EL FAX: Obsoleto pero necesario

Fax PanasonicExisten muchas tecnologías que se niegan a desaparecer a pesar de que encontramos en el mercado otras opciones mejores que han ido surgiendo con el paso de los años. Un ejemplo de ello es el fax como canal de comunicación que sigue siendo muy utilizado hoy en día en muchas empresas como una forma confiable de saber que nuestro documento ha sido recibido por el destinatario. La historia del fax se inicia poco después de la invención del telégrafo, cuando en la exposición Universal de Londres (1851) se mostró una máquina capaz de enviar y recibir imágenes de una máquina a otra, una enviaba la imagen mientras la otra la recibía y la reproducía. La primera máquina comercial apareció en 1863 y a comienzos del siglo XX se empezó a utilizar en los periódicos para enviar y recibir imágenes a través de las líneas telegráficas. En los años 20’s la compañía AT&T empezó a comercializar los faxes de forma masiva, añadiendo multitud de novedades tecnológicas en el transcurso del nuevo siglo. El nombre de fax se corresponde a la abreviatura del latin “fac simile” que significa algo así como “hacer igual” o “hecho igual”. Lo que implica literalmente que el receptor hace una copia del documento del transmisor. El fax convencional se basa en la red telefónica básica (teléfono normal y corriente) es capaz de escanear una imagen impresa y transmitirla hasta otro fax mediante modulación de señal en el mismo canal de transmisión que utilizamos para voz, de forma que el receptor obtiene dicha información y la imprime en papel. El fax moderno, sin perder su esencia inicial, se combina ahora con tecnologías digitales fortaleciéndolo y asentándolo aún más como medio de comunicación muy apreciado en las empresas.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: