BUGATTI TYPE 57 SC ATLANTIC (1936): Una marca de leyenda

BUGATTI TYPE 57 SC ATLANTICDesde hace muchos años, todos los expertos del automóvil coinciden en que el Bugatti 57 SC Atlantic Coupe es uno de los automóviles más bellos que se han fabricado nunca. Su carrocería coupé exquisitamente aerodinámica para su época es una obra de arte en movimiento. Tan solo fueron fabricadas 3 unidades de este modelo (cuatro si contamos el prototipo inicial, del que se desconoce su paradero) y desgraciadamente solo dos unidades han llegado hasta la actualidad, la tercera unidad quedo destruida en un accidente ferroviario en los años 50. La autoría intelectual de este magnífico coche se debió al hijo de Ettore Bugatti, Jean, que con tan solo 26 años de edad diseñó este fantástico coupé. La curiosa y característica costura central que recorre el techo y toda la parte trasera, es en realidad un ejercicio estético inspirado en la unión de las carrocerías de dos prototipos “Aerolithe”. No solo su elegante carrocería hace único a este modelo, su motor de 8 cilindros en línea y 3,3 litros, disponía de un doble árbol de levas en cabeza y un compresor que le proporcionaban 200 cv y le permitían alcanzar la increíble velocidad de 200 Km/h. La leyenda dice que el curioso nombre Atlantic es un homenaje póstumo a Jean Mermoz, escultor, piloto y gran amigo de Ettore Bugatti, que falleció en 1936 cuando cruzaba el Atlántico Sur en su avión. El modelo objeto de esta reproducción de CMC (CMC M-083) es el tercero y último de los modelos fabricados (chasis 57.591), que fue entregado en Mayo de 1938 a R. B. Pope, un acaudalado hombre de negocios de nacionalidad inglesa. Pope, tuvo el coche en su poder durante unos treinta años y luego fue pasando por varias manos hasta que en la década de los 80 fue adquirido por el diseñador Ralph Lauren. Tras un largo proceso de restauración, el Bugatti 57 SC Atlantic Coupe de color azul con matrícula EXK-6 volvió a ver la luz, pero esta vez vestido de negro, con ajustes y acabados mejorados, y algunos ligeros cambios. En 1990 fue galardonado en el Concurso de elegancia de Pebble Beach con el premio al mejor coche del certamen, no obstante, los puristas critican la restauración porque no se ha respetado en su totalidad la apariencia original del vehículo. Quizá Ralph Lauren, quiso realizar el narcisista ejercicio de mejorar el diseño de Bugatti. Es difícil hablar de precio de un automóvil del que solo existen dos unidades y ninguna de las dos están en venta, según estimaciones podría andar sobre unos 80 millones de dolares.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: