POLAROID SX-70: Clásico es su nombre

POLAROID SX-70Como sabéis, la Polaroid SX-70 fue presentada en el mercado en 1972 como la cámara que introducía la película instantánea integral o, cómo se popularizó entre el público, el cartucho Polaroid. Pero, a parte de la evolución técnica, la SX-70 se convirtió en un objeto de la cultura POP, usada por artistas y fotógrafos. La película instantánea daba alas a la creatividad, tanto por su inmediatez como por sus posibilidades de manipulación. Debemos su invención a Edwin H. Land, quien estudió química en la Universidad de Harvard. Su afán por los estudios científicos hizo que llegara el día en que podíamos llevar filtros polarizadores en nuestra mochila, ya que en 1928 desarrolló el primer filtro polarizador sintético. Este invento fue de tal importancia en la carrera de Land, que en 1935, llamó Polaroid a sus laboratorios. Pero no fue hasta 1947 cuando presentó al mundo la película instantánea, fruto de una anécdota personal. La historia cuenta, a modo de leyenda, que Edwin H. Land estaba haciendo unas fotografías a su hija mientras se columpiaba en el patio trasero de su casa. Una vez terminadas, la niña se acercó y le dijo que quería verlas. Land le explicó que se tenían que revelar antes y la niña perdió el interés. Interés que sí tuvo Land en reducir a 60 segundos el tiempo de espera para ver una fotografía luego de haberla disparado. A partir de ahí, todo fue una historia de éxito para Land y Polaroid, desarrollando cámaras nuevas y mejores películas, año tras año, hasta la llegada del digital, que supuso un competidor demasiado duro para la película instantánea, ya que hacia casi lo mismo, a un precio menor. La característica principal de la SX-70 es su capacidad de plegarse, lo que hacia que fuera un prodigio del diseño óptico. Un complicado sistema de tres espejos se despliega cuando se abre la cámara para conseguir tener un visor réflex. Se fabricaron unos diez modelos distintos de SX-70, con pequeñas diferencias en materiales de construcción para adaptarse a diferentes gamas de precio: modelos como el Executive, en metal y piel, o el Alpha 1, en plástico y vinilo. Pero, aparte de estas diferencias y de la SX-70 Model 3, que no era réflex, todas las cámaras compartían características similares: Óptica de 4 elementos de 116mm equivalente a una focal normal; Máxima apertura de f/8; Distancia mínima de enfoque 30 cm; Exposición automática; Velocidad máxima de exposición 1/175. La Polaroid SX-70 Sonar fue uno de los últimos modelos que se fabricó, siendo la primera cámara en el mercado que ofrecía autofoco. Sin embargo, en febrero del 2008 Polaroid anuncio el final de la producción de película instantánea, creando un gran shock entre los usuarios y entusiastas, que veían como el digital ganaba una nueva batalla y sus cámaras iban a pasar a ser un bonito objeto vintage para poner en la estantería. La historia de la película instantánea se empezó a reescribir ese mismo año cuando Florian Kaps, conocido por poner en marcha la Sociedad Lomográfica, se encontró al ingeniero de Polaroid, André Bosman. Juntos rescataron del cierre, la fábrica de Polaroid en Holanda y le dieron vida de nuevo. Seis meses después del final de la película Polaroid, anunciaron The Impossible Project, con la idea de fabricar película para los 300 millones de cámaras que había en las casas de la gente. En el 2010, The Impossible Project puso a la venta el primer lote de película instantánea. PX 100 es el nombre de los cartuchos para las cámaras SX-70 y por 20 euros, se podía disparar 8 fotos. Pero la película era muy inestable, ya que se tenía que conservar entre 5 y 10 grados y evitar que le dé la luz a la fotografía cuando la cámara la expulsaba. Incluso siguiendo estas recomendaciones, tener algo parecido a una foto era bastante difícil, por lo que tenia sus días contados. Aunque caro, el SX-70 fue muy popular en su época y es un objeto de culto hoy en día.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: