Posts Tagged ‘ Videojuegos ’

RETRO-BIT GENERATIONS: Una consola en miniatura con 100 juegos clásicos

RETRO-BIT GENERATIONSVaya uno a saber porque motivos, pero en los últimos tiempos a muchos les ha entrado un ataque de nostalgia con las consolas de los años 80 y 90. Esto ha sido propiciado por la vuelta al mercado de algunos modelos míticos en versiones en miniatura. Aunque lo cierto es que nunca han dejado de estar de moda. Como sabéis, el mundo de los emuladores de consolas clásicas está muy vivo y miles de personas disfrutan a diario de títulos de su infancia en la comodidad de su ordenador. También ha contribuido la irrupción de los mini ordenadores, que permiten tener una consola retro de forma sencilla. En este caso se trata de sobre Retro-Bit Generations, una consola en miniatura con 100 juegos clásicos en su interior. Con un precio de tan sólo 60 euros, es la consola más completa para hacerle la competencia a las otras similares que han salido al mercado. Motivos no le faltan. La consola se conecta a nuestro TV mediante un puerto HDMIo bien mediante los tres conectores RCA clásicos, e incluye dos mandos de control USB con 6 botones, con el mismo diseño de los mandos de Megadrive (o Sega Genesis). Si hasta aquí os pica la curiosidad, veréis su impresionante catálogo de juegos, ya que incluye 90 juegos clásicos instalados, licenciados de compañías como Capcom, Data East, Irem o Jaleco, los auténticos dominadores de las máquinas recreativas en los años noventa. De este modo podremos disfrutar principalmente de títulos de Arcade, aunque hay alguno que se ha colado de SNES o MegaDrive. La lista completa de juegos incluye joyas como 1942, Bionic Commando, Captain Commando, Mercs, Super R Type, Super Earth Defense Force, Super Ghouls´ Ghosts, Jim Power, Kung Fu Master, Forgotten Worlds… con calidad de 16 bit. Su cómodo precio es otro motivo para querer tenerlo y poder revivir aquellos momentos que no volverán.

Anuncios

POLYMEGA: La consola modular para jugar todos los videojuegos retro

POLYMEGAEn pleno apogeo de la industria retro en los videojuegos, una nueva consola promete resolver el problema de poder jugar todos los títulos retro sin importar al sistema que pertenezcan. Se llama Polymega y es una creación de Playmaji que ideó una consola modular que incluye módulos con conectividad para Nintendo, Super Nintendo, Genesis de SEGA, Neo Geo, Sega CD y PlayStation, todos en HD con calidad de 1080p. El gadget fue presentado en el E3 de este año aunque ya había debutado en el Retroblox del año pasado. Polymega emplea un sistema de emulación híbrida para ejecutar los videojuegos, que permite la lectura directa de hardware de chips especializados contenidos, tanto en CDs como en cartuchos de juegos retro que son difíciles de emular. Esta solución ofrece total compatibilidad con todos los títulos clásicos. Cada módulo es desmontable e intercambiable y cuenta con puertos para conectar los controles. Además de que Playmaji también está creando sus propios accesorios como controles para cada sistema. El paquete inicial de Polymega permite correr juegos de NES, SNES, Genesis / Mega Drive, PC Engine / TG-16 e incluso juegos de Neo Geo CD a través de diferentes módulos de soporte. Aunque según Playmaji, la compatibilidad se ampliará en una segunda etapa a Sega CD, PC Engine CD / TG-16 CD y juegos de PlayStation. Además, cada vez que ejecutes un videojuego Polymega te permite añadirlo a tu colección digital, de tal manera que no será necesario que vuelvas a meter el cartucho o el CD. Otro atractivo de esta consola modular es que mejora los juegos retro de forma nativa, desde su resolución original hasta Full HD 1080p. Y quienes prefieran la estética retro también pueden configurar la apariencia de los televisores antiguos. Según el sitio oficial de la consola, su disponibilidad para pre-órdenes aún está por definirse, lo que sí anuncian ya es que su precio no rebasará los 249.99 dólares, un costo más que razonable para todas las posibilidades que nos ofrece.

PET DE LUX RETRO CONSOLE: Un tributo al mítico Commodore PET 2001

PET DE LUX RETRO CONSOLEComo sabéis, lo retro ya dejó de ser una simple moda, ahora es toda una categoría de productos que dejan miles de millones de dólares a una gran cantidad de industrias en todo el mundo, si no pregúntenle a Nintendo. Y en esta ocasión estamos ante uno de esos ejemplos que nos dejan con la boca abierta debido su gran diseño y especial cuidado en los detalles. El gran diseñador sueco Love Hultèn, creador del maravilloso Pixel Vision, está de regreso con su más reciente creación: el PET De Lux. Se trata de un ordenador creado meticulosamente a mano y que se basa en el diseño de uno de los primeros ordenadores personales, el legendario Commodore PET 2001 lanzado en 1977. Este PET De Lux cuenta con el diseño calcado del PET 2001, sólo que en vez de plástico tenemos madera de nogal americano de alta calidad. También se le añadió una pantalla a color y un sistema operativo, que no especifica cuál, capaz de correr emuladores, incluido el de Commodore64. Es decir, del Commodore PET 2001 sólo lleva el diseño, ya que el interior es de nueva generación con el objetivo de convertirlo en una especie de consola retro de gama alta. Por lo anterior, el teclado no lleva caracteres y el datasette no está operativo, aunque las teclas de éste sirven como encendido y reinicio de la consola/ordenador. Por si no fuera suficiente, Hultèn también diseñó dos mandos retro con formato joystick basados en el TAC-2 que fue lanzado por Suncom en la década de los 80, sólo que estos nuevos son inalámbricos. Sabemos que las creaciones de Hultèn llegan a costar miles de dólares, pero en el caso de este PET De Lux ni siquiera tenemos precio, ya que se trata de una pieza única de la cual hasta el momento no hay planes de que salga a la venta y que sólo nos queda admirarla desde nuestra pantalla.

ATARI VCS: La resurrección de Atari

Parece que Atari se lo está tomando con calma. Luego de que la compañía confirmó en julio del 2017 que estaban trabajando en su primera consola desde la Jaguar de 1993, todo ha sido rumores, promesas y retrasos. Primero nos mostraron unos renders con el supuesto aspecto y después nos dijeron que se llamaría ‘Ataribox’. Sin embargo, la compañía ha cambiado de opinión en cuanto al nombre, pero al menos ya se ve un poco más de luz al final del túnel. En efecto, la nueva consola deja atrás el nombre de ‘Ataribox’ y cambia a ‘Atari VCS’, donde todo parece indicar que quisieron eliminar la referencia a la Xbox. Además de esto, la compañía presentó nuevas fotos donde finalmente podemos ver los mandos de la consola, así como nuevos detalles. Según la compañía, la Atari VCS será “una plataforma de entretenimiento de inspiración retro basada en tecnología de un PC”. Esto lo comentaron durante una presentación en la Game Developers Conference en San Francisco, la cual reúne a más de 25.000 desarrolladores, donde la legendaria compañía aprovechó para mostrar a puerta cerrada el sistema de su consola y así tratar de tener algunos juegos para su lanzamiento. Atari también mencionó que la Atari VCS estará inspirada en los 40 años de historia de los videojuegos, por lo que tendremos a nuestro alcance juegos de todas las etapas y temáticas relacionadas con esta historia. Asimismo, Atari mostró los mandos que podrá usar su consola, los cuales han sido bautizados como Classic Joystick y Modern Controller. Como sus nombres lo indican, se trata del clásico joystick que todos conocimos y un pad con diseño boomerang y con aspecto muy familiar, con el que buscan llamar la atención de las nuevas generaciones y no sólo de los nostálgicos. En cuanto al diseño de la consola, ésta ha recibido pequeños cambios que “buscan evocar reacciones positivas en los fans de Atari y los videojuegos”. Además, esta semana de GDC, Atari no sólo se reunirá con desarrolladores, sino también con creadores de contenido y otros socios para tener listo un lanzamiento durante el segundo trimestre del año. Como sabéis, Atari había prometido que su consola estaría disponible a través de una campaña en Indiegogo, pero al final tuvieron que cancelarla por problemas en el desarrollo. Ahora, la compañía promete que en abril finalmente anunciarán la fecha en la que saldrá a la venta la Atari VCS, así como la apertura de las reservas, donde al parecer la buena noticia es que ya no habrá campaña de crowdfunding. Según las declaraciones del director de operaciones de Atari Connected Devices, Michael Arzt, la Atari VCS no sólo será una consola retro, “será mucho mas”, ya que servirá como “dispositivo conectado listo para estar en nuestro salón y ofrecer experiencias más allá de los videojuegos”. De lo poco que se había comentado acerca de esta nueva consola de Atari, estaba la confirmación de que llegaría con un procesador Intel y Linux, además de que se habla de un precio de entre 250 y 300 dólares.

NINTENDO 64 CLASSIC MINI: Si que se hizo extrañar

Nintendo 64 Classic Mini¿Os imagináis la próxima consola retro de Nintendo? En efecto, la N64 Classic Mini podría estar en nuestras manos en diciembre del 2018.Si has intentado conseguir una de las consolas SNES Classic Mini de Nintendo, probablemente hayas encontrado algunos obstáculos. Aunque la diminuta consola clásica no está aún a la venta, las preventas han agotado prácticamente su presencia – con un montón de pedidos en eBay a precios exorbitantes – mientras que los pedidos previos en Estados Unidos se han agotado en cuestión de minutos. Dado el corto plazo que Nintendo le dio a la NES Mini, todo parece indicar que la SNES Mini correrá la misma suerte y hemos de empezar a imaginar cómo será la próxima consola clásica de Nintendo. Y no hace falta ser un genio para averiguar hacia dónde irán los tiros: la clásica Nintendo 64. Según apuntan los rumores, Nintendo estaría trabajando ya en una Nintendo 64 Classic Mini. Aún cuando faltan dos semanas para que la SNES Mini llegue al mercado (o al menos se empiecen a enviar las unidades que ya hay reservadas), Nintendo ha registrado una patente relacionada con el mando de la N64 en la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea. Pero vamos a imaginar como podría ser la primera consola con nos condujo al 3D. Será difícil superar la colección de juegos de la NES Classic Mini y su sucesora SNES –la próxima consola reducida de 16 bits incluso cuenta con el inédito Star Fox 2-, pero la N64 estaba lleno de auténticas joyas. De Super Mario 64 a The Legend of Zelda: Ocarina of Time y su secuela Majora Mask, Banjo Kazooie, Banjo Tooie, Perfect Dark, GoldenEye, Paper Mario, F-Zero X, 1080º Snowboarding, Wave Race 64, Pokémon Snap, Mario Kart 64, Star Fox 64 y aún más, no tendrás escasez de juegos si Nintendo decide meterlos en su consola N64 Classic Mini. Imaginamos que algunos juegos raros podrían ser difíciles de conseguir, ya que ahora Microsoft es dueño de los intrépidos desarrolladores británicos, pero si Nintendo ha conseguido a Star Fox 2 para la SNES Classic Mini, puede que el gigante japonés logre algunos excelentes pack-ins para la pequeña N64. Pero ¿Qué hay de las versiones traducidas de algunos juegos y el software 64DD que nunca fueron lanzados en Occidente, como F-Zero X Expansion Kit, Doshin the Giant or SimCity 64? Podemos soñar. Afortunadamente, Nintendo está empaquetando dos controles para la SNES Classic Mini, y sería una vergüenza ver la Nintendo 64 Classic Mini con solo uno. Después de todo, el modo multijugador es prácticamente la piedra angular de la N64. La consola original permite que cuatro jugadores conecten a la vez sus propios controladores en forma de tridente, e imaginamos que el N64 Classic Mini será lo mismo. Y para mantener intacta la estética de la consola, podemos ver a Nintendo empleando un compartimento oculto similar para los puertos del controlador que hemos visto en la SNES Mini. Como sabéis, la NES Classic Mini fue elogiada por su sencillez cuando salió y puedes apostar que la SNES Classic Mini estará cortada por el mismo patrón: una simple salida HDMI y un conector de alimentación micro-USB de fácil acceso, que nos facilitará la vida cuando queramos llevárnosla de vacaciones. Puedes apostar que será lo mismo para la N64 Classic Mini y, aunque los controladores podrán conectarse por Bluetooth, creemos que todavía estaremos jugando con los fastidiosos cables del controlador. Esperemos que sean más largos que los suministrados en la NES Classic Mini, la cual presentaba algunos nuevos trucos prácticos para ayudarte a jugar, como guardar partidas múltiples y también modificar diferentes modos de visualización; así que imaginamos que la N64 Classic Mini poseerá una inteligencia similar. Aunque nos encantaría ver si la versión N64 nos ofrece algo más, como una tienda de juegos descargables, con precios más económicos, o la capacidad de cargar partidas salvadas en su Memory Paks original. Respecto a este tema, Nintendo podría aprovechar sus múltiples posibilidades. En cuanto a su salida, por lo general, Nintendo mantiene el silencio con cualquiera de sus estrategias de hardware, por lo que si el gigante japonés está trabajando en una N64 Classic Mini puedes apostar que sus avances estarán celosamente guardados bajo llave. Nos imaginamos que Nintendo podría anunciarlo en algún momento del próximo, al igual que la SNES Classic Mini lo fue este año – de forma inesperada a finales de junio – pero en lugar de mantener una versión limitada, Nintendo podría mantener la consola en producción durante mucho tiempo, defendiendo a los especuladores y apoyándolos muchos tiempo después de su lanzamiento inicial. De esa manera, todos felices. Tenemos los dedos cruzados con el fin que Nintendo saque todo el partido a su eventual re-lanzamiento de la N64. Solo esperamos que no se marchite en el camino.

POLYSTATION: La consola que arruinó los sueños de una generación

PolyStationComo sabéis, los mayores temores de los niños son la oscuridad, el monstruo del armario y abrir un regalo que resulte ser una PolyStation. Al menos para los nacidos entre finales de los 80 y principios de los 90. No había mayor desgracia que un familiar poco ducho en videojuegos se tuviese que encargar del regalo de Navidad, porque ahí aumentaban las posibilidades de que algún dependiente sin escrúpulos les endilgase una PolyStation haciéndoles creer que estaban llevándose la consola con la que todos los niños soñaban: la PlayStation. Sin embargo, los años duros de PolyStation ya han pasado. El auge del videojuego en móviles y tablets se ha llevado la necesidad de encontrar alternativas baratas para el ocio doméstico. Pero ¿qué fue de aquellas funestas consolas de origen chino que aparentaban ser lo que jamás fueron? ¿Cómo eran realmente? ¿Quién estaba detrás de ellas? ¿Por qué arruinaron tantas infancias? Aunque las conocemos sobre todo por la “marca” PolyStation, hay una multitud de consolas clónicas con nombres distintos pero arquitecturas bastante similares. El motivo es que por dentro, todas esas clónicas eran prácticamente iguales: funcionaban con un cartucho como los de NES, aunque por su diseño aparentasen contener un lector de discos. Cualquiera diría a simple vista que funcionan con discos compactos, como las consolas que aparentaban ser. En realidad no. Una curiosidad: la mayoría de los cartuchos originales de NES también funcionaban en estas consolas. Con un nivel gráfico algo más pobre que en la consola original, pero funcionaban. Otra “ventaja” era que podían ejecutar tanto cartuchos europeos como japoneses. El motivo de la existencia de las propias PolyStation -y clones en general-, así como de su funcionamiento mediante cartuchos, lo encontramos en el nacimiento de los NOAC (NES on a Chip), una tecnología aparecida a principios de los noventa que permitía reducir la placa base de la NES a un chip diminuto y bastante asequible. La llegada de los NOAC permitió no solo que cualquiera pudiese fabricar su propia variante de la NES, sino también hacerlo en el diseño que se deseara: las limitaciones espaciales que suponía la placa base original habían desaparecido. El único problema entonces era la ilegalidad de distribuir famiclones, como se les empezó a llamar haciendo un juego de palabras con Famicom, el nombre con el que se conocía en China a la NES, fruto de la unión de Family Computer. Así, fabricar famiclones siempre fue ilegal por una cuestión de patentes y derechos de propiedad intelectual. ¿Adivinan quién se animó a ello? ¡Bingo! China vio nacer a varias pequeñas empresas que se dedicaron a fabricarlos con la idea de venderlos, principalmente, en países poco desarrollados económicamente como para vender en masa consolas originales, pero con el suficiente desarrollo como para tener televisores en la gran mayoría de los hogares. Así se explica que varios países latinoamericanos viesen un auge de estas videoconsolas. Otro requisito básico para la venta de famiclones en mercados extranjeros era que fuesen países cuanto más laxos mejor respecto a las leyes de propiedad intelectual y patentes. A falta de libertad total de movimientos para vender estas consolas, se recurría a limitar su comercio a pequeñas superficies, dejando fuera a franquicias y grandes almacenes. Y ya puestos a fabricar barato y saltándose a la torera las patentes de Nintendo… ¿por qué no ahorrar en diseños propios y hacerlas con diseños de Sony? Y así ocurrió: las PlayStation dieron imagen y nombre a la mayoría de las nuevas creaciones… las PolyStation. Estas solían lucir en sus cajas eslóganes comerciales que hacían más atractiva su compra: “99 juegos en uno”, cuando no “999 juegos en uno” o directamente y sin tapujos “999.999 juegos en uno”. A poco que te gustaran un 20% de los títulos, ya tenías para jugar hasta el día de tu jubilación. Por supuesto, había trampa. Sí era cierto que los cartuchos que contenían los juegos solían ofrecer varios en uno solo. El asunto era qué diferenciaba a unos de otros. A menudo, únicamente el nombre (‘Bomberman 08’, ‘Bomberman 12’, ‘Bomberman 58’…), o la paleta de colores usada. Podíamos jugar a veinticinco ‘Super Mario Bros’ distintos que en realidad eran idénticos, pero cambiaba el color de la ropa de Mario o el del cielo de la pantalla de inicio. Así se iban sumando juegos hasta conseguir prometer entretenimiento eterno. Error 404: honestidad not found. No era la única mentira de la caja. También se solía indicar que tenía sonido estéreo, pero si la propia NES ya era simplemente mono, los clones más de lo mismo: tenían una única toma de audio. A veces directamente se mezclaban unos engaños, confusiones inducidas y saltos a la torera de ética corporativa que directamente provocaban despropósitos como la mezcla de logos de Nintendo y de PlayStation. ¿Por qué limitarse a confundir a consumidores desprevenidos con una marca si podían hacerlo con dos? Como la mayoría de famiclones estaban huecas por dentro, ya que el NOAC y los circuitos ocupaban muy poco espacio, la libertad a la hora de diseñar formatos era muy alta. La carcasa imitaba consolas mucho más complejas o con lector de discos, pero en este caso era solo ornamental. Si se clonaban los diseños de PlayStation era por la simple razón de que era la consola más popular entonces, aunque no era la única usurpada. De hecho, fue la que más popularizó el producto, pero ya había algunas incluso antes. El orden cronológico queda así: Primera generación. Clones de la NES / Famicom. Segunda generación. SNES y Megadrive pasaron a ser las consolas más populares del mercado, y por lo tanto, las más usadas para crear clones. Tercera generación. El punto de inflexión, el comienzo de las copias de las PlayStation, tanto de la original como de la One, más estilizada y pequeña. Aquí se produjo el boom de producción. Cuarta generación: se crearon nuevos formatos que imitaban incluso consolas portátiles o reproductores multimedia, los cuales usaban un emulador para ejecutar los juegos en ROM de la NES. Se introducían en el dispositivo vía USB. Dentro del mundo de los famiclones, hay que hacer un matiz: Sharp lanzó al mercado un modelo licenciado por Nintendo. Era el Twin Famicom, que solo llegó a Japón. Tenía algunas ventajas, como la posibilidad de insertar un disquette de 3,5″ -algunos juegos solo aparecieron en este formato-, los conectores de quince pines para los mandos que tenía la Famicom pero no la NES, o un micrófono en uno de los mandos. Este micrófono servía para algunos pocos juegos, como la versión japonesa de ‘The Legend of Zelda’, donde podíamos matar enemigos gritando o soplando hacia él. No tenía reconocimiento de voz, solo detectaba variaciones en el número de decibelios, así que realmente daba igual qué hacer, si gritar o lanzar sillas contra el suelo, iba a lograr el mismo efecto. La incorporación del micrófono no salía gratis: a cambio, se quedaba sin botones Select ni Start. Las PolyStation, posiblemente por su carácter de mera copia barata, ni siquiera se encuentran a la venta en esta plataforma. Una búsqueda con su nombre solo nos devuelve resultados de placas de RAM . Los años de las PolyStation continuaron, y nunca se conformaron con imitar la primera PlayStation. A la primera le sucedió la segunda, con un diseño similar, y luego llegó la tercera, esta vez desdoblada en el estilo habitual, y también en una extrañísima versión portátil… con formato de consola de sobremesa. Lo preocupante de la continuidad de estas consolas es que si siguieron llegando al mercado, renovándose con cada nueva generación, es porque comercialmente funcionaba colocar los logos de Sony o PlayStation deformados. La falsificación funcionaba que ni se esforzaba en no parecer una falsificación. La PolyStation fue, pese a todo, la más estable de todas las copias de videoconsolas famosas. Otra incógnita que rodea a las PolyStation es si estas consolas se vendían en tiendas de videojuegos, y si sus diseños y marcas podían suponerles problemas con Sony o Nintendo. La respuesta es sencilla: se aprovechaban de un pequeño vacío legal y del propio concepto que estas consolas tenían de sí mismas. Al llegar a las aduanas, las cruzaban como simples juguetes. En el mejor de los casos, como máquinas genéricas de juego electrónico. Nunca como consolas registradas con ese nombre. Esto les permitió llegar a las tiendas sin problema alguno. A día de hoy, la presencia de las PolyStation, es prácticamente inexistente, por lo menos en Europa. Algunas posibles causas son la masificación de las videoconsolas, algo que ha hecho mucho más fácil la detección de estas como plagios, o la llegada del smartphone y la tablet, algo que ha decantado el entretenimiento infantil hacia estos dispositivos. Las consolas baratas que conectar a la tele ya no solo son innecesarias, sino también una molestia: ocupan una tele, cosa que las tablets no.

COMMODORE 64 MINI: La versión más pequeña del mítico ordenador

THEC64 MININintendo dio una clase magistral de cómo aprovechar la nostalgia para vender millones de consolas con el relanzamiento en formato mini, conocido como Classic Edition, de la NES. Esto apunta a repetirse con la recién lanzada SNES Mini, que por cierto ya está agotada en todos lados. Hoy tenemos a alguien que quiere regresar de entre las cenizas para aprovechar toda esta moda retro: Commodore 64 Mini. Era ahora o nunca, está explosión ya la aprovechó Atari y Sega, así que era cuestión de tiempo para que siguieran surgiendo este tipo de consolas retro adaptadas a nuestros tiempos. En este caso se trata del ordenador doméstico Commodore 64, que llegará bajo el nombre de ‘THEC64 MINI’, el cual buscará aprovechar este creciente mercado que está en su mejor momento. Este nuevo Commodore llegará con 64 juegos clásicos como ‘Uridium’, ‘Impossible Mission’, ‘Hysteria’, ‘Firelord’, ‘Paradroid’, ‘Hawkeye’, ‘Nebulus’, ‘Nobby the Aardvark’, ‘Monty Mole’ y otros más. Incluirá un mando en formato joystick y contará con salida HDMI para el televisor y dos puertos USB, donde podremos conectar ya sea otro mando o un teclado. Una de las ventajas de este THEC64 MINI es que se trata de una réplica (casi) exacta del ordenador de 1982, sólo que 50% más pequeño. Incluso nos encontraremos con su sistema operativo BASIC versión 2.0, con el que podremos usarlo como un ordenador completamente funcional, donde tendremos la posibilidad de escribir y guardar nuestros propios programas o juegos, sin necesidad de una unidad de discos o cassette. El puerto HDMI nos permitirá elegir entre varios modos de visualización en pantalla, donde obviamente está el estilo de monitor CRT y HD a 720p. Tendrá memoria interna para guardar partidas, aunque hasta el momento se desconoce la capacidad exacta, pero vamos, no es que necesitemos gigas de espacio. Hay que recordar que el Commodore es un sistema basado en 8 bits. El THEC64 MINI será fabricado por Retro Games Ltd y distribuida por todo el mundo por Koch Media. Su precio será de 80 euros y estará disponible a inicios del 2018 en una fecha que se anunciará más adelante. Sin duda otra forma más de regresar al pasado y volver a gozar de viejas glorias o hacerlo por primera vez en el caso de no haber nacido en aquella época.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: