CANON POWERSHOT G9 X: Una compacta de diseño retro y sensor de una pulgada

CANON POWERSHOT G9X RETROCanon acaba de ampliar su gama de cámaras compactas avanzadas con un modelo de diseño retro, la nueva PowerShot G9X. Esta compacta está orientada a todos aquellos usuarios que busquen una cámara que vaya un paso más allá en cuanto a calidad pero no quieran complicarse la vida a la hora de hacer las fotos. Así, la nueva PowerShot G9X ofrece un aspecto compacto, sencillo y limpio de botones y accesorios, pero está equipada con un luminoso objetivo con un angular equivalente a un 28 milímetros en el formato estándar de cámara de 35 mm, con una abertura máxima de f/2 y anillo de control manual. La lente ofrece un zoom óptico de 3x y trabaja en combinación con un sensor retroiluminado de una pulgada y un procesador DIGIC 6 que podemos hallar también en algunas de las cámaras réflex avanzadas de la casa. Veamos qué más nos ofrece. Con un tamaño realmente compacto, la nueva PowerShot G9X de Canon ofrece un aspecto de máquina seria gracias a sus refuerzos rugosos en los paneles frontal y posterior, que de paso también facilitan el agarre de la cámara. Está disponible en un discreto color negro, pero también en un elegante y más llamativo acabado plateado combinado con detalles en marrón que le da un aire retro. Sus dimensiones exactas son de 98,0 milímetros de ancho por 57,9 de alto y 30,8 mm de profundidad, y su peso es de 209 gramos. LaG9X cumple realmente con su papel de cámara de uso sencillo, ofreciendo muy pocos botones de control. El panel superior cuenta tan solo con una rueda de modos y el típico obturador sobre el selector del zoom, además del botón para la reproducción de archivos grabados y el de encendido, mientras que en la parte trasera el único botón asignado a una función directa de la cámara es el que activa la grabación de vídeo. Los tres botones restantes nos dan acceso al menú, la información de la imagen y el selector de calidad, dejando el resto de funciones bajo el control de la pantalla táctil de tres pulgadas. Eso sí, rodeando al objetivo hallaremos un práctico anillo de control para poder enfocar en modo manual ayudados por el sistema MF Peaking, que resalta en color las áreas de la imagen que estén enfocadas. Ya que hemos mencionado la pantalla, no está de más decir que estamos ante la gran protagonista a la hora de manejar la nueva G9X, con permiso del anillo de control manual. Como ya hemos dicho, se trata de un panel con una superficie de tres pulgadas y tecnología táctil que incluso nos permite enfocar y disparar tocando directamente sobre ella. Tiene una resolución de 1.040.000 píxeles y la cobertura corresponde al 100% del encuadre. Siguiendo con las especificaciones de la nueva PowerShot, Canon ha equipado a la G9X con una lente zoom de 3 aumentos con un extremo angular de 28 milímetros y una abertura máxima de diafragma de f/2, por lo que podemos calificarlo como un objetivo luminoso. La luz captada por el objetivo llega a un sensor retroiluminado con un tamaño de una pulgada y una resolución de 20,2 megapíxeles que trabaja conjuntamente con el nuevo procesador DIGIC 6 para sacar el máximo partido al conjunto. Igual que su hermana mayor, la nueva G5X, nuestra protagonista está equipada con un sistema de estabilización óptica de cinco ejes, lo que nos ayudará a conseguir imágenes sin trepidación en condiciones de poca luz, o por supuesto vídeos con tomas más estables. Como la mayoría de cámaras actuales, la G9X está equipada con un gran número de filtros artísticos que podemos aplicar a nuestras fotos una vez las hayamos tomado o incluso en el mismo momento de hacerlas. Ahora bien, si queremos conseguir unos resultados más profesionales y dedicar un poco de tiempo a editar nuestras fotos, la posibilidad de grabar los archivos en formato RAW nos permitirá realizar cambios profundos en los parámetros de la imagen desde nuestro software de edición favorito. En cuanto a los formatos de vídeo, la nueva PowerShot G9X ofrece una resolución máxima de 1.920 x 1.080 píxeles (Full HD), pudiendo grabar durante una media hora con la máxima calidad seleccionada. En relación a la conectividad, la G9X incluye puertos inalámbricos WiFi y NFC, algo ya habitual en la categoría y que nos permitirá compartir fotos y vídeos al momento a través de dispositivos móviles como tablets o smartphones. Además, con la aplicación de Canon para iOS o Android es posible controlar la cámara de forma remota e incluso subir nuestras fotos directamente desde la G9X a Google Drive o a Irista, el portal de almacenamiento online de Canon. Pasando a las conexiones físicas, nuestra nueva PowerShot cuenta con el clásico puerto USB para traspasar las fotos al ordenador, más una salida HDMI para conectar la cámara a un televisor de forma directa. En cuanto a su coste y disponibilidad, la nueva Canon Powershot G9X ya está en las tiendas a un precio de €549.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: