MONOPOLY: El juego de mesa por excelencia

World of Warcraft Monopoly Venga ya ¿quién no lo ha jugado alguna vez?. Como sabéis, Monopoly es uno de los juegos de mesa comerciales más vendidos del mundo. Como su nombre lo sugiere, el objetivo del juego es hacerse con la mayor cantidad de las propiedades inmuebles que aparecen en el juego. Los jugadores mueven sus respectivas fichas por turnos en sentido horario alrededor de un tablero, basándose en la puntuación de los dados, y caen en propiedades que pueden comprar de un banco imaginario, o dejar que el banco las subaste en caso de no ser compradas. Si las propiedades en las que caen ya tienen dueños, los dueños pueden cobrar alquileres o quien caiga podrá comprárselas. Tiene su origen en un juego de principios del siglo XX, The Landslord’s Game creado por Elizabeth Maggie en 1903 y patentado en 1904, llamado The Landlord’s Game. El juego se hizo popular en varias ciudades de los Estados Unidos en los años siguientes, editándose en varias formas y versiones sin el control de su autora original. En 1935, Charles Darrow, un vendedor de calefactores domésticos desempleado del sureste de Pensilvania durante la Gran Depresión de los años treinta patentó la versión de Atlantic City de ese juego con el nombre de Monopoly. Tras un primer intento fallido de venderlo a la empresa juguetera Parker Brothers, inició una producción a pequeña escala del juego que resultó exitosa.Es por ese motivo que Parker Brothers volvió a llamar entonces a su puerta para hacerse con el juego. Si bien compañía – ahora dentro de la multinacional Hasbro – ha mantenido que el autor del juego es únicamente Charles Darrow (en 1935) por motivos de marketing, la autoría original de Elizabeth Maggie (en 1903) y el origen del Monopoly como evolución de juegos anteriores (todos ellos derivados de The Landlord’s Game), ha sido incluso reconocida por los tribunales estadounidenses en el caso de Parker vs. Ralph Anspach, durante el largo proceso judicial ocurrido entre 1975 y 1986 a raíz de la publicación de un juego de mesa titulado Anti-Monopoly. La palabra monopoly, viene dada por la adquisición de propiedades hasta tener nuestro propio “monopolio”, como el nombre lo dice Darrow hacía inicialmente sus juegos de Monopoly a mano, con la ayuda de su primer hijo, William Darrow, y de su esposa, quienes coloreaban los espacios diseñados con pluma por Charles Darrow sobre trozos circulares de hule y recortaban y marcaban las tarjetas de cartulina. Luego, cuando la demanda por comprar el juego aumentó, Darrow mandó hacer los juegos a una imprenta de Filadelfia, con tableros cuadrados de cartón. Posteriormente en 1935, Darrow vendió los derechos de producción de Monopoly a la Parker Brothers de Massachusetts.Desde entonces, se ha comercializado en 26 idiomas, se calcula que más de 500 millones de personas han jugado al menos una partida y continua cautivando a muchos como el juego de mesa por excelencia.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: