LA CABALGATA DE LOS REYES MAGOS: Una celebración que debe volver a sus orígenes

Los Reyes MagosEste 5 de enero miles de personas acompañarán a Melchor, Gaspar y Baltasar en su recorrido por las calles de Madrid en su tradicional Cabalgata de los Reyes Magos, quienes como sabéis, llegan de Oriente cargados de regalos. En esta ocasión, rendirá homenaje ‘a los inventores que han cambiado el curso de la Historia’ (?). Menuda ocurrencia de la Carmena. Luego de la polémica suscitada en el 2016 con una Cabalgata criticada por su ridiculez al introducir cambios que no tenían nada que ver con la fiesta y la consiguiente recuperación del espíritu tradicional en el 2017, ahora nos sale con esto que no tiene nombre. Felizmente que ya esta de salida y pronto volveremos a disfrutar los desfiles como debían de ser siempre… pero volvamos a la celebración. Cae la noche en Madrid y la ciudad se llena de ilusión, de emoción y de la luz que irradian los ojos de los más pequeños de la casa y de los que ya no lo son tanto. No en vano, se trata de uno de los momentos más esperados de la Navidad y de todo el año, la llegada de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente que, tras un agotador viaje, dejarán regalos en los hogares de los madrileños en una noche siempre mágica. Como es tradición antes de llevar a cabo a tiempo todo ese ingente trabajo, tendrán una cita ineludible en las calles de la capital en la tarde del 5 de enero. La Cabalgata que les acompañará, organizada por el Ayuntamiento de Madrid, se inspirará en el 2018 en el poder de la imaginación y de la creatividad para articular un relato sobre los inventos ‘y homenajear así a los creadores y científicos de todos los tiempos que dedicaron su vida a hacer del mundo un lugar mejor’. Junto a ellos desfilarán artilugios tan disparatados como la imprenta, la robótica, la televisión o el reloj. Además, otros procedentes del mundo de la fantasía, ‘para conformar un itinerario por las ideas y por el pensamiento humano’. Venga ya ¿Esto que tiene que ver con el espíritu de la Navidad? El evento constará de un espectáculo con nueve compañías de artes escénicas, dos de ellas procedentes de Francia, y doce carrozas entre las que desfilarán marionetas gigantes, artefactos voladores, hinchables iluminados y otras invenciones. En su conjunto, más de 2.000 personas formarán parte de la comitiva: músicos, bailarines, acróbatas y figurantes, a los que se sumarán los representantes de entidades patrocinadoras, Bomberos, EMT, Guardia Civil, Policía Municipal, técnicos y un nutrido cuerpo de más de 140 personas procedentes de Voluntarios por Madrid y otros participantes a través de la convocatoria abierta realizada por el Consistorio madrileño. La Cabalgata no se olvidará de las personas con movilidad reducida. Por este motivo se reservarán zonas para este colectivo, siempre en el lado derecho del recorrido y siguiendo el sentido del desfile. Estos espacios estarán situados en las plazas de San Juan de la Cruz, Gregorio Marañón y Emilio Castelar, dos zonas en el entorno de Colón y otra en Cibeles. El desfile comenzará a las 18:30 horas en el Paseo de la Castellana (a la altura de Nuevos Ministerios esquina Plaza de San Juan de la Cruz). Discurrirá por este emblemático eje viario madrileño para llegar a la Plaza de Colón, continuar por el Paseo de Recoletos y finalizar en la Plaza de Cibeles. Un espectáculo pirotécnico sobre el Palacio de Cibeles pondrá el punto final a esta celebración. Si tenéis pensado asistir a la Cabalgata, os recomendamos que acudáis al menos una hora antes del comienzo de la misma para poder coger un buen sitio y verla en las mejores condiciones posibles. Y ya sabéis, según acabe la Cabalgata todos para casa a preparar la leche y las galletas para que sus Majestades se porten bien con todos vosotros. ¡Y al día siguiente a levantarse pronto para disfrutar de los regalos! Feliz Día de Reyes.

Anuncios

A CHRISTMAS CAROL: Un cuento de Navidad

A Christmas CarolEbenezer Scrooge es un tipo avaro acostumbrado a tratar mal a las personas que le rodean, incluido su fiel secretario. Su mezquindad le impide disfrutar de la Navidad, una fiesta que odia profundamente, pero este año todo va a ser diferente. Scrooge se encuentra con Marley, su difunto socio, quien, además de echarle en cara su maldad, le anuncia la visita de tres espíritus. Los fantasmas de las Navidades Pasadas, Presentes y Futuras intentarán abrir los ojos a Scrooge antes de que sea muy tarde … es la sinopsis de “Cuento de Navidad”, sin duda, una de las historias de fantasmas más famosas de la literatura universal y uno de los grandes clásicos de Charles Dickens. Son muchas las adaptaciones que se han hecho de este texto del siglo XIX, pero en 2009 llega a las pantallas la más novedosa de manos de la factoría Walt Disney. En “Cuento de Navidad (A Christmas carol)”, el realizador Robert Zemeckis da un paso más en la tecnología que hizo posible sus “Polar Express” y “Beowulf”, capturando el movimiento de actores reales y convirtiéndolo en imágenes animadas tridimensionales de gran realismo. Es el revolucionario RealD 3D. Bajo la apariencia de personajes animados, encontramos a un Jim Carrey irreconocible por las ilimitadas posibilidades de la era digital. Él da vida al viejo egoísta Scrooge, pero también al fantasma de las Navidades Pasadas (un ser luminoso que enseña al protagonista recuerdos de su juventud), al fantasma de las Navidades Presentes (un divertido gigante que le sitúa ante su forma de ser actual) y al fantasma de las Navidades Futuras (un monstruo siniestro que le advierte sobre lo que puede pasar). Además de Carrey, distinguimos a Gary Oldman, Colin Firth y Robin Wright Penn. Haciendo una critica del film, “Cuento de Navidad” está a medio camino entre “Polar Express” y “Beowulf”; mucho más lúdica y rítmica que aquella, pero lejos del ejemplar hálito aventurero de la segunda, una película extraordinaria independientemente de la tosquedad inherente a las limitaciones del cine de avatares. Zemeckis da un paso más, sus personajes son un poco más humanos, la expresividad facial mejora (especialmente la muy mejorable animación de las bocas), pero seguimos sin compartir el entusiasmo por esa filosofía del cuento a caballo entre un mundo real de carne y hueso y la pantalla interactiva de un videojuego. El director de “Regreso al futuro” es un adelantado a su tiempo; sus ambiciosas pretensiones simplemente no tienen eco en el estándar real tecnológico del cine animado. Para que una película como “Cuento de Navidad” funcione sin fisuras en lo formal probablemente debería haberse filmado dentro de una década, año arriba año abajo. Lo cierto, sin embargo, es que hay película debajo del disfraz ultratecnológico; Zemeckis no acaba de decidir a qué público quiere dirigirse. La fascinante ingenuidad cristiana y primitiva de la deliciosa fábula de Dickens es carnaza de público infantil, por el color de su moraleja, por la limpieza ética del ejemplar subtexto. Sin embargo “Cuento de Navidad” muda frecuentemente de rostro virando hacia lo macabro, hacia el escalofrío de ultratumba, hacia la escasa hospitalidad de un más allá sórdido y adulto. No hay sitio para los más pequeños, el cuento luce demasiado siniestro como para dar coba al público más bajito. En esa incómoda tierra de nadie, Zemeckis rescata toda la fuerza moral e iniciática de la legendaria parábola natalicia. Visualmente es un espectáculo gigantesco; la puesta en escena apabullante (Zemeckis explota mejor que nadie las bondades del 3D y las posibilidades formales que éste ofrece) y exhala efluvios dickensianos por los cuatro costados; la incalculable capacidad sugestiva del cuento está casi intacta y la visualización onírica del mundo pasado, presente y futuro de Scrooge es un regalo impagable para la vista. Ahora bien, nuevamente, como en “Polar Express” el relato tropieza en la incontenible tendencia al exceso acrobático de su ambicioso director. Sobra efectos tobogán y, sobre todo, sobran, desvaríos histriónicos en la caracterización chillona del anciano Scrooge. Hay mucho de Jim Carrey, en el mal sentido, en la incontinencia gestual del viejo y en el exceso de entusiasmo de un desenlace que reinterpreta la reinserción moral de Scrooge en el ámbito de la enajenación mental, como si todo el vía crucis por las navidades pasadas, presentes y futuras fueran fruto de un desvarío senil que desemboca en la felicidad ficticia del lunático. Una de cal y otra de arena para una película que, no obstante, recupera con un fenomenal alarde de medios, el sabor genuino del mito natalicio, reivindicando a Dickens y la magia inherente a su impagable atemporal literatura.

GNOMOS: Los duendes de la Navidad

Cabra Yule¿Quien no se ha preguntado alguna vez de donde saca Santa Claus los juguetes que tiene que repartir la noche del 24 de Diciembre? Lo que sucede es que tiene la ayuda de los gnomos navideños (también conocidos como elfos). Se tratan de unas pequeñas criaturas mágicas que se encargan de la construcción de los juguetes en la gran fábrica de los sueños ubicada en el Polo Norte, los cuales posteriormente entregara a todos los niños que hayan demostrado ser lo suficientemente buenos y obedientes. Se les describe generalmente como un hombre mayor con una larga barba blanca, de tres pies de altura (el tamaño de un niño pequeño) Tienen una vestimenta de color verde, gorro de lana rojo con forma de cono y zapatillas con terminación en punta. Aunque en los países nórdicos, son representados vestidos de color rojo. Procedentes de la mitología escandinava, los gnomos se han convertido en los ayudantes oficiales de Santa Claus y están encargados no solo de los juguetes, sino también que todo este a punto – como el cargamento con los regalos, el mantenimiento del trineo, el cuidado de los renos – y que el gordo bonachón no tenga ningún inconveniente al momento de iniciar su tan esperado viaje anual. En cuanto a su origen, las primeras historias sobre los gnomos aparecieron en el norte de Europa y se fueron integrando a la de Santa Claus para permanecer como un elemento importante al momento de elaborar los regalos que se reparten cada año. Posteriormente, esta costumbre fue acogida en los Estados Unidos y de ahí se extendió a otras partes del mundo donde actualmente se festeja la Navidad. El resto del año, también tienen un recargado trabajo, ya que ayudan a Santa a observar si los niños se portan bien para agregarlos a la lista de aquellos que recibirán su regalo la noche del 24 de diciembre. Mira que son soplones. Sin embargo, cada lugar tiene una propia percepción de los duendes durante esta fiesta. En Estados Unidos y Canadá, los duendes solamente ayudan a Santa Claus a repartir todo tipo de regalos para los chicos sin importar lo pedido. En los países escandinavos por ejemplo hacen la misma labor, con la diferencia de que van montados sobre una cabra yule, que precede a Santa Claus, llevando regalos a las casas. Este símbolo ancestral suele colgarse de los árboles o en las puertas las casas en Suecia durante la Navidad. En otros países, al ser muy traviesos, los gnomos hacen bromas a escondidas para divertir a los niños. Asimismo, en Finlandia, los gnomos siempre han estado dispuestos para guardar y echar una manita a aquellos que viven en el campo o en el bosque. Calientan las saunas, vigilan y atienden a los niños, el grano almacenado en los silos y el ganado y los caballos en sus establos. Y con los gatos y los perros se llevan a partir un piñón. El hábitat natural de los gnomos son las casas viejas, donde se sienten a sus anchas. Los finlandeses aprecian mucho a los gnomos y agradecen sus servicios con comida. En muchas casas no les falta su plato de julegrøt (gachas de arroz) en Nochebuena y, aunque les parezca extraño, a la mañana siguiente el plato suele aparecer reluciente… Convertidos en parte integral de la tradición navideña, suelen ser representados en adornos para decorar el hogar o especialmente como enanos de jardín, así como también son utilizados para campañas de publicidad. No cabe duda que estas pequeñas criaturas se han ganado el corazón de muchos.

NINTENDO 64 CLASSIC MINI: Si que se hizo extrañar

Nintendo 64 Classic Mini¿Os imagináis la próxima consola retro de Nintendo? En efecto, la N64 Classic Mini podría estar en nuestras manos en diciembre del 2018.Si has intentado conseguir una de las consolas SNES Classic Mini de Nintendo, probablemente hayas encontrado algunos obstáculos. Aunque la diminuta consola clásica no está aún a la venta, las preventas han agotado prácticamente su presencia – con un montón de pedidos en eBay a precios exorbitantes – mientras que los pedidos previos en Estados Unidos se han agotado en cuestión de minutos. Dado el corto plazo que Nintendo le dio a la NES Mini, todo parece indicar que la SNES Mini correrá la misma suerte y hemos de empezar a imaginar cómo será la próxima consola clásica de Nintendo. Y no hace falta ser un genio para averiguar hacia dónde irán los tiros: la clásica Nintendo 64. Según apuntan los rumores, Nintendo estaría trabajando ya en una Nintendo 64 Classic Mini. Aún cuando faltan dos semanas para que la SNES Mini llegue al mercado (o al menos se empiecen a enviar las unidades que ya hay reservadas), Nintendo ha registrado una patente relacionada con el mando de la N64 en la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea. Pero vamos a imaginar como podría ser la primera consola con nos condujo al 3D. Será difícil superar la colección de juegos de la NES Classic Mini y su sucesora SNES –la próxima consola reducida de 16 bits incluso cuenta con el inédito Star Fox 2-, pero la N64 estaba lleno de auténticas joyas. De Super Mario 64 a The Legend of Zelda: Ocarina of Time y su secuela Majora Mask, Banjo Kazooie, Banjo Tooie, Perfect Dark, GoldenEye, Paper Mario, F-Zero X, 1080º Snowboarding, Wave Race 64, Pokémon Snap, Mario Kart 64, Star Fox 64 y aún más, no tendrás escasez de juegos si Nintendo decide meterlos en su consola N64 Classic Mini. Imaginamos que algunos juegos raros podrían ser difíciles de conseguir, ya que ahora Microsoft es dueño de los intrépidos desarrolladores británicos, pero si Nintendo ha conseguido a Star Fox 2 para la SNES Classic Mini, puede que el gigante japonés logre algunos excelentes pack-ins para la pequeña N64. Pero ¿Qué hay de las versiones traducidas de algunos juegos y el software 64DD que nunca fueron lanzados en Occidente, como F-Zero X Expansion Kit, Doshin the Giant or SimCity 64? Podemos soñar. Afortunadamente, Nintendo está empaquetando dos controles para la SNES Classic Mini, y sería una vergüenza ver la Nintendo 64 Classic Mini con solo uno. Después de todo, el modo multijugador es prácticamente la piedra angular de la N64. La consola original permite que cuatro jugadores conecten a la vez sus propios controladores en forma de tridente, e imaginamos que el N64 Classic Mini será lo mismo. Y para mantener intacta la estética de la consola, podemos ver a Nintendo empleando un compartimento oculto similar para los puertos del controlador que hemos visto en la SNES Mini. Como sabéis, la NES Classic Mini fue elogiada por su sencillez cuando salió y puedes apostar que la SNES Classic Mini estará cortada por el mismo patrón: una simple salida HDMI y un conector de alimentación micro-USB de fácil acceso, que nos facilitará la vida cuando queramos llevárnosla de vacaciones. Puedes apostar que será lo mismo para la N64 Classic Mini y, aunque los controladores podrán conectarse por Bluetooth, creemos que todavía estaremos jugando con los fastidiosos cables del controlador. Esperemos que sean más largos que los suministrados en la NES Classic Mini, la cual presentaba algunos nuevos trucos prácticos para ayudarte a jugar, como guardar partidas múltiples y también modificar diferentes modos de visualización; así que imaginamos que la N64 Classic Mini poseerá una inteligencia similar. Aunque nos encantaría ver si la versión N64 nos ofrece algo más, como una tienda de juegos descargables, con precios más económicos, o la capacidad de cargar partidas salvadas en su Memory Paks original. Respecto a este tema, Nintendo podría aprovechar sus múltiples posibilidades. En cuanto a su salida, por lo general, Nintendo mantiene el silencio con cualquiera de sus estrategias de hardware, por lo que si el gigante japonés está trabajando en una N64 Classic Mini puedes apostar que sus avances estarán celosamente guardados bajo llave. Nos imaginamos que Nintendo podría anunciarlo en algún momento del próximo, al igual que la SNES Classic Mini lo fue este año – de forma inesperada a finales de junio – pero en lugar de mantener una versión limitada, Nintendo podría mantener la consola en producción durante mucho tiempo, defendiendo a los especuladores y apoyándolos muchos tiempo después de su lanzamiento inicial. De esa manera, todos felices. Tenemos los dedos cruzados con el fin que Nintendo saque todo el partido a su eventual re-lanzamiento de la N64. Solo esperamos que no se marchite en el camino.

EL FERROCARRIL: Un mundo sobre rieles

EL FERROCARRILVenga ya, revisando mis archivos pude percatarme de un imperdonable descuido y es que en todos estos años del Rincón de las Telarañas, he descubierto con asombro que – aparte del monorriel de Disney – nunca le haya dedicado una entrada a los trenes. Quisiera corregir mi error y nos ocuparemos de ellos en esta oportunidad ¿vale? Como sabéis, el ferrocarril, pieza principal de las transformaciones que supuso el tren, existía ya en el siglo XVI, en las minas de Transilvania: se trataba de carriles de madera que hacían de carretera, dado el estado de los caminos en aquella época. Sobre esa superficie uniforme se deslizaban las pesadas carretas de tracción animal. También en Gran Bretaña los antecedentes del ferrocarril se remontan al siglo XVII: unos sencillos caminos de rodadura formados por superficie plana de tablas de madera, como en Transilvania, sobre los que circulaban arrastrados por animales los vagones repletos de carbón desde las minas al canal, ya que el transporte fundamental era fluvial o marítimo. Fue en Inglaterra donde surgió la idea de reemplazar las planchas de madera por otras de hierro para aumentar la carga de las vagonetas sin que el carril o vía de deslizamiento se resintiera por el peso. En 1763, Richard Reynolds creó el primer rail de fundición que reemplazaron a los de madera que habían funcionado desde 1602 en las minas de Newcastle. Otro inglés, William Jessop, concibió en 1789 el primer rail de bulto que con diversas modificaciones y mejoras funcionó hasta 1858, en que el rail de acero fue introducido por Bassemer. También desde 1789 funcionaba el cambio de agujas. En 1802 el mecánico inglés Richard Trevithick construyó en las fundiciones y forjas de Coalbrookdale, la primera locomotora de vapor, que en 1804 arrastraba un convoy de cinco toneladas y recorría quince kilómetros a la velocidad de veinte por hora. Aunque a este ingenio se le agregó un vagón de pasajeros, era escasamente útil, ya que totalmente cargado no lograba alcanzar una velocidad superior a la del hombre andando. El primer uso práctico de la máquina de vapor y del ferrocarril se dio en las minas inglesas de carbón de piedra, donde en 1804 se creó un tendido de raíles de hierro colado sobre el que avanzaba la locomotora de vapor de Richard Trevithick, en Gales del Sur. Pero como el hierro colado no soportaba bien el peso de la locomotora, se rechazó su empleo. El ya entonces llamado caballo de hierro no era práctico por la cantidad de roturas y averías que conllevaba, y se empezó a hablar del ferrocarril como medio de transporte humano, aunque se ridiculizó a quienes patrocinaban la idea. Todos desistieron del proyecto menos un hombre singular: George Stephenson, que ya había ingeniado y puesto a prueba su locomotoraBlücheren (Blucher) en la mina Killingworth, en Northumberland. Todo el mundo sabe que fue él el inventor de la máquina de vapor en 1815, máquina que fue probada en las minas de carbón de piedra citada, donde arrastró ocho vagones que podían transportar hasta 30 toneladas de carbón a la velocidad de siete kilómetros por hora. En 1821 Stephenson hizo un tendido de raíles de hierro colado con tramos de un metro de longitud que poco después sustituyó por los de cinco, y que empezó a fabricar el fundidor John Birkinshaw. Al principio, locomotora y caballo se repartían la tracción en las minas. La blucher de Stephenson fue la primera locomotora de vapor en pleno funcionamiento que podía ir por los rieles de los ferrocarriles públicos. El blucher se estrenó a una velocidad de 4 millas por hora, pero su inventor se puso pronto a trabajar para aumentar su velocidad. En 1825, el tren de Stephenson, que fue rebautizado como “locomoción”, fue sacado para ensayo de velocidad. La prueba, tal como lo esperaba su diseñador, se desarrolló sin contratiempos, logrando llevar a 450 personas desde Darlington a la estación Stockton a una velocidad de 15 millas por hora. La era del ferrocarril comenzó de manera efectiva con la línea Liverpool-Manchester, en 1830. Se conseguía aplicar un invento coetáneo, el vapor, como energía o combustible que tirara de la recién inventada locomotora. Por primera vez iba a ser posible viajar a una velocidad mayor que la diligencia o el caballo. En poco tiempo las distancias se irían reduciendo y así, no pasado mucho tiempo, el viaje Londres-Edimburgo, de doce días de duración en otro tiempo, se reduciría a media docena de horas. Para llegar a aquel estado de cosas sería necesario vencer la resistencia de los desconfiados y escépticos que apegados al pasado no veían con buenos ojos innovación alguna. Tampoco la prensa estuvo a la altura de las circunstancias. Un diario londinense aseguraba, referido a Stephenson y demás innovadores: “No vale la pena ocuparse de los visionarios que pretenden reemplazar las diligencias. ¿Hay algo más absurdo y ridículo que decir que una locomotora nos hará viajar el doble de rápido que una diligencia? Si alguien quisiera viajar tan velozmente, más vale ponerlo en la boca de un cañón y lanzarlo así de una comarca a otra…”. Periódicos serios como el The Times decía en vísperas de la aprobación de la primera compañía de explotación ferroviaria inglesa: “Pretenden alcanzar una velocidad incluso de treinta y dos kilómetros hora, cuando es sabido que no se ha logrado nunca más de nueve. La perfección de la locomotora es problemática. Además, tienen un peso enorme: pesan ocho toneladas, y un peso tal, lanzado a la velocidad de que se habla, destrozará los carriles y la máquina y los coches descarrilarán, y todo saltará por los aires. Además, ¿cómo se arrancará el hielo de las vías en las grandes heladas? Todos están locos”. Pero el inventor de la criatura no daba importancia a esas críticas e insistía en su idea. A su hijo Robert Stephenson le escribió de la siguiente manera optimista: “Los caminos de hierro reemplazarán pronto a los demás medios de transporte, y servirán lo mismo para el rey que para el último de sus vasallos. No está lejos el tiempo en que será más ventajoso para el operario ir a su trabajo en tren que marchar a pie. Habrá dificultades, pero tú verás con tus ojos, hijo mío, lo que estoy ahora prediciendo. Estoy de ello tan seguro como de que estamos vivos”. Fue precisamente su hijo quien jugaría un papel decisivo en el éxito final del nuevo transporte. En 1828 trabajaba en Newcastle en el diseño de una locomotora capaz de convencer a los más recalcitrantes. Se trataba de la locomotora de vapor The Rocket (El Cohete) con la que compitió en las pruebas de Rainhill alcanzando cuarenta y cinco kilómetros por hora a una media de veintiuno durante los noventa kilómetros de su recorrido. Cuando un año después se inauguró la primera línea de pasajeros, la Liverpool-Manchester, de 46 kilómetros de recorrido la suerte del tren estaba echada. En 1848 Thomas Russell Crampton construyó su máquina gigante Liverpool para la línea Londres-Wolverton; antes, en la línea belga Lieja- Namour, había logrado por primera vez superar los cien kilómetros por hora. Fue la consagración, el triunfo del tren tras haber conseguido correr a casi ciento treinta kilómetros por hora. Poco después se iluminaron los vagones con lámparas de gas (1858), y nacía el concepto y aplicación de vagón restaurante en Estados Unidos (1863). El coche cama de George M. Pullman permitía en 1865 lujos que el viajero nunca hubiera podido imaginar. Muy lejos quedaba el ferrocarril de Stockton-Darlington, el primero tren de uso público inaugurado en septiembre de 1825. Atrás quedaban viejos cacharros como la locomotora de vapor de Hojn Blenkinson de 1812, la primera fabricada en serie y que aún existe como atracción turística en la línea Leeds- Middleton. Ya nadie se acordaba de la simpática Puffing Billy de 1813, del ingeniero W. Helley, que corría sobre carriles de hierro colado, o de aquella locomotora atracción de feria, la Catch me who can= “Que me alcance quien pueda”, que durante un mes dio vueltas en un recinto circular cerrado de la Euston Square de Londres hacia 1808, ridiculizando las posibilidades y utilidad del formidable invento que es el tren. Por cierto, si quieres saber cuándo se inauguró el primer ferrocarril sin conductor, decirte que fue en 1927 y en Inglaterra, que bien puede calificarse de la patria de los ferrocarriles, se inauguró el primer ferrocarril que no precisaba ni de maquinista ni de revisor. Desde entonces, este nuevo modelo ha venido dedicándose ininterrumpidamente al transporte del correo de la capital inglesa. Sus vagones ya han recorrido más de 80 millones de kilómetros. Como podéis imaginaros, el desarrollo de los trenes no ha cesado y en pleno Siglo XXI tenemos por ejemplo a los trenes bala japoneses y los de Alta Velocidad en Europa, que al ser magnéticos, recorren distancias asombrosas y en menor cantidad de tiempo, inimaginables para los que vieron su nacimiento. Es más, ya se habla por estos días del Hyperloop – un sistema de transporte basado en tubos de vacío – diseñado por Elon Musk, el cual viajaría a 1.200 km/h y que no veremos en marcha hasta el 2020, pero eso es otra historia. No cabe duda que los trenes dominaran el mundo.

MACINTOSH PLUS: La computadora que lo cambio todo

MACINTOSH PLUSEl Macintosh Plus fue uno de los ordenadores característicos de Apple. Su estética compacta y buenas prestaciones lo convirtieron en un equipo que en cierta medida marcaría un antes y un después en Cupertino. El Macintosh Plus se sitúa como el tercer modelo de la gama Macintosh de Apple. Se lanzó al mercado allá por 1986 y dejó de producirse en 1990. Tenía un procesador Motorola 68000 de 8 MHz de frecuencia de reloj y se basaba en la carcasa de los Macintosh 128 K y 512 K con una pantalla de 9 pulgadas (512×342 Pixel, monocromo), pero con más memoria (1 MB, ampliable a 4 MB), un ROM mayor (128 KB en lugar de 64 KB) y una interfaz SCSI, a través de la cual se podían conectar discos duros y de intercambio de datos externos, así como un adaptador ethernet SCSI, el cual permitió que Apple y otras empresas tuvieran un estándar para conectar dispositivos periféricos en las computadoras personales, lo que detonó a varias industrias. Al día de hoy, el SCSI no ha perdido vigencia, ya que es utilizado en servidores. La carcasa tenía inicialmente un color beige y más tarde se vendió en gris platino, color que Apple usaría en sus productos durante algunos años. Como dato curioso, el equipo mostraba en la parte interior del armazón una colección de firmas de los distintos desarrolladores que habían participado en su concepción, lo que no deja de ser una excentricidad por parte de Apple, que posteriormente optaría por desechar la idea. Solamente los primeros 70.000 equipos incorporaban las firmas, añadiendo un valor extra para los coleccionistas de equipos antiguos de Apple. Cabe destacar que el Macintosh Plus no tenía ventilador, por lo que para refrigerar utilizaba el denominado efecto chimenea. Las ranuras de ventilación en la base y en los laterales del Mac Plus no debían bloquearse, en caso contrario se sobrecalentaba en poco tiempo, lo que podía conducir al deterioro del hardware. Esta indicación es importante para el Mac Plus, el 512k(e) y el 128k. Aunque el Macintosh tenía una conexión para una unidad de disco de 5,25 pulgadas, no debían conectarse este tipo de unidades de disco, ya que se podría dañar el controlador del Mac. Por ello, sólo se podían conectar las tradicionales unidades de disco de 3,5 pulgadas de 800 KB o Apples SuperDrives (discos duros externos de 1440 KB, todo un logro para la época). Su sucesor fue el Macintosh SE, dotado de un conector adicional y de ADB. El precio de lanzamiento del Macintosh Plus fue de 2.600 dólares, casi un riñón si tenemos en cuenta el valor de esta cantidad en el año 1986. Actualmente se puede conseguir en eBay a partir de 250 euros.

SAMSUNG SM-W2018: Vuelven los retro móviles de toda la vida

SAMSUNG SM-W2018Muy populares en su momento -¿quién no ha tenido o usado uno alguna vez?-, los teléfonos de tapa proponían un concepto innovador a nivel estilístico y al mismo tiempo de seguridad, ya que al contar con dos paneles las fabricantes podían darse el lujo de instalar un gran teclado en uno de ellos y una gran pantalla en el otro. Incluso los hubo con lujos con joysticks, botones direccionales, etc. Pero con el nuevo estándar táctil que impuso en 2007 el iPhone de Apple, su época pasó, aunque en el mercado chino fabricantes como Samsung han mantenido la producción de esta clase de móviles. Este pasado mes de agosto ya vimos el Samsung Leadership 8, que proponía un teléfono con diseño de tapa equipado con dos pantallas táctiles, una en el frontal cuando la tapa está cerrada y la que suele aparecer cuando la tapa se abre y queda escondida al cerrarse. Pero ese modelo es para este año, y los fabricantes ya deben mirar al siguiente, así que tenemos un nuevo modelo, el Samsung SM-W2018, un smartphone que ha aparecido hoy en Weibo, el Twitter chino y la mayor red social del país. Implementado también dos pantallas táctiles, la externa cuando el móvil está cerrado y la interna cuando la tapa está abierta, el Samsung SM-W2018 es todavía un misterio en cuanto a sus capacidades técnicas, pero sí se conoce que va a impresionar por su cámara trasera de 12 Megapíxeles. ¿Será Dual como la que monta en sus recientes topes de gama? No parece que vaya a serlo, aunque tampoco hace falta que sea Doble para lograr una gran calidad de imagen. Otro elemento que se ha rumoreado es que incorporará un sistema biométrico de seguridad en forma de escáner de iris, similar al que montan los modelos del Samsung Galaxy S8, Galaxy S8+ y el Galaxy Note 8. Pero no será el único, ya que el smartphone vendrá con un lector de huellas situado en la parte trasera, una pantalla AMOLED de 4,2 pulgadas y resolución FullHD yAndroid 7 Nougat como sistema operativo con interfaz de usuario propia de Samsung. Se espera que este terminal sea uno de los varios que llegarán antes del estreno a principios del 2018 del esperado Samsung Galaxy S9, que podría tener hasta tres modelos y uno de ellos en versión ‘Mini’ con pantalla de 4 pulgadas. Sea como fuere, este Samsung de momento tiene su estreno previsto sólo para el mercado chino, y además dicen que a un precio alto porque se le considera un móvil para ejecutivos en China.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: