Posts Tagged ‘ Monopoly ’

EL JUEGO DE LA RULETA: La casa siempre gana

RULETALa obsesión por el dinero fácil ha posibilitado el desarrollo de juegos de azar con la esperanza de ganar mucho dinero con muy poco esfuerzo, llegando el caso de que quienes lo practican, llegan a enviciarse de tal modo y se las pasan horas en los casinos con la vana esperanza de que la diosa fortuna se acordará de ellos, pero que al final lo pierden prácticamente todo, ya que como era de esperar, ‘la casa siempre gana’. Precisamente, uno de los más conocidos juegos de casino es la ruleta, con la cual solía ‘entretenerse’ la élite de la sociedad, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en uno de los juegos más jugados y conocidos del mundo. Existen diferentes teorías en cuanto al origen de la ruleta, pero la mayoría de ellas están de acuerdo en que el juego tal y como se conoce hoy en día fue inventado en Francia en el siglo XVIII. En efecto, podemos asegurar que la primera ruleta moderna fue inventada por el francés matemático, físico, y filósofo Blaise Pascal, quien tuvo como objetivo la creación de una máquina de movimiento perpetuo. Aunque la intención de Pascal no era la de crear un juego de apuestas, su invento contribuyó significativamente a la ruleta moderna a la que juega hoy en día. Décadas después la ruleta fue adoptada como juego de casino. La primera mención a la ruleta fue en 1796, cuando el novelista francés Jaques Lablee la describió en su libro “La Roulette, ou le Jour” que estaba inspirado en un juego que vio en el Palacio Real francés. En ese momento, la ruleta contenía una casilla de doble cero. El cero fue introducido en la ruleta en 1843 por un francés llamado François y Louis Blanc para ofrecer servicios más atractivos y mejores a las personas que visitaban el casino del pueblo de Homburg. En este momento, la ruleta era ya bastante conocida y famosa en Europa, por lo que no tardó mucho en ser conocida en el continente americano. Primero, fue llevada al Nuevo Mundo por inmigrantes franceses y llegó a ser popular en la zona de Nueva Orleans, pero después su fama fue extendida por todo los EE.UU. No obstante, la verdadera revolución de este juego fue durante la segunda mitad del siglo XX, cuando fue asequible para la mayoría de la sociedad. A comienzos de siglo, solo dos ciudades en el mundo tenían casinos con ruletas, concretamente Las Vegas y Montecarlo, pero unas décadas mas tarde, este número creció hasta varios cientos – por no decir miles – de ellos. La popularidad de la ruleta experimentó un aumento sin precedentes en la era de Internet, cuando los casinos online empezaron a aparecer. La ruleta se convirtió en uno de los juegos online más respetados, debido a sus imágenes elegantes, pero también por los reducidos precios que se cobraban por jugar a la ruleta online. A diferencia de los casinos que podamos encontrar en nuestra ciudad, que se centraban o en el cero o en la variante de doble cero, las ruletas online acogen ambas variantes permitiendo a los jugadores la oportunidad de elegir el tipo de jugabilidad. La ruleta online cuenta además con una ‘ventaja’ sobre las ruletas reales, en concreto, los bonos de ruleta ofrecidos por los casinos online. Si se decide a registrarse en una página web de ruleta se dará cuenta que casi todas ‘ofrecen’ dinero gratis tras un primer depósito, un cebo para iniciarte en el vicio. Durante los últimos años, una nueva tendencia ha comenzado a extenderse por los casinos online. Se trata de los juegos de ruleta en vivo que permiten ver un juego real de ruleta, administrados por un repartidor de cartas. Estos programas tan sofisticados permiten dar instrucciones a los miembros del casino en tiempo real y ver la acción a vía webcam. Estos y otros aspectos han convertido a la ruleta online en uno de los juegos más populares, superando a los casinos reales. No hay ningún casino online que no ofrezca juegos de ruleta, y los servicios que ‘ofrecen’ día tras día tienen un mismo y único fin: tu dinero, hasta el último centavo. Cuidado con esta clase de juegos y no dejaos engañar.

MONOPOLY TRUMP: El juego mas deseado

monopoly-trumpDonald Trump es, quizás, uno de los pocos presidentes de los Estados Unidos que llega al despacho oval con un juego de mesa bajo el brazo. En efecto, el ahora recién elegido presidente en una de las más sucias campañas mediáticas en su contra por parte del establishment y la banca judía de Wall Street que se recuerde, tuvo el honor de ser el protagonista de un juego de mesa que salió al mercado estadounidense a finales de los años 90. El juego – llamado oficialmente Trump The Game – con una estética muy fiel a lo que eran los títulos del sector de la época, planteaba una mecánica simple y efectiva: amasar, en principio, la mayor fortuna posible para luego pujar por ciertos inmuebles y acabar convirtiéndose en el que más cartas Trump ha coleccionado. Esas cartas se usarían luego en una segunda parte de la partida, en una fase de negociación en la que el objetivo será adquirir cuantas más propiedades mejor, todo muy al estilo Trump, es decir, a lo grande. Y todo muy secreto, porque los jugadores no sabrán el valor de los inmuebles por los que han pujado hasta que los tengan en su poder. Al final acaba ganando el que más dinero haya logrado reunir. El juego, cuya portada brilla con la fabulosa melena rubia del magnate ha sido protagonista incluso de varios vídeos que han salido a la luz sobre todo en los últimos meses, coincidiendo con la campaña electoral. Trump The Game ha sido publicado por Milton Bradley y Parker en dos ediciones. Es un título preparado para tres o cuatro jugadores con partidas que se prolongan durante hora y media. Disponible en la tienda online Amazon, el juego alcanza en la actualidad un precio cercano a los 100 euros.

MONOPOLY: El juego de mesa por excelencia

World of Warcraft Monopoly Venga ya ¿quién no lo ha jugado alguna vez?. Como sabéis, Monopoly es uno de los juegos de mesa comerciales más vendidos del mundo. Como su nombre lo sugiere, el objetivo del juego es hacerse con la mayor cantidad de las propiedades inmuebles que aparecen en el juego. Los jugadores mueven sus respectivas fichas por turnos en sentido horario alrededor de un tablero, basándose en la puntuación de los dados, y caen en propiedades que pueden comprar de un banco imaginario, o dejar que el banco las subaste en caso de no ser compradas. Si las propiedades en las que caen ya tienen dueños, los dueños pueden cobrar alquileres o quien caiga podrá comprárselas. Tiene su origen en un juego de principios del siglo XX, The Landslord’s Game creado por Elizabeth Maggie en 1903 y patentado en 1904, llamado The Landlord’s Game. El juego se hizo popular en varias ciudades de los Estados Unidos en los años siguientes, editándose en varias formas y versiones sin el control de su autora original. En 1935, Charles Darrow, un vendedor de calefactores domésticos desempleado del sureste de Pensilvania durante la Gran Depresión de los años treinta patentó la versión de Atlantic City de ese juego con el nombre de Monopoly. Tras un primer intento fallido de venderlo a la empresa juguetera Parker Brothers, inició una producción a pequeña escala del juego que resultó exitosa.Es por ese motivo que Parker Brothers volvió a llamar entonces a su puerta para hacerse con el juego. Si bien compañía – ahora dentro de la multinacional Hasbro – ha mantenido que el autor del juego es únicamente Charles Darrow (en 1935) por motivos de marketing, la autoría original de Elizabeth Maggie (en 1903) y el origen del Monopoly como evolución de juegos anteriores (todos ellos derivados de The Landlord’s Game), ha sido incluso reconocida por los tribunales estadounidenses en el caso de Parker vs. Ralph Anspach, durante el largo proceso judicial ocurrido entre 1975 y 1986 a raíz de la publicación de un juego de mesa titulado Anti-Monopoly. La palabra monopoly, viene dada por la adquisición de propiedades hasta tener nuestro propio “monopolio”, como el nombre lo dice Darrow hacía inicialmente sus juegos de Monopoly a mano, con la ayuda de su primer hijo, William Darrow, y de su esposa, quienes coloreaban los espacios diseñados con pluma por Charles Darrow sobre trozos circulares de hule y recortaban y marcaban las tarjetas de cartulina. Luego, cuando la demanda por comprar el juego aumentó, Darrow mandó hacer los juegos a una imprenta de Filadelfia, con tableros cuadrados de cartón. Posteriormente en 1935, Darrow vendió los derechos de producción de Monopoly a la Parker Brothers de Massachusetts.Desde entonces, se ha comercializado en 26 idiomas, se calcula que más de 500 millones de personas han jugado al menos una partida y continua cautivando a muchos como el juego de mesa por excelencia.

A %d blogueros les gusta esto: