iPOD CLASSIC: El adiós a un grande

iPad ClassicMenuda forma de despedir el 2014. El dispositivo que inicio todo, un cambio radical en la forma de comercializar productos y contenido, una idea grandiosa de cómo debería evolucionar el negocio de la música, el iPod, ese pequeño reproductor de música que llegó muy lejos, incluso más de lo que la misma Apple pensaba, ese dispositivo dijo adiós este año. iPod, aquel dispositivo que catapultó el éxito de Apple como compañía y sin el que no sería posible entender esa sinergia entre contenido, dispositivo y experiencia de uso se fue por la puerta de atrás, sin merecer mención especial por parte de Apple, ya que todo se quedó en confirmaciones posteriores. Así, el iPod Classic desaparecía del catálogo de productos de la noche a la mañana, sin un comunicado, sin una explicación, sin algo que nos permitiera darle las gracias. Y aunque la gama aún no muere, ya que ahí tenemos al shuffle, al nano y al touch, el últimamente llamado Classic y su salida, representa un síntoma que empieza a extenderse a toda la familia de reproductores, donde el modelo de negocio está teniendo una nueva evolución trasladándose a la nube y dejando de lado los medios físicos. Y es que la caída en ventas del iPod representaba un problema para Apple y por ello ya no tenía caso renovar el dispositivo y mantener la gama con esa cantidad de productos, incluso Tim Cook habló al respecto, mencionando que cada vez era más complicado acceder a sus componentes. Entonces la desaparición del iPod obedece principalmente a tres factores, falta de componentes, baja en las ventas y una clara evolución en el modelo de comercialización de la música, siendo este último al que está apostando Apple con la adquisición Beats y el esperado nuevo servicio de música en streaming que vendrá a sustituir iTunes Radio. Otro elemento que sepultó al reproductor musical de bolsillo fue el avance de la tecnología, ya que mientras en 2001 llevar cientos de canciones era una verdadera revolución, ahora en 2014 los dispositivos ofrecen eso y más, no sólo podemos llevar nuestra biblioteca de música, sino que un sólo dispositivo ofrece esa música ya sea almacenada de manera local o en la nube, navegar en internet y hasta mirar video de diversas fuentes para así trasladarlo a otros dispositivos, la verdad es que al iPod lo terminó de matar el tiempo. Muchos han mencionado que la evolución del iPod es el iPhone, pero no creo que sea así, son dispositivos totalmente distintos y cada uno ofrece una experiencia, y tal vez yo sea un romántico pero actualmente no hay nada que se equipare con la experiencia y versatilidad que ofrece el iPod, cargar miles de canciones, literal toda nuestra biblioteca, no depender de conexiones de datos, batería de verdadera larga duración, y lo más importante, brindarnos esa desconexión del mundo con sólo unos audífonos, así, sólo audio para cerrar los ojos mientras vamos en un avión, mientras estamos de campamento mirando al cielo con el soundtrack perfecto, y así cientos de momentos en los que el iPod fue nuestro compañero perfecto. Aunque Apple no la acepte y lo haya dejado morir, el iPod representó para nuestra generación lo que el Walkman fue para generaciones previas, algo más que un dispositivo, un compañero de vida, un cómplice que estuvo ahí musicalizando nuestros mejores momentos, y también los peores, y que quienes aún lo conservamos sabemos su valor sentimental, factor clave y que muy pocos dispositivos pueden tener en nuestra vida. Dejemos de lado por un momento las decisiones corporativas, los modelos de negocio, porque esto por supuesto va más allá, hay estudios que nos dicen que el poder de la música puede traernos los recuerdos más profundos, imágenes, sentimientos, momentos que sólo la música es capaz de recrear, elementos que Apple supo capitalizar como nadie. Ya lo mencionaba, la música es importante para el ser humano, eso no cambia, lo que cambia es el cómo la consumimos, el iPod tuvo sus importantes momentos de gloria, sus importantes campañas de publicidad, sus ventas millonarias, pero todo cambia y es momento de decirle adiós. Aún no sabemos lo que planea Apple, pero según Trent Reznor, esto cambiará nuevamente la forma, nunca el fondo, pero en este futuro, el iPod ya no esta contemplado, por ello sólo nos queda darle las gracias por tantos momentos y tener presentes que en este 2014 perdimos a uno de nuestros mejores amigos y al que siempre recordaremos con especial cariño. El iPod ha ingresado a ser parte de ese pasado que no volverá y por ese motivo sea bienvenido a nuestro Rincón de las Telarañas.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: