásicos como el CD, cassette y discos de vinilo estarían destinados a desaparecer, pero parece que el boom por lo retro les tiene deparado otro destino. Al menos para el formato de vinilo que ha tenido un repunte en los últimos años, pero recientemente parece que este mercado vuelve a tomar una posición importante en la industria de la música. Tanto que una de las trasnacionales más grandes del sector volverá a producir este tipo de discos. Se trata de Sony Music Entertainment, que tiene planes de instalar una nueva fábrica de discos de vinilo en el suroeste de Tokio, Japón. La trasnacional nipona no fabrica este tipo de discos desde hace casi 30 años, pero parece que el apetito de los coleccionistas y la tendencia de muchas bandas y artistas por lanzar ediciones especiales en este formato la motivan a regresar al mercado. Según reportes de la agencia AFP, Sony contempla iniciar la producción entre en el mes de marzo del próximo año, hecho que aprovechará para implementar diversas acciones de marketing para lanzar ediciones especiales de discos que tienen bajo su sello y EPs de colección. Sony Music Entertainment, y sus subsidiarias tienen en su catálogo discografía de grandes bandas como Depeche Mode y Pearl Jam, entre otros. La apuesta de la productora es apelar a un mercado que ha dado muestras contundentes de crecimiento. Durante la década de los noventa los discos en vinilo se fueron en picada pasando de ventas por 137 millones de dólares en 1997 a sólo 34 millones en 2006 a nivel mundial. Pero, luego de este bache motivado por la explosión del CD y, posterior a la decaída de este mismo formato, los discos también conocidos como acetatos volvieron a incrementarse, tendencia que se consolidó con las plataformas streaming. Durante los últimos tres años las ventas de discos de vinilo han registrado ventas considerables, en el 2014 fueron de 347 millones de dólares, pero en el 2015 se incrementaron hasta los 416 millones, según cifras proyectadas en Statista. El año pasado alcanzaron los 563 millones de dólares, de acuerdo con un reporte de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI). ¿Por qué las plataformas streaming tienen que ver con este boom? Un estudio realizado el año pasado por ICM, reveló que cerca del 50 por ciento de las personas encuestadas que compran discos de vinilo reconocieron que antes escucharon el álbum en una plataforma de música por streaming, principalmente Soundcloud o YouTube. Aunque los coleccionistas y la moda (aclaramos que no comparamos una cosa con la otra) también tienen que ver, ya que casi el 48 por ciento de las personas señalaron que no los han reproducido. De hecho, el estudio señala que muchas veces los vinilos terminan como objetos de decoración. Al final, todos estos factores han contribuido a que la industria reviva este formato tan amado por los melómanos, porque es considerado el formato de mayor calidad para grabar y reproducir música. En los últimos años grandes bandas y artistas han lanzado ediciones especiales en vinilo, como Pink Floyd, que lanzó la reedición de toda su discografía en este formato. Las ventas de vinilos en Japón rozaron las 800.000 unidades en el 2016, ocho veces más que el nivel del 2010, según datos de la industria musical nipona. Esta tendencia también se observa en otros países como Reino Unido, donde el año pasado las ventas de vinilos llegaron a superar a las de música en formato digital, o en Estados Unidos, donde se vendieron 17,2 millones de discos en el 2016.

A %d blogueros les gusta esto: