DISNEYLAND MONORAIL SYSTEM: El monorriel de Disney

Disney MonorailEs un sistema de transporte brindado por Disney. Básicamente es un tren que viaja sobre un riel en altura, el cual te permite desplazarte desde Epcot a Magic Kingdom, haciendo paradas en: “Disney’s Contemporary Resort”, “Transportation and Ticket Center”, “Disney’s Polynesian Resort”, y “Disney’s Grand Floridian Resort and Spa”. Previsto originalmente como una forma práctica de transporte público para el futuro, su nacimiento se produjo en un momento en que en los EE.UU. y sobre todo en Los Ángeles, el uso del automóvil iba en aumento por lo que el sistema de monorriel quedo relegado como un medio práctico para transportar a los visitantes alrededor de Disneyland. Fue el primer sistema de monorrieles operando diariamente en todo el hemisferio oeste cuando fue introducido en junio de 1959 y fue un sistema que invitaba a la reflexión acerca del transporte típico en esa época. Sin embargo, había un pequeño problema: el monorriel, en realidad, no hacía paradas aparte de las necesarias para el abordaje y el descenso de los pasajeros en la plataforma de Tomorrowland. No fue sino hasta 1961 que el sistema comenzó a transportar visitantes desde y hasta el hotel Disneyland y dentro del parque. Hoy, el sistema de monorriel de Disney dispone de 11 monorrieles en 3 vías que se mueven entre Disney’ s Magic Kingdom, Epcot y los hoteles de Disney. Disney World dispone de más de 25 kilómetros de vía. Este sistema es absolutamente gratuito, funciona durante los horarios de atención de los parques a los que acerca. Accedes a él en las afueras de los parques, por lo que no es necesario ingresar a Magic Kingdom o Epcot para hacer uso del monorriel. La flotilla de trenes incluye el Rojo, Azul, y el Orange Mark VII. Los trenes son supervisados por computadora y controlados y manejados por los pilotos a bordo. Como corren en un voltaje DC de 600 voltios a aproximadamente 48 kmph, los trenes no emiten gases ni contaminantes. Gracias a una innovadora técnica de pintura, la superficie de los trenes brilla con electricidad visual. Los colores cambian según el ángulo de la luz, de rojo a carmesí, de azul a verde azul, y de anaranjado a dorado. No es sólo un rasgo de innovación tecnológica: ¡es una obra de arte!.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: