Posts Tagged ‘ Videojuegos ’

POLYSTATION: La consola que arruinó los sueños de una generación

PolyStationComo sabéis, los mayores temores de los niños son la oscuridad, el monstruo del armario y abrir un regalo que resulte ser una PolyStation. Al menos para los nacidos entre finales de los 80 y principios de los 90. No había mayor desgracia que un familiar poco ducho en videojuegos se tuviese que encargar del regalo de Navidad, porque ahí aumentaban las posibilidades de que algún dependiente sin escrúpulos les endilgase una PolyStation haciéndoles creer que estaban llevándose la consola con la que todos los niños soñaban: la PlayStation. Sin embargo, los años duros de PolyStation ya han pasado. El auge del videojuego en móviles y tablets se ha llevado la necesidad de encontrar alternativas baratas para el ocio doméstico. Pero ¿qué fue de aquellas funestas consolas de origen chino que aparentaban ser lo que jamás fueron? ¿Cómo eran realmente? ¿Quién estaba detrás de ellas? ¿Por qué arruinaron tantas infancias? Aunque las conocemos sobre todo por la “marca” PolyStation, hay una multitud de consolas clónicas con nombres distintos pero arquitecturas bastante similares. El motivo es que por dentro, todas esas clónicas eran prácticamente iguales: funcionaban con un cartucho como los de NES, aunque por su diseño aparentasen contener un lector de discos. Cualquiera diría a simple vista que funcionan con discos compactos, como las consolas que aparentaban ser. En realidad no. Una curiosidad: la mayoría de los cartuchos originales de NES también funcionaban en estas consolas. Con un nivel gráfico algo más pobre que en la consola original, pero funcionaban. Otra “ventaja” era que podían ejecutar tanto cartuchos europeos como japoneses. El motivo de la existencia de las propias PolyStation -y clones en general-, así como de su funcionamiento mediante cartuchos, lo encontramos en el nacimiento de los NOAC (NES on a Chip), una tecnología aparecida a principios de los noventa que permitía reducir la placa base de la NES a un chip diminuto y bastante asequible. La llegada de los NOAC permitió no solo que cualquiera pudiese fabricar su propia variante de la NES, sino también hacerlo en el diseño que se deseara: las limitaciones espaciales que suponía la placa base original habían desaparecido. El único problema entonces era la ilegalidad de distribuir famiclones, como se les empezó a llamar haciendo un juego de palabras con Famicom, el nombre con el que se conocía en China a la NES, fruto de la unión de Family Computer. Así, fabricar famiclones siempre fue ilegal por una cuestión de patentes y derechos de propiedad intelectual. ¿Adivinan quién se animó a ello? ¡Bingo! China vio nacer a varias pequeñas empresas que se dedicaron a fabricarlos con la idea de venderlos, principalmente, en países poco desarrollados económicamente como para vender en masa consolas originales, pero con el suficiente desarrollo como para tener televisores en la gran mayoría de los hogares. Así se explica que varios países latinoamericanos viesen un auge de estas videoconsolas. Otro requisito básico para la venta de famiclones en mercados extranjeros era que fuesen países cuanto más laxos mejor respecto a las leyes de propiedad intelectual y patentes. A falta de libertad total de movimientos para vender estas consolas, se recurría a limitar su comercio a pequeñas superficies, dejando fuera a franquicias y grandes almacenes. Y ya puestos a fabricar barato y saltándose a la torera las patentes de Nintendo… ¿por qué no ahorrar en diseños propios y hacerlas con diseños de Sony? Y así ocurrió: las PlayStation dieron imagen y nombre a la mayoría de las nuevas creaciones… las PolyStation. Estas solían lucir en sus cajas eslóganes comerciales que hacían más atractiva su compra: “99 juegos en uno”, cuando no “999 juegos en uno” o directamente y sin tapujos “999.999 juegos en uno”. A poco que te gustaran un 20% de los títulos, ya tenías para jugar hasta el día de tu jubilación. Por supuesto, había trampa. Sí era cierto que los cartuchos que contenían los juegos solían ofrecer varios en uno solo. El asunto era qué diferenciaba a unos de otros. A menudo, únicamente el nombre (‘Bomberman 08’, ‘Bomberman 12’, ‘Bomberman 58’…), o la paleta de colores usada. Podíamos jugar a veinticinco ‘Super Mario Bros’ distintos que en realidad eran idénticos, pero cambiaba el color de la ropa de Mario o el del cielo de la pantalla de inicio. Así se iban sumando juegos hasta conseguir prometer entretenimiento eterno. Error 404: honestidad not found. No era la única mentira de la caja. También se solía indicar que tenía sonido estéreo, pero si la propia NES ya era simplemente mono, los clones más de lo mismo: tenían una única toma de audio. A veces directamente se mezclaban unos engaños, confusiones inducidas y saltos a la torera de ética corporativa que directamente provocaban despropósitos como la mezcla de logos de Nintendo y de PlayStation. ¿Por qué limitarse a confundir a consumidores desprevenidos con una marca si podían hacerlo con dos? Como la mayoría de famiclones estaban huecas por dentro, ya que el NOAC y los circuitos ocupaban muy poco espacio, la libertad a la hora de diseñar formatos era muy alta. La carcasa imitaba consolas mucho más complejas o con lector de discos, pero en este caso era solo ornamental. Si se clonaban los diseños de PlayStation era por la simple razón de que era la consola más popular entonces, aunque no era la única usurpada. De hecho, fue la que más popularizó el producto, pero ya había algunas incluso antes. El orden cronológico queda así: Primera generación. Clones de la NES / Famicom. Segunda generación. SNES y Megadrive pasaron a ser las consolas más populares del mercado, y por lo tanto, las más usadas para crear clones. Tercera generación. El punto de inflexión, el comienzo de las copias de las PlayStation, tanto de la original como de la One, más estilizada y pequeña. Aquí se produjo el boom de producción. Cuarta generación: se crearon nuevos formatos que imitaban incluso consolas portátiles o reproductores multimedia, los cuales usaban un emulador para ejecutar los juegos en ROM de la NES. Se introducían en el dispositivo vía USB. Dentro del mundo de los famiclones, hay que hacer un matiz: Sharp lanzó al mercado un modelo licenciado por Nintendo. Era el Twin Famicom, que solo llegó a Japón. Tenía algunas ventajas, como la posibilidad de insertar un disquette de 3,5″ -algunos juegos solo aparecieron en este formato-, los conectores de quince pines para los mandos que tenía la Famicom pero no la NES, o un micrófono en uno de los mandos. Este micrófono servía para algunos pocos juegos, como la versión japonesa de ‘The Legend of Zelda’, donde podíamos matar enemigos gritando o soplando hacia él. No tenía reconocimiento de voz, solo detectaba variaciones en el número de decibelios, así que realmente daba igual qué hacer, si gritar o lanzar sillas contra el suelo, iba a lograr el mismo efecto. La incorporación del micrófono no salía gratis: a cambio, se quedaba sin botones Select ni Start. Las PolyStation, posiblemente por su carácter de mera copia barata, ni siquiera se encuentran a la venta en esta plataforma. Una búsqueda con su nombre solo nos devuelve resultados de placas de RAM . Los años de las PolyStation continuaron, y nunca se conformaron con imitar la primera PlayStation. A la primera le sucedió la segunda, con un diseño similar, y luego llegó la tercera, esta vez desdoblada en el estilo habitual, y también en una extrañísima versión portátil… con formato de consola de sobremesa. Lo preocupante de la continuidad de estas consolas es que si siguieron llegando al mercado, renovándose con cada nueva generación, es porque comercialmente funcionaba colocar los logos de Sony o PlayStation deformados. La falsificación funcionaba que ni se esforzaba en no parecer una falsificación. La PolyStation fue, pese a todo, la más estable de todas las copias de videoconsolas famosas. Otra incógnita que rodea a las PolyStation es si estas consolas se vendían en tiendas de videojuegos, y si sus diseños y marcas podían suponerles problemas con Sony o Nintendo. La respuesta es sencilla: se aprovechaban de un pequeño vacío legal y del propio concepto que estas consolas tenían de sí mismas. Al llegar a las aduanas, las cruzaban como simples juguetes. En el mejor de los casos, como máquinas genéricas de juego electrónico. Nunca como consolas registradas con ese nombre. Esto les permitió llegar a las tiendas sin problema alguno. A día de hoy, la presencia de las PolyStation, es prácticamente inexistente, por lo menos en Europa. Algunas posibles causas son la masificación de las videoconsolas, algo que ha hecho mucho más fácil la detección de estas como plagios, o la llegada del smartphone y la tablet, algo que ha decantado el entretenimiento infantil hacia estos dispositivos. Las consolas baratas que conectar a la tele ya no solo son innecesarias, sino también una molestia: ocupan una tele, cosa que las tablets no.

Anuncios

COMMODORE 64 MINI: La versión más pequeña del mítico ordenador

THEC64 MININintendo dio una clase magistral de cómo aprovechar la nostalgia para vender millones de consolas con el relanzamiento en formato mini, conocido como Classic Edition, de la NES. Esto apunta a repetirse con la recién lanzada SNES Mini, que por cierto ya está agotada en todos lados. Hoy tenemos a alguien que quiere regresar de entre las cenizas para aprovechar toda esta moda retro: Commodore 64 Mini. Era ahora o nunca, está explosión ya la aprovechó Atari y Sega, así que era cuestión de tiempo para que siguieran surgiendo este tipo de consolas retro adaptadas a nuestros tiempos. En este caso se trata del ordenador doméstico Commodore 64, que llegará bajo el nombre de ‘THEC64 MINI’, el cual buscará aprovechar este creciente mercado que está en su mejor momento. Este nuevo Commodore llegará con 64 juegos clásicos como ‘Uridium’, ‘Impossible Mission’, ‘Hysteria’, ‘Firelord’, ‘Paradroid’, ‘Hawkeye’, ‘Nebulus’, ‘Nobby the Aardvark’, ‘Monty Mole’ y otros más. Incluirá un mando en formato joystick y contará con salida HDMI para el televisor y dos puertos USB, donde podremos conectar ya sea otro mando o un teclado. Una de las ventajas de este THEC64 MINI es que se trata de una réplica (casi) exacta del ordenador de 1982, sólo que 50% más pequeño. Incluso nos encontraremos con su sistema operativo BASIC versión 2.0, con el que podremos usarlo como un ordenador completamente funcional, donde tendremos la posibilidad de escribir y guardar nuestros propios programas o juegos, sin necesidad de una unidad de discos o cassette. El puerto HDMI nos permitirá elegir entre varios modos de visualización en pantalla, donde obviamente está el estilo de monitor CRT y HD a 720p. Tendrá memoria interna para guardar partidas, aunque hasta el momento se desconoce la capacidad exacta, pero vamos, no es que necesitemos gigas de espacio. Hay que recordar que el Commodore es un sistema basado en 8 bits. El THEC64 MINI será fabricado por Retro Games Ltd y distribuida por todo el mundo por Koch Media. Su precio será de 80 euros y estará disponible a inicios del 2018 en una fecha que se anunciará más adelante. Sin duda otra forma más de regresar al pasado y volver a gozar de viejas glorias o hacerlo por primera vez en el caso de no haber nacido en aquella época.

RETRO ATARI HANDHELD: Un híbrido que combina un portátil y una consola

Retro Atari HandheldComo sabéis, Atari anunció hace unas semanas sus planes para volver al mercado de las consolas con su Ataribox – del cual dimos cuenta en su momento – pero hay algo más en camino. En efecto, FunstockRetro acaba de presentar el nuevo Retro Atari Handheld, una versión portátil de la Atari 2600 o Atari VCS, del cual dijo que llegará en diciembre. La Atari VCS, nombre con el que llegó al mercado, fue lanzada en 1977 y fue la primera consola en hacerse con un gran éxito y contó con juegos importantes como Mario Bros, Donkey Kong, Tron Deadly Discs, Jedi Arena, entre otros. Esta nueva versión portátil nos mostrará un estilo en madera muy parecido al Atari 2600 original, además incluirá 50 juegos preinstalados entre los que destacan Pong, Centipede y Asteroids. La consola contará con una pantalla de 2.4 pulgadas e incluirá un control analógico, también dispondrá de una salida A/V que será compatible con HDMI. La Atari “Retro” Handheld tendrá un precio de 44.99 euros. Al igual que esta consola, Atari también tiene planeado lanzar su “Retro” Plug and Play TV Joystick, el cual es parecido al mando de la Atari 2600, el cual no dependerá de una consola, sino que simplemente podremos conectarla a nuestra TV mediante un cable A/V o un cable HDMI, tendrá un costo de 29.99 euros e incluirá los 50 juegos que podremos encontrar en la versión portátil. La lista completa de juegos del “Retro” Plug and Play TV Joystick y del Atari “Retro” Handheld es la siguiente: 3D Tic-Tac-Toe (31 in 1); Adventure; Air-Sea Battle; Asteroids; Black Jack; Bowling; Breakout; Canyon Bomber; Casino; Centipede; Circus Atari; Crystal Castles; Demons to Diamonds; Desert Falcon; Dodge ‘em; Double Dunk; Fun With Numbers; Golf; Gravitar; Haunted House; Home Run; Human Cannonball; Maze Craze; Millipede; Miniature Golf; Missile Command; Night Driver; Off the Wall; Pong – Video Olympics; Quadrun; Radar Lock; Realsports Football; Realsports Tennis; Realsports Volleyball; Sprintmaster; Star Raiders; Steeplechase; Stellar Track; Street Racer; Submarine Commander; Super Baseball; Super Breakout; Swordquest: Earthworld; Swordquest: Fireworld; Swordquest: Waterworld; Tempest; Video Checkers; Video Chess; Video Pinball; Yar’s Revenge. Tanto la consola portátil como el joystick ya están disponibles en reserva en FunstockRetro.

SUPER RETRO BOY: La Game Boy que todos habían soñado

Si los creadores de Super Mario dijeron adiós a la Game Boy tras la salida de Nintendo DS, aún hay muchos aficionados que echan de menos esa consola portátil de la compañía japonesa. Es por ello que llega una versión reimaginada de la Game Boy original que se lanzará este mismo verano bajo un sistema con diseño moderno, con batería recargable y compatible con todos los títulos de Game Boy. La nueva consola, conocida como Super Retro Boy – que nada tiene que ver con Nintendo – tiene entre sus características diez horas de autonomía, una batería de 2500 mAh y una pantalla TFT de alta resolución y muy resistente. Además, parece que esta nueva consola portátil retro inspirada en Game Boy original llegará acompañada de un cartucho con diez juegos, aunque no se ha concretado qué títulos incluirá. Por ahora ya hemos visto algunos juegos de GBA funcionando sobre la nueva portátil, y el resultado es muy prometedor (pese a que la colocación de los botones L y R ha causado el descontento de algunos usuarios). Tampoco podemos adelantar si la consola será compatible con los cables link de las máquinas que emula, ni si podrá conectarse a GameCube como en su momento hicimos con Game Boy Advance y Game Boy Advance SP. La máquina estará disponible en dos colores de inicio. La blanca, que recuerda a la primera Game Boy, y una negra y roja, similar a otros productos de Retrobit. Para cargar la batería de esta Super Retro Boy podremos utilizar cualquier cable micro USB. Y otro de los detalles que aún quedan por saber es si se podrá ajustar el contraste en los juegos, como en la primera Game Boy, o si podremos elegir el formato de la imagen para que no se produzcan “recortes”. Según hemos podido leer, el precio de Super Retro Boy rondará los 80 dólares cuando se ponga a la venta el próximo mes de agosto en algunos comercios de Estados Unidos, aunque podrá adquirirse de importación en tiendas como Amazon.

ATARI BOX : El regreso de un mito

¿Puede una nueva consola de juegos colarse entre las dos súper populares PlayStation y Xbox? Parece que quien va a hacer el intento no es otra que Atari, la mítica marca de los años 70 y 80 que vuelve con una consola que traerá incluso algunos detalles de diseño que recordarán a sus antiguos productos, como los paneles imitando madera de algunas de sus máquinas más carismáticas. En efecto, las alarmas saltaron en la pasada edición de la feria de videojuegos E3 cuando Atari publicó un vídeo a modo de “teaser” y un sitio web, ataribox.com que apuntaban a este regreso de la marca. Hoy, el presidente de Atari, Fred Chesnais, ha confirmado a GameBeats que la compañía está de nuevo en el negocio del hardware y trabajando en una consola con el nombre de Atari Box. Más allá de los detalles de diseño retro, no hay mucha información sobre lo que traerá esta consola; pero Fred Chesnais ha explicado que el producto estará basado en hardware de PC, lo que tampoco deja claro a que se refiere exactamente. Se cree que el concepto podría ser similar al de la Xbox One de Microsoft o la PlayStation 4 de Sony que permiten que los desarrolladores adapten fácilmente sus juegos de ordenador a las consolas. Por otro lado, esta declaración puede entenderse también como un concepto todavía más abierto, que sería básicamente un PC para juegos en el que los usuarios podrían personalizar y mejorar los componentes o utilizarlo también como un ordenador convencional. Tras su época dorada en los años 70 y 80, la compañía Atari se ha mantenido con muchas dificultades hasta que se declaró en bancarrota en el 2013 y fue adquirida por su actual presidente, Fred Chesnais, que ha vuelto a hacerla rentable gracias a su enfoque en los juegos para dispositivos móviles. Evidentemente, con la fuerza que ya tienen productos como la Xbox One o la PlayStation 4, y por supuesto los PC para juegos, cuesta pensar qué puede ofrecer el hardware de Atari al mercado del entretenimiento, aunque los paneles de madera seguro que tientan a los aficionados a lo retro. A propósito y a modo de adelanto, AtGames ha presentado una nueva serie de consolas de pequeño formato basadas en la exitosa y recordada Atari 2600. Con una fecha de lanzamiento fijada en septiembre, el principal reclamo es Atari Flashback 8 Gold – el cual ilustra nuestra nota – un aparato donde se incluye 120 juegos (Pitfall, Asteroids, Space Invaders y River Raid) del mencionado dispositivo y que se lanza al mercado con dos controladores inalámbricos, dos puertos para aquellos quieran hacer uso de mandos con cable original, salida para HDMI, filtros de scanline, y opciones de guardado y pausa de partida. Además de este modelo, hay otros dos anunciados con características más modestas: Atari Flashback 8 Classic, con 105 juegos; y Atari Flashback Portable Game Player, con 70 juegos (Pac-Man, Dig Dug, Frogger y Pitfall), y la posibilidad de expandir catálogo mediante tarjeta SD y una pantalla de 2.8 pulgadas.

SUPER NINTENDO MINI: El futurible proyecto retro de Nintendo

Ante la sorprendente conclusión de la fabricación de unidades de NES Mini, un movimiento que muchos han recibido con decepción, ya sea porque no les ha dado tiempo a comprarla o porque ahora se revenderá por mucho dinero ¿Por qué ha pasado esto? Parece que la culpa la tiene la Super Nintendo Mini, que sustituirá al dispositivo estas Navidades. Eso lo acaba de asegurar el portal británico Eurogamer, quienes afirman tener varias fuentes que han confirmado su lanzamiento a finales del 2017 y además que ya habría entrado en fase de producción. Si sigue el mismo camino que la NES Mini, se tratará de una versión en miniatura de la clásica videoconsola que viene cargada con varios juegos en su memoria interna, ya que no puede reproducir los juegos originales. Por desgracia, y como era de esperar, Nintendo no se ha querido pronunciar al respecto sobre tal posibilidad. Como sabéis, el éxito de NES Mini ha sido arrollador en todo el mundo: el sistema incluía 30 juegos clásicos en memoria que han hecho las delicias de millones de usuarios en todo el mundo. La propia Nintendo ha ido concretando a lo largo de la última semana el final de la producción de unidades del sistema, aún muy buscadas por muchos usuarios que desean hacerse con ella. Su éxito ha sido innegable que ha estado agotada prácticamente desde su lanzamiento y conseguir una ha sido imposible salvo si se reservaba con mucha antelación en tiendas selectas. Resta esperar detalles que confirmen la realización de la “nueva generación” de dispositivos retro. Super Nintendo se lanzó en el mercado español a principios de los noventa. En su catálogo cuenta con producciones de la categoría de The Legend of Zelda: A Link to the Past, Super Mario World, Killer Instinct, Donkey Kong Country, Terranigma o Final Fantasy IV, V y VI. Será difícil hacer una lista con los hipotéticos 30 mejores videojuegos del llamado Cerebro de la Bestia.

PANASONIC Q: ¿Una consola de Nintendo con capacidades de centro de entretenimiento?

Panasonic QNo, eso no existe, dirán algunos, pero la verdad es que sí, y se trata de uno de esos extraños y (casi) únicos casos en los que Nintendo se ha atrevido a licenciar la tecnología de sus consolas, en este caso a Panasonic. En el 2001, en plena explosión de lanzamientos de consolas de la llamada sexta generación, el mercado ya había recibido a la Playstation 2 un año antes, y Microsoft entraba en este terreno con el lanzamiento de su Xbox. Una de las características principales de estas consolas era su soporte a DVD, por lo que podían ser usadas como centros de entrenamiento. Por otro lado, la respuesta de Nintendo era la GameCube, la cual se centraba sólo en videojuegos, ya saben, Nintendo jugando a lo suyo. Sin embargo, pocos saben que Nintendo sí que lanzó una GameCube con capacidades multimedia (bueno, más o menos), la ‘Panasonic Q’, la que muchos creen que hubiera sido la salvación de la compañía. La Panasonic Q, también conocida simplemente como Q o GameQ, fue una apuesta arriesgada y única dentro de la sexta generación de consolas, ya que se trataba de una versión mucho más sofisticada de la GameCube, tanto en funciones como en diseño, la cual sólo fue lanzada en Japón el 13 de diciembre del 2001 con un precio de 439 dólares. Cabe señalar que la Q no fue fabricada por Nintendo, sino por Panasonic, esto debido a un acuerdo entre Matsushita, dueños de la marca Panasonic, y Nintendo, donde el fabricante japonés sería el encargado de producir los discos ópticos para la consola, así como el sistema de lectura. Todo esto bajo la condición de que Nintendo cediera la tecnología de su consola a Panasonic, lo que les daba derecho a fabricaron una versión de la GameCube con lector de DVD y capacidades de centro de entretenimiento. Esta no era la primera vez que Nintendo licenciaba su tecnología, ya en 1986 había firmando un contrato similar con Sharp, a quien le daba la autorización de usar su Famicom (conocida en occidente como NES) en otros productos que no serían fabricados por Nintendo. Es así como nació el Twin Famicom, una consola capaz de leer cartuchos y disquetes, y la Sharp Nintendo Televisión, que fue un televisor (el primero de este tipo) en incorporar una consola en su interior, y el cual fue lanzado en 1989. Más que una consola, la Q era un reproductor de DVD con capacidades de consola. Lo que más se destacaba del Panasonic Q era su precioso diseño, que mantenía el aspecto de cubo pero con acabados más elegantes que la convirtieron en todo un objeto del deseo. Contaba con chasis fabricado en acero inoxidable y un frontal en cristal pulido en acabado espejo, con unos atractivos LEDs color azul en los conectores de los mandos, y con todo y pantalla LCD retroiluminada. El Panasonic Q incluía un mando para jugar con la marca Panasonic, y un mando para controlar las funciones de reproductor. A diferencia del GameCube, la Q contaba con una clásica bandera de carga frontal para los discos, y añadía elementos que la consola de Nintendo no tenía, como salida óptica para audio digital, compatible con DTS y 5,1 canales, así como un puerto para conectar un subwoofer. Pero lo más atractivo es no tenía “ladrillo” para conectarse a la energía eléctrica, ya que éste se incorporaba al cuerpo de la consola, por lo que sólo necesitamos un cable. El modelo de lanzamiento sólo era capaz de leer DVDs región 2 y contaba con bloqueo de región para los discos de GameCube. Pero con el objetivo de impulsar sus ventas, meses más adelante se lanzó una versión mejorada la cual ampliaba su compatibilidad a DVDs de todas regiones, además de soporte a CDs de Audio, MP3 y CD-R. La parte atractiva es que en esta nueva versión ya se podían usar juegos en formato NTSC y JAP, mientras que el soporte a PAL nunca llegó. A pesar de todas estas bondades, la Q nunca salió de Japón, y su producción fue cancelada en diciembre de 2003, con sólo dos años de vida. A pesar de que no hay cifras oficiales de ventas, se estima que Panasonic vendió casi 100.000 unidades. Muchos aún se preguntan qué hubiera pasado si Nintendo hubiese lanzado esta consola en 2000, al mismo tiempo que la PS2, y con una arriesgada estrategia de precio, ¿la GameCube se habría salvado del fracaso? Nunca lo sabremos. A día de hoy, la Panasonic Q se puede conseguir en eBay o viejas tiendas de tecnología, donde tiene un precio que ronda los 300 dólares usada.

A %d blogueros les gusta esto: