SIMPLE MINDS: El discreto encanto de una época

smCalificada recientemente por The Guardian como uno de las 10 mejores grupos de los años 80, Simple Minds es una banda de rock escocesa formada a finales en Glasgow (Escocia), con vigencia hasta la actualidad. A lo largo del tiempo han ido expresando géneros como Post-Punk, New Wave, New Romantic, Experimentalismo, Electrónica, Rock Sinfónico, siendo considerada como una de las bandas más influyentes de la década de los 80. Conquistaron el mercado americano y de todo el mundo, posicionándose en el primer puesto de los rankings, gracias al hit Don’t You (Forget About Me)(#1 del Billboard), parte de la banda sonora del film de John Hughes The Breakfast Club, como también con las canciones Alive and Kicking (otro impresionante tema ícono de los 80 que llegó al #3 del Billboard), Sanctify Yourself, Hypnotised, Promised You A Miracle Waterfront, Let There be Love y la magnífica Belfast Child. Su último disco se titula Big Music, el cual salió a la venta el 3 de noviembre de 2014 y ha sido aclamado por la prensa especializada.Sin embargo, la carrera de la banda no comenzó de manera exitosa comercialmente a pesar de los estilos experimentales tan elogiados por los críticos que desarrollaron en sus primeras creaciones, las cuales se han transformado en la principal influencia para la música alternativa y electrónica actual. (Moby, The Horrors, Manic Street Preachers, Primal Scream, Radiohead, The Smashing Pumpkins, David Guetta han declarado su admiración por esos trabajos). Posteriormente, junto con U2 populizarían el “anthemic rock” (rock de himnos o épico) lo que le valió un enorme éxito mundial en la segunda mitad de la década 80, igualando en popularidad a U2. A lo largo de su historia Simple Minds ha vendido más de 60 millones de discos, fueron nominados dos veces a los Brit Awards, una vez a los American Music Awards, dos veces a los MTV Video Music Awards y ganaron el premio “Q Music Awards” como Mejor Banda en Vivo, su álbum New Gold Dream de 1982 es considerado uno de los discos esenciales de la música contemporánea y su hit Don’t You (Forget About Me) de 1985 la canción más representativa de la década 80. Además, lograron que 6 de sus Álbumes llegaran al N° 1 de los charts, que 22 Singles ingresaran al Top 20, han obtenido 22 Discos de Platino y vendido más de 8 millones de discos sólo en el Reino Unido. En agosto del 2014 la Revista NME (New Musical Express) incluyó a Simple Minds entre los 100 artistas más influyentes de la Música y en octubre de 2014 ganaron el premio “Q Music Awards” categoría Inspiración por su legado a la música actual. En mayo de 2015, fueron homenajeados en los Billboard Music Awards por los 30 años del Número 1 de Don’t You (Forget About Me)(el tema ícono de los 80), oportunidad en la que realizaron una actuación memorable. Nadie pone en duda la gran influencia que ha tenido Simple Minds sobre la música moderna, su búsqueda permanente de la vanguardia y nuevos estilos con una clásica elegancia, les ha valido un sitial de honor dentro de los músicos más influyentes del pop y el rock, de esta forma bandas y solistas tan disímiles como: U2, Tears for Fears, Depeche Mode, The Mission UK, Peter Gabriel, INXS, Duran Duran, Waterboys, Icehouse, Frankie Goes to Hollywood, Cocteau Twins, James, Smashing Pumpkins, Stereophonic, Manic Street Preachers, Blur, Keane, Travis, Coldplay, The Killers, Radiohead, entre muchos otros, han mencionado su admiración o influencia por la banda. Simple Minds a lo largo de toda su carrera ha logrado éxito, fama, fortuna, reconocimiento e influencia, pero a pesar de ello, han mantenido siempre un bajo perfil alejados de los excesos de la fama y de la parefernalia musical, lo que sin duda valoriza aún más su notable catálogo musical.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: