Archivo para 26 noviembre 2012

CLASSIC MATCH FOSSBALL: Convierte tu iPad en un futbolín

¿No os ha pasado nunca que estabais con algunos amigos, queríais jugar a algo juntos y no teníais nada a mano? ¿Cuantas veces hemos pensado que nos haríamos unas partidas al futbolín y en el bar en el que estábamos no había ninguno? A mí no me ha pasado ninguna de estas situaciones pero la gente de New Potato Technologies no deben pensar igual ya que han lanzado una mesa de futbolín que se conecta al iPad para transformar a este en un campo de juego y así poder tener siempre un futbolín a mano. La mesa es una de las dos partes en las que se compone el equipo necesario para jugar. La mesa no es muy grande, de hecho es casi de la medida del iPad. Este se conecta a la mesa mediante el conector de 30 pines, con lo que los nuevos modelos con conector Lightning no irán hasta que no saquen una actualización del modelo. Una vez que tenemos el iPad conectado y en posición encendemos la app que nos tenemos que bajar para poder jugar. Esta app simula el terreno de juego y lleva los modos de juego necesarios para pasar toda la tarde enganchados. También reproduce los sonidos característicos del futbolín. Recuerda que la mesa de futbolín recarga nuestro iPad mientras está conectado y permite jugar de 2 a 4 personas. No acabo de ver como pueden jugar cuatro personas sin darse codazos pero esto ya es otro tema. Las barras de juego llevan sensores de dos ejes para detectar los movimientos que hacemos y van sincronizadas con la aplicación. La mesa de juego es compatible con todos los iPad con conector Dock, incluso los de la primera generación, que corran iOS 5.0. Todo el conjunto de la mesa tiene un precio de $99 o el equivalente a tu moneda local. Imagínate por un momento que eres del Barça como yo y tienes al frente a un triste mandril de la meseta (eternos perdedores… A-11 A-11 A-11 A-11 A-11 joderos fachas) listo para propinarle otra manita de esas a los cuales ya están acostumbrados. Ahora puedes ser todo un experto y revivir tus tardes en el futbolín con esta nueva aplicación para tu iPad.

Anuncios

A QUE FUERON UN FRACASO DE LA TECNOLOGIA: Inventos japoneses que no dieron la nota

En esta oportunidad la BBC nos hace retroceder en el tiempo. ¿Alguien se acuerda de la tostadora “que camina”? ¿O de aquel aparato que preparaba un huevo, una tostada y calentaba la leche al mismo tiempo? La respuesta es no, y la razón no es la mala memoria, sino que estos aparatos nunca consiguieron ser populares. Ahora una exposición en Japón recoge estos y otros ejemplos de dispositivos innovadores en su momento pero que nunca consiguieron seducir a los consumidores. Como veís, la meca de las nuevas tecnologías fue también el origen de aparatos que nunca llegaron a funcionar.”Mucho tiempo antes de que Japón fuese ‘cool’ fue también ‘no-cool'”, dijo Kenichi Masuda, dueño de la colección expuesta. Varios de los inventos reflejan una total fascinación con los aparatos de televisión, que por aquella época comenzaban a hacerse asequibles para el consumidor medio. Además de radios con forma de televisión marca Sharp, Panasonic lanzó una estufa con forma de aparato de rayos catódicos. ¿Su utilidad? Además de calentar, ninguna.”¿Tiene este invento alguna razón de ser? No, pero sí que da una idea de cómo la gente admiraba los aparatos de televisión”, aseguró Masuda. Entre las maravillas que se exponen en la muestra figura una lavadora con forma de satélite, lanzada justo en plena fiebre Sputnik, o un ventilador Hitachi con forma de piano cuya razón de ser no resulta demasiado clara vista cuatro décadas después. El favorito de Masuda es el Snack 3, un aparato que, al mismo tiempo, prepara un huevo, una tostada y además calienta la leche.”La gente probablemente querría tener un desayuno occidental de vez en cuando… pero se cansarían bastante rápido.” Masuda opina que muchas de las compañías tecnológicas del momento no tenían miedo a arriesgarse, a pesar de que en algunos momentos pudiesen fracasar.Pero con el paso del tiempo estas empresas se volvieron “menos arriesgadas”, y con ello perdieron parte de su mercado en favor de compañías surcoreanas o taiwanesas. A lo mejor la respuesta para el éxito sería arriesgarse una vez más, aunque, sin pensar en si, de aquí a 40 años, los inventos de hoy puedan llegar a parecer absurdos.

QUE LA FUERZA LOS ACOMPAÑE:¿Qué ha sido de los protagonistas de la saga ‘Star Wars’?

La guerra de las galaxias (Star Wars) se ha convertido, con el paso del tiempo, en algo más que una colección de seis películas. Para muchos de los seguidores de la saga, fueron las tres primeras entregas las que la convirtieron en leyenda.Mucho ha llovido desde que George Lucas, el padre de la ‘criatura’, lanzase la primera entrega. Aquel 25 de mayo de 1977 se ha convertido en una fecha clave para lo que hoy es todo un fenómeno que traspasa las fronteras del cine. Es una cultura, una religión para muchos. Hoy, Disney ha querido resucitar La guerra de las galaxias y ya conocemos novedades de la primera entrega de una nueva trilogía, como su guionista. Sus seis predecesoras han alcanzado un éxito similar al de James Bond y Harry Potter en taquilla, pero con menos entregas. Suman un total de 25 nominaciones al Oscar (han ganado 10) y de ellas se han hecho infinidad de productos de éxito: libros, series de TV, videojuegos, cómics y hasta exposiciones culturales.Los actores que han pasado por ella, sin embargo, ha corrido diferente suerte y con el paso del tiempo no se puede decir que a todos les recompensase pasar por Star Wars. ¿Qué ha sido de sus protagonistas? Harrison Ford (Han Solo): Ford tiene la suerte de haber participado en un buen puñado de películas de éxito tras su paso por Star Wars. Se convirtió en uno de los actores más conocidos de todos los tiempos gracias a su aparición en clásicos como Blade Runner, El fugitivo, Air Force One y, sobre todo, Indiana Jones. Ha asegurado que no le importaría volver a convertirse en Han Solo en la séptima entrega de la saga, aunque desconoce si tiene cabida en el nuevo proyecto; Mark Hamill (Luke Skywalker): su carrera cinematográfica no ha sido la que se esperaba tras el exitazo de la primera trilogía. Sin embargo, sí ha recibido grandes críticas como actor de teatro y ha prestado su voz en multitud de cintas y videojuegos (su voz es la del Joker en los dos últimos juegos de Batman). Como curiosidad, uno de sus hijos apareció en el Episodio I: La amenaza fantasma. Hamill está casado con Marilou York y tiene tres hijos; Carrie Fisher (Princesa Leia): ha desarrollado su carrera como novelista, guionista y profesora. Aparte de cine (donde acumula decenas de títulos), la pudimos ver en series como Frasier, Smallville, Sexo en Nueva York y Friends. En su biografía, Wishful Drinking, contó con todo lujo de detalles su lucha contra su trastorno bipolar y también sus problemas con las drogas. Se ha convertido asimismo en portavoz de Jenny Craig, un programa de dietas seguida por multitud de famosos para perder peso (una dieta que también ha realizado la propia Fisher); Alec Guinness y Ewan McGregor (Obi-Wan Kenobi):Sir Alec Guinness (Obi-Wan en la primera trilogía) recibió un Globo de Oro y nominaciones al Oscar por su representación del Maestro Jedi. Fue marido de Merula Salaman, con la que tuvo a Matthew Guinness, también actor. Guinness murió de cáncer a los 86 años. Por su parte,McGregor ha sido un actor de éxito antes y después de su aparición en la segunda trilogía. Especialmente recordado fue su papel en Moulin Rouge en 2001. Actualmente hemos podido verle protagonizando la cinta de Juan Antonio Bayona, Lo imposible. McGregor, un actor polifacético que acumula más 60 títulos en su carrera, se casó con Eve Mavrakisen 1995. Tienen cuatro hijas; Hayden Christensen (Anakin Skywalker/Darth Vader en la segunda trilogía): su papel como Anakin Skywalker recibió críticas variadas, pero su popularidad en EE UU se mantuvo intocable, especialmente entre el sector más joven. Desde entonces, le hemos podido ver en cintas de menor relumbrón como Takers y Jumper. De esta última salió su romance con la coprotagonista, Rachel Bilson, pero la pareja rompió su compromiso de boda en el 2010; Natalie Portman (Padme Amidala): ha sido y es una de las actrices más demandadas en Hollywood. Le llueven ofertas y ella responde con grandes interpretaciones, como la que le valió un Oscar en 2011 con Cisne Negro. Está casada con el bailarín Bejamin Millepied (ambos se conocieron precisamente en el rodaje de Cisne Negro) y ambos son padres del pequeño Aleph, nacido en junio de 2011; Y finalmente, Ian McDiarmid (Emperador Palpatine): su vida ha estado, hasta su retiro, muy ligada al teatro, donde ha llegado a ser galardonado con un Tony. De hecho, colaboró en la formación interpretativa de actores que luego serían estrellas (Kevin Spacey, Ralph Fiennes, Juliette Binoche y Anna Friel). En cine (re sus apariciones en El retorno del Jedi y la segunda trilogía), ha trabajado en Sleepy Hollow o Un par de seductores (de Frank Oz).Curiosamente, Frank Oz era la voz del Maestro Yoda. Venga ya, no están todos los que deben de estar, pero con los nombrados es mas que suficiente ¿no os parece?

SEGA MEGA DRIVE: La consola personal

El pasado mes de octubre se conmemoraron 24 años del nacimiento de la Sega Mega Drive (también conocida como Sega Genesis en América).Aunque siempre en segundo plano, detrás del esplendor de Nintendo, muchos consideran que Mega Drive es, fue y será una de las mejores consolas de todos los tiempos Lanzada inicialmente en el Japón el 29 de octubre de 1988, estamos hablando de una consola de cuarta generación, pero no fue la primera en llegar a la era de los 16 bits. Antes de que Sega sacara esta videoconsola, NEC ya había puesto en circulación su TurboGrafx justo un año antes.Lo que sí hizo la Mega Drive fue pegar fuerte. Algo menos de un año después de su salida en Japón, donde fue muy mal recibida, la consola de Sega aterrizó en Estados Unidos bajo el nombre de Sega Genesis y ya en el año 90 llego a Europa. Lo más curioso es que Sega lanzó esta consola para competir de nuevo con la NES.Durante la tercera generación de consolas, Sega lanzó su Master System dos años después del nacimiento de la NES. En Europa y Brasil le fue muy bien la cosa, sí, pero en Estados Unidos y Japón no tuvo nada que hacer contra Nintendo. La compañía quiso contraatacar y llegar a la era de los 16 bits antes que su principal competidora. Y lo hizo. En sus entrañas podemos encontrar un procesador Motorola 68000 acompañado por el Zilog Z80 como coprocesador, lo que convertía a la Mega Drive en compatible con la Master System (había que acoplar un accesorio para poder usar los cartuchos de su hermana pequeña por no ser del mismo tamaño, eso sí). Cuenta con 64 KB de RAM para el Motorola y 8 KB para el Zilog Z80 y es capaz de mostrar en pantalla 64 de sus 512 colores con una resolución que va desde 256×224 hasta 320×480. La Mega Drive triunfó, sí, pero no en Japón. Allí fue ignorada desde el primer momento y no logró reponerse nunca pese a los esfuerzos de la compañía. La TurboGrafx, conocida allí bajo el nombre de PC Engine, y la Super Nintendo, que fue lanzada dos años después que la Mega Drive, se comieron a esta en cuanto a ventas.En Europa, con el camino bien allanado por parte de la Master System, la Mega Drive se convirtió en una consola muy popular. Al haber sido lanzada dos años después que en Japón (a finales de 1990), el catálogo de juegos tenía ya algunos títulos potentes como ‘Golden Axe’, ‘Ghouls n’ Ghosts’ o el mencionado ‘Altered Beast’. En suelo americano lo tuvo complicado en un principio, sobre todo porque Nintendo tenía en su poder los derechos para consola de la mayoría de juegos arcade de la época. Esto forzó a Sega a tomar una serie de decisiones como reducir el precio de la consola, establecer un equipo de desarrollo en suelo norteamericano que fuese capaz de lanzar juegos dirigidos a ese público concreto, seguir expandiendo su agresiva campaña publicitaria y, sobre todo, sustituir el ‘Altered Beast’, que era el juego que acompañaba a la consola, por otro título. Lógicamente, como todas las consolas, la Mega Drive tuvo su final. En la actualidad sigue habiendo mucha gente que la echa de menos, por supuesto, fue y sigue siendo una consola muy querida. En Japón, pese a no haber tenido la mejor de las acogidas, estuvo dando la lata durante siete años. Es un dato curioso teniendo en cuenta que en los mercados donde mejor funcionó tuvo una vida de ocho años. Esta sí que la tenéis que tener unos cuantos en vuestras casas. Y me atrevería a decir que incluso conectadas y funcionando de vez en cuando, ¿o me equivoco?

KUBA KOMET: Un centro de ocio multimedia de los años 50

Presentado en una de ediciones de IFA, la Feria de la Electrónica de Berlin – en la última de las cuales por cierto tuve ocasión de estar presente – este televisor de un estilo nada original fue llamado el Kuba Komet, considerado en su época un centro completo de entretenimiento. Como sabéis, allá por los años 50 el televisor llegaba a los salones de los domicilios más pudientes con el ánimo de desbancar a los hasta ese momento polos de atracción de ocio, la radio y el fonógrafo. Pero hubo una casa pionera en aunar distintas opciones en un único aparato., la Corporación alemana Kuba, que diseño un mueble que integraba televisor, radio, fonógrafo – todos Telefunken – e incluso de manera opcional las primeras cintas de cassette, los cuales dejaba convenientemente ocultos tras unos paneles a modo de puertas mientras que la más bien poco discreta parte superior permitía pivotar giratoriamente el módulo que acoge un televisor en blanco y negro – que podía captar señales en VHF y UHF – de manera que pueda disfrutarse el visionado de la pantalla desde distintos ángulos. Además el Kuba Komet podía incluso llevar, en opción, mando a distancia. El precio en su época era de unos 1.600 marcos, equivalentes a unos 130.000€ actuales. Hoy puede parecernos una antigüedad propia de ser conservada en un museo pero entre los años 1957 y 1962, tiempo que duró su producción, esto era el último grito en tecnología. Actualmente han sobrevivido pocos Kuba Komet en el mundo (la corporación cerró en 1972) y todos tienen la particularidad de tener su número de serie, que lo ha convertido en un objeto de culto de los grandes coleccionistas. Venga ya, para ser honesto, no me agrada su diseño, pero debemos comprender que armonizaba con la decoración de la época. Esta bien que a uno le guste lo retro pero esto ya es demasiado ¿no os parece?

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: