MALCOLM IN THE MIDDLE: Echando por tierra los valores familiares

Malcolm in the MiddleFue una serie de televisión creada por Linwood Boomer para la cadena FOX que comenzó a transmitirse el 9 de enero de 2000 y finalizó el 14 de mayo de 2006, luego de siete temporadas y 151 episodios. La serie recibió elogios de la crítica, y ganó un Peabody, siete premios Emmy, un Grammy y fue siete veces nominada al Globo de Oro. La serie sigue a una familia de seis (más tarde siete) integrantes, y es protagonizada por Malcolm (Frankie Muniz), un chico más o menos normal al cual se le descubre mediante un test en la primera temporada que tiene un coeficiente intelectual del nivel de un genio. Malcolm disfruta ser inteligente, pero detesta tener que tomar la clase para niños prodigiosos, puestos éstos son objeto de burla para los demás estudiantes, quienes los llaman “Krelboynes” (una referencia al nerd Seymour Krelboyne de Little Shop of Horrors). Jane Kaczmarek es la despótica y autoritaria madre de Malcolm, Lois, y Bryan Cranston su inmaduro pero amoroso padre, Hal, mientras que Cristopher Masterson es el hermano mayor Francis, un ex rebelde que en los primeros episodios está en la escuela militar, a la que fue enviado por sus padres, pero eventualmente se casa y consigue un trabajo estable. Justin Berfield es Resse, el otro hermano de Malcolm, un cruel matón que tortura a Malcolm en casa aún cuando lo defiende en la escuela. El hermano menor, Dewey (Erik Per Sullivan), se siente amargado sobre su niñez arruinada, sin embargo, es un chico inteligente y talentoso en la música. En un comienzo, la serie se centraba en Malcolm, pero a medida que progresó, se comenzaron a explorar a los seis miembros de la familia. Un quinto hijo, Jamie, fue introducido como bebé al final de la cuarta temporada. Malcolm in the Middle fue producida por Satin City y Regency Television en asociación con Fox Television Studios. El show ha tenido popularidad mundial y ha sido transmitido en 57 países, siendo aclamada por la crítica. Consiguió el lugar No. 88 en la lista de “Nuevos clásicos de la TV” de Entertainment Weekly y fue nombrada por Alan Sepinwall de HitFix como uno de los 10 mejores shows en la historia de Fox. En cuanto a la trama en si, lo novedoso es que no son los valores familiares a los que estábamos acostumbrados, no es blanca ni políticamente correcta y sí, Lois ha odiado a todos y cada uno de sus hijos al principio. Aún con todo, siete temporadas después, Lois y Hal han triunfado como padres: Malcolm acaba estudiando en Harvard a pesar de la ajustada economía familiar. Resse llega lo más alto que se puede esperar de él (conserje de instituto) y Francis acaba descubriendo qué es un trabajo. Lo que no han aprendido, después de cinco hijos, es de qué va eso del control de natalidad. Una vez que han conseguido echar a tres de casa, todo vuelve a empezar cuando descubren entre gritos de terror que el sexto está en camino. Quién sabe, tal vez fuera la niña, aunque nunca lo sabremos. ¿O sí? Frankie Muniz insinuó en Twitter sus deseos de ver de nuevo la serie en pantalla con una secuela que nos revelaría ese detalle, además de darnos el regalo de ver otra vez a Bryan Cranston en este mítico papel y descubrir a un Malcolm en la crisis de la edad adulta. Pero dejad de soñar. El actor aclaró que sólo era una idea y no hay ninguna negociación sobre la mesa. Si bien sería divertido saber cómo serían, casi diez años después, pensándolo bien, generalmente las segundas partes nunca han sido buenas. Mejor recordémoslo como era ¿no lo creen ustedes?

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: