ANGEL: Un vampiro con alma humana

ANGELFue una serie de televisión estadounidense nacida en 1999 como una secuela de ‘Buffy the Vampire Slayer’. En ella se detalla los juicios en curso de Ángel (David Boreanaz) un vampiro cuya alma humana le fue devuelta por los gitanos como castigo por el asesinato de uno de los suyos. Luego de más de un siglo de asesinatos y la tortura de inocentes, el alma restaurada de Ángel lo atormenta con remordimiento y culpa. Ángel se muda a Los Ángeles, California, luego de que quede claro que su relación con Buffy, no puede continuar. Durante las primeras cuatro temporadas, trabaja como detective privado en Los Ángeles, donde él y una variedad de asociados trabajan para “ayudar a los indefensos”, restaurando la fe y salvando las almas de aquellos que han perdido el rumbo. Típicamente, esto implica luchar contra demonios malvados o humanos aliados a ellos, principalmente relacionados con Wolfram & Hart, un bufete de abogados respaldado por prácticas ocultas que es una extensión de las fuerzas demoníacas de otro mundo, que Ángel asume en la última temporada. Asimismo, también debe luchar contra su propia naturaleza demoníaca. Acompañado por ( ) …… Pronto se encuentra asistido por Allen Francis Doyle (Glenn Quinn), otro personaje irlandés que es mitad humano, mitad demonio que, aunque parece un estafador, tiene un lado heroico. El trío inicial es completado por la superficial y malcriada Cordelia ( (Charisma Carpenter) ) quien se muda a Los Ángeles, como aspirante a actriz y que acaba como secretaria del protagonista. Con la muerte de Doyle en los primeros episodios de la primera temporada, otro personaje de Buffy da el salto a su spin-off: Wesley Wyndam-Pryce (Alexis Denisof) se une al equipo bajo el disfraz de “cazador de demonios canalla”, actuando como un alivio cómico e inicialmente no bien aceptado. Con el tiempo, Wesley muestra valentía y fortaleza, así como una crueldad asesina a sangre fría, Cabe resaltar que el vampirismo de Ángel es un tema latente que nunca ha sido el centro de la serie, para mostrarnos su necesidad de sangre o el no poder salir a la luz del día, pero es un tema que siempre está ahí y es su condición personal y por supuesto que centra algunas historias, pero no es el eje de la misma. Un gran acierto de la serie fue la incorporación de nuevos personajes sin relación con el universo inicial de Buffy, que con sus propias características completaron el equipo, y que con sus propias tramas que aliviaban el peso de Ángel como único centro de la serie. La serie se fue transformando en continuista, con la lucha del bien que representaba Ángel y sus amigos contra la consolidación de un enorme eje del mal, personalizado en el siniestro edificio que albergaba la firma de malévolos abogados demoníacos ‘Wolfram & Hart’. Estos conceptos sentaron las bases para desarrollar la serie en la dirección correcta, en especial el personaje de Cordelia que con sus nuevos poderes se transformó de un ser caprichoso y superficial a una heroína con una clara conciencia de sus deberes y su destino en la Tierra. La serie siempre disponía de muchas escenas de acción y una profusión de monstruos y efectos especiales de todo tipo. Ángel siempre tuvo un tono más negro y oscuro que Buffy, que no dejaba de conservar sus aires más juveniles, pero su evolución positiva consistió en oscurizar mas sus historias y sus personajes, con un presencia continúa de luchas de David contra Goliath, con nuestros héroes salvándose como podían de situaciones muy complicadas, aunque sufriendo graves consecuencias en algunos casos. Otro de los aspectos más interesantes de Ángel tiene que ver con la increíble cantera que representó para guionistas que empezaron o dieron los primeros pasos de su carrera en ella antes de saltar a hacer sus propias creaciones. Desde sus primeros capítulos, se convirtió en una de las series predilectas del público, por su hábil mezcla de genero fantástico con toques de cine negro, que hacían de cada episodio un autentico placer de visionado. Como el vino, la serie iba ganando con los años y aunque los trasvases de personajes con Buffy seguían existiendo como Spike y Harmony en la última temporada – lógico por otra parte al pertenecer al mismo universo de ficción – su diferenciación era completa y sus largas tramas se convirtieron en una verdadera adicción durante las últimas cuatro temporadas. La serie nunca se quedó estancada y fue progresando complicando cada vez las historias, pero controlando mucho a los personajes y siguiendo la regla de que cada acción tiene sus consecuencias, por muy heroica o trágica que sea, sin que nadie se libre de ellas. Ángel es muy recomendable para los seguidores del género fantástico pero si lo que buscan es realismo y un estilo más convencional, no pierdan el tiempo, porque la serie no va por esos derroteros y requiere un cierto salto de fe del espectador para creerse los peligros demoníacos que aparecen en cada episodio. La serie era de unos de los estandartes de la cadena WB y en su quinta temporada quedó en solitario al haber finalizado Buffy. La serie iba siendo renovada sin muchas dificultades pero el anuncio se hacía a finales de cada temporada, lo que obligaba a muchos guionistas y actores de la misma a rechazar otras propuestas a la espera de la renovación. Su creador Joss Whedon, quiso cambiar la dinámica y le pidió al director de la cadena WB, al principio de la quinta temporada que le dijera de forma inmediata si les renovaban o no. Ante el ultimátum, que molestó mucho a la cadena, se decidió por lo menos arriesgado, la cancelación. Debido a la antelación con que conocieron que esta seria su ultima temporada, los guionistas tuvieron tiempo de preparar un gran final, con una última escena en la que nuestros héroes proceden a cargar a pecho descubierto, al grito de ‘A por ellos’, contra unas inmensas fuerzas del mal concentradas para eliminarles. El final no es explicito y dejaba abierto un resquicio muy pequeño para su posible continuidad, pero constituyó un enorme colofón para los 110 episodios de una serie que culmino en el 2004. No cabe duda que Ángel fue una de las escasas secuelas, que ha conseguido salir de la larga sombra del original y formar su propia mitología fascinante y novedosa a partes iguales que hará las delicias de los seguidores del género fantástico.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: