KETTERING BUG: ¿El primer Drone de la Historia?

Kettering  BugGeneralmente se cree que el primer vehículo aéreo no tripulado fue desarrollado a finales de los años 1950, pero al parecer tiene un precursor en plena I Guerra Mundial. En efecto, el primer vehículo aéreo no tripulado se desarrolló en 1918 supervisado por Orville Wright y Charles F. Kettering. Éste último era un ingeniero fundador de una Empresa de Laboratorios de Ingeniería de Dayton. Cuando EEUU entra en la 1ª Guerra Mundial en 1917 comenzó a dedicar sus esfuerzos al armamento desarrollando el denominado Torpedo Aéreo Kettering, pero que más tarde fue conocido como Kettering Bug. Las especificaciones básicas de este biplano relativamente pequeño, no tripulado incluye una envergadura de 4,5 m (15 pies), con una longitud de 3,8 m (12,5 pies), y una altura de 2,3 m (7,7 pies). El avión era porpulsado por un motor De Palma de 4 cilindros y 40 HP. El motor fue producido en serie por la Ford Motor Company, a un costo de 40 US$ cada uno. El fuselaje fue construido de madera laminada y papel maché. Este se lanzaba mediante una carretilla sobre rieles, método similar al usado por los hermanos Wright en su primer vuelo de 1903. Una vez lanzado un pequeño giroscopio guiaba la nave y para garantizar su impacto en el objetivo se concibió un sistema para controlar la distancia recorrida por el avión. Así calculaban el número total de revoluciones de motor necesarias para que el Bug llegase a su destino y cuando esto ocurría el motor se apagaba y el avión caía hacia su objetivo haciendo detonar su 81 kilos de explosivos. Se construyeron unos 50 Bugs, pero la 1ª Guerra Mundial terminó antes de que alguno pudiera ser usado en la batalla. Es cierto que el Bug tiene más en común con un misil teledirigido que un drone, pero su sola concepción representó un importante avance en el desarrollo de los vehículos aéreos no tripulados. Durante la década de 1920, el Servicio Aéreo del Ejército de los EE.UU. siguió experimentando con la aeronave hasta que su financiamiento fue retirado. Cabe destacar que la aeronave y su tecnología siguieron siendo un secreto hasta la Segunda Guerra Mundial. Actualmente, una réplica a tamaño real de un Bug está en exhibición permanente en el Museo Nacional de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en Dayton, Ohio.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: