HENSCHEL HS-129: El cielo es el límite

HENSCHEL HS-129Fue un avión alemán de ataque a tierra de la Segunda Guerra Mundial desplegado por la Luftwaffe. Su apodo era Panzerknacker (el rompe-tanques). El Hs 129 nunca tuvo la posibilidad de demostrar lo que se esperaba de él, ya que el avión fue producido en pequeño número, y fue desplegado cuando la Luftwaffe no podía protegerlos de los ataques de otros aviones. Con el inicio de la Blitzkrieg en septiembre de 1939, los alemanes habían demostrado claramente a las demás potencias la importancia del carro blindado como uno de los elementos clave en la guerra moderna. En consecuencia, como el conflicto se prolongó, el número de tanques (así como su tamaño, armadura y armas) se había incrementado de manera asombrosa. En el frente ruso, por ejemplo, toda la estrategia del Ejército Rojo a partir de finales de 1942, se basó en ataques masivos de grandes formaciones de blindados, compuestas por el notable T-34. Naturalmente, este hecho llevó a su lógica reacción: el desarrollo de armas que pudieran destruirlos y el Henschel Hs129 fue el único avión diseñado durante la Segunda Guerra Mundial con el fin específico y exclusivo de luchar contra los carros de combates, de ahí, que ganó el apodo de su tripulación: Fliegender Büchsenöffner (literalmente: Abridor de latas volador). Obviamente existían otros dispositivos adecuados para este tipo de misión, como los aviones alemanes Fw190G, Bf110 y el más conocido Ju 87G ‘Kanonenvogel’, además del ruso Il-2 Sturmovik, pero ninguno exclusivamente con esta finalidad. El Henschel HS 129, que voló por vez primera en la primavera de 1939, había sido diseñado para satisfacer un requerimiento de El Ministerio del Aire del Reich (en alemán: Reichsluftfahrtministerium, abreviado RLM), que precisaba de un bimotor de ataque al suelo armado, como mínimo, con dos cañones de 20 mm y provisto de un considerable blindaje. Cuatro modelos, procedentes de cuatro compañías distintas, se presentaron, y solo dos, fueron considerados; el de Focke-Wulf, una conversión del anterior avión de reconocimiento Fw189, y el diseño completamente nuevo de Henschel, el Hs129. Su fuselaje, de sección triangular, albergaba una estrecha cabina de limitada visibilidad, provista de un parabrisas blindado de 75 mm de grosor; el morro se hallaba igualmente construido con chapa acorazada. El Hs 129 fue diseñado alrededor de una gran ‘bañera’ de acero que formaba el morro del avión y protegía completamente al piloto. Incluso la cubierta, era de acero, con solo dos pequeñas ventanas a los lados, y otras dos pequeñas en el frontal. La carlinga era tan reducida, que el panel de instrumentos, terminó colocado bajo el morro, por debajo del parabrisas y el cañón, fue montado fuera del morro. Finalmente, el avión, resultó un 12% más pesado de lo esperado, y los motores, estaban un 8% inframotorizados, por lo que voló comprensiblemente mal. El sistema de control de vuelo, se mostró inoperable a bajas velocidades, y en las pruebas de vuelo, uno de los aparatos se estrelló ya que las fuerzas en la palanca de mando eran tan elevadas, que el piloto, no pudo empujarla. El diseñó de Focke Wulf no resultó ser mejor. Ambos aviones, estaban inframotorizados, con sus motores Argus As 410 de 465 cv, y resultaban difíciles de volar. La RLM sin embargo, se veía en la obligación de mantener el concepto básico. Finalmente, solo decidió un factor entre los dos aparatos, y es que el Henschel era más pequeño y barato. Al Focke-Wulf se le dio baja prioridad, y se continuó el proyecto para compararlo con el Hs 129A-0 de los que se encargaron ocho aparatos de preserie para la prosecución de las pruebas, pero la planeada versión Hs 129A-1, origen de la serie A, armado con dos cañones MG 151/20 de 20 y dos ametralladoras MG 17 de 7.92 mm, junto a la capacidad de portar 50 kg de bombas bajo la línea central del fuselaje fue radicalmente rechazada por la Luftwaffe Sustituyéndose por la Hs 129B-1. El primer prototipo de producción, entonces llamado Hs129 B-0, estaba previsto para volar a finales de 1940, pero graves problemas retrasaron el programa, siendo así que las primeras unidades llegaron al frente de batalla recién para 1942. Esta nueva serie fue rediseñado y equipada con motores más potentes Gnome-Rhône 14M que eran producidos por el gobierno francés de Vichy. Estos estaban equipados con 14 cilindros radiales y desarrollaban una potencia máxima de 690 caballos. Las primeras unidades en emplear el Hs129 fueron el 4./Sch.G1 (4 Staffel del Schlachtgeschwader 1) que lo utilizó en operaciones en el Cáucaso, en la que los resultados fueron satisfactorios y el 4./Sch.G2 (4 Staffel del Schlachtgeschwader 2) empleados en el norte de África, donde fue menos de lo esperado. Aun así, fue puesto de manifiesto la necesidad de mejora de sus armas ofensivas. En cuanto a las armas, el Hs129 también paso por constantes mejoras. Si bien los modelos de la serie “A” tiene cuatro ametralladoras MG17 (de 7,92mm), los que pertenecían a la línea “B” fueron dotados con una gama mucho más amplia de armas. El Hs129B-1/R1, poseía además de las MG17, dos cañones MG151 de 20mm embutidos en los laterales del avión, al que se le adicionaron dos bombas de 50 kg, o 48 bombas de racimo de 2kg. La versión B-1/R2 sólo contaba con un cañón Mk101 de 30mm en la parte inferior del fuselaje, el primer avión en emplear tal calibre, que finalmente lo hizo mucho más eficaz contra los tanques adversarios, con la única excepción de los modelos más pesados, que debían ser atacados por la parte trasera, donde el blindaje era más débil. Además, se le había añadido una batería adicional de cuatro ametralladoras MG17 (modelo B-1/R3), y bombas SD4 de 4kg, muy adecuadas para penetrar blindajes. Los modelos siguientes fueron la versión B-1/R-4, que tenía dos ametralladoras MG17 embutidas en los laterales del fuselaje y podían transportar hasta 250 Kg. de bombas y la versión B-1/R5, a la cual se instaló una cámara fotográfica vertical para misiones de reconocimiento. A mediados de 1943, la mayoría de los Hs129 en operación fueron equipados con estos cañones demostrando ser una eficaz arma antitanques. Como los soviéticos estaban aumentando la producción de sus tanques y sus desempeños, se fue acelerado el desarrollo de unidades diseñadas específicamente para luchar contra las grandes formaciones de blindados soviéticos. Surgió entonces el Hs129 B-2, versión que incorporaba algunos cambios radicales, tales como el cambio de la MG17 por la MG131 (con un calibre de 13mm.), con mayor cadencia y la potencia de fuego. Entre los subtipos que derivaron de esta serie, los que más se destacaron fueron los que emplean los cañones anticarro BK 3,7 y BK 7,5 de calibres 37mm y 75mm respectivamente. El poderoso cañón antitanque BK7,5 de 75mm era increíble: pesaba 1.500kg y disparaba un proyectil encamisado de tungsteno de 3,2 kilogramos a una velocidad de 933 m/s. Esta munición podría penetrar un blindaje de 133mm a una distancia de 1.000 metros. El barril de este cañón se proyectaba 2,5 m delante de la nariz de la aeronave. Gracias al éxito del experimento, se había desarrollado la versión Hs129B-3/Wa, utilizando el Pak40L, con una velocidad de tiro de 40 disparos por minuto, aunque un solo tiro bien colocado era suficiente para destruir un blindado. Otras armas utilizadas por la misma serie fue una batería de 6 tubos lanzadores de cohetes de mortero de 75mm (J-Gr 38) conocida como SG 113A (Förstersonde), disparando hacia abajo y hacia atrás (en ángulo de 60°), utilizando un dispositivo automático que se activaba cuando el avión sobrevolaba objetos de metal. El aparato de control Opta-Radio se ubicaba en una caja metálica detrás del asiento del piloto. El piloto activaba esta arma por medio de un selector en el panel de control a la derecha de la columna de control. Este también podía regular la sensibilidad de la célula fotoeléctrica por medio de un aparato ubicado en el extremo izquierdo del panel de instrumentos mientras que el botón para armarlas se encontraba en la columna de mando. La producción total del Henschel Hs129 hasta el final de la producción fue de aproximadamente 870 unidades (de los cuales 841 eran de la serie B), producción que finalizó a fines de septiembre de 1944. Hoy es parte de la historia.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: