PARA TENERLO EN CUENTA: ¿Qué significado tienen el conejo y el huevo de Pascua?

Conejo de PascuaComo sabéis, la Semana Santa es una de las fiestas religiosas del año más importantes tanto en España como en los países de mayoría católica ¿Pero cómo se celebra esta tradición en países anglosajones como Reino Unido o los Estados Unidos, que tienen costumbres tan poco parecidas a las de los países meridionales? Al respecto, ABA English nos ha revelado el significado que existe detrás de algo tan simbólico en estas fechas como es el conejo y el huevo de Pascua y cómo se han convertido en el germen de unas tradiciones que entremezclan costumbres paganas y religiosas. El mismo término inglés para denominar la Pascua, Easter, proviene del nombre de la diosa pagana Eostre, venerada en primavera por los sajones como protectora de la fertilidad y la nueva vida. La diosa Eostre era representada por una liebre, de los cuales se originan los famosos conejos de Pascua (Easter Bunnies en inglés). Entorno al siglo VIII, los anglosajones ya habían adoptado este mismo nombre para denominar la celebración de la resurrección de Cristo. Pero ¿Porqué se reparten huevos en Pascua? La tradición pagana simboliza en los huevos el comienzo de una nueva vida. Una vida que renace en la primavera y que se celebra con la fiesta del equinoccio. Asimismo, regalar huevos en Pascua es una costumbre con muchos siglos de historia, de raíz pagana, pero luego ‘adoptada’ por las religiones monoteistas. La tradición cristiana, tanto católica como ortodoxa, desaconsejaba el consumo de huevos durante la Cuaresma, pero las gallinas no dejaban de ponerlos. En lugar de tirarlos, se guardaban hasta el domingo de resurrección, fecha en la que este precepto dejaba de regir. Para preservarlos, los huevos se cocían y, tras la abstinencia, se repartían como gesto de gran detalle con los allegados. En muchas culturas, se pintaban y decoraban los huevos y de ahí provienen algunas obras de arte, como los famosos huevos Fabergé, ornamentados e incrustados de joyas por encargo de los zares de Rusia. De otro lado, el Domingo de Pascua en los países anglosajones como el Reino Unido o Estados Unidos, es habitual la celebración con los niños del ‘Easter Egg Hunt’ (la búsqueda de huevos de Pascua). Las familias esconden en el jardín o por la casa huevos de chocolate, pintados o de plástico rellenos de caprichos. Los niños, por su parte, tratan de encontrarlos pensando que es el Conejito de Pascua o el Easter Bunny quien les trae los huevos o regalos. Así, los más pequeños esconden una cesta por el jardín para que el Conejito de Pascua les deje los huevos o regalos deseados. De hecho, se cree que la tradición de la búsqueda de huevos de Pascua es de origen alemán y que se extendió hace varios siglos a países vecinos como el Reino Unido y a Estados Unidos de la mano de inmigrantes alemanes. Tradicionalmente celebrado durante el Lunes de Pascua, el ‘Egg Roll’ (rodar o empujar el huevo) es un juego muy popular y antiguo celebrado en los países anglosajones. Tras la misa de Pascua del lunes, los niños suelen bajar colinas rodando huevos duros decorados, tratando de ser los primeros en llegar evitando perder el huevo para así ganar un premio de chocolate. Aunque se pueden encontrar a lo largo del año en países anglosajones, los ‘Hot Cross Buns’ son unos panecillos especiados ligeramente dulces que se preparan tradicionalmente en Viernes Santo. Hay muchas supersticiones que rodean a los Hot Cross Buns. Sin embargo la más popular revela que comer uno de estos panecillos de Viernes Santo entre dos amigos asegura la amistad durante el año siguiente. Los niños suelen aportar su granito de arena preparando estos dulces al son de esta vieja rima: “Hot cross buns! Hot cross buns! One a penny, two a penny, Hot cross buns! If you have no daughters, Give them to your sons, One a penny, two a penny, Hot cross buns”. Como podéis notar, se trata de una dulce manera de celebrar la Pascua.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: