EL PARQUIMETRO: A que ya es parte del paisaje urbano

PARK O METER 1953 Venga ya, acabo de ver los nuevos parquímetros inteligentes que han colocado en mi calle y me parecen muy complicados de usar, nada que ver con los anteriores modelos los cuales se conformaban con unas monedas. Es por ese motivo que en esta oportunidad les dedicare una entrada ya que también tienen su historia ¿vele? El parquímetro es un dispositivo ubicado en la vía pública que permite el ordenamiento y medición del estacionamiento en áreas definidas para ello. Su función consiste en recolectar dinero a cambio del derecho de estacionar un vehículo en un lugar público, por una cantidad de tiempo determinado Los primeros sistemas de estacionamiento medido surgieron en la ciudad de Oklahoma City, en Estados Unidos, tras el intento del abogado y editor Carl C. Magee con el apoyo del Comité de Tránsito y Comercio, de disuadir a los conductores que trabajaban en el área céntrica de no dejar el vehículo estacionado delante de las tiendas durante todo el día en las calles más transitadas restringiendo a los potenciales clientes y demás transeúntes. De esta forma los lugares de aparcamiento del centro serían rentados evitando así que sean ocupados todo el día, además de generar ganancias para el municipio. Esta práctica se fue adaptando paulatinamente para luego llegar a las principales ciudades estadounidenses, algo que recién se harían efectivos en Europa a principios de los años 80. Los primeros parquímetros eran totalmente mecánicos, los medidores eran impulsados por mecanismos similares a los relojes de cuerda, siendo algunos manuales y otros automáticos. Los primeros parquímetros fueron realizados por la Magee-Hale Park-O-Meter, Dual, Mark-Time, y Duncan-Miller. A medida que los parquímetros se hacían más comunes, empezaron los problemas, ya que los criminales se aprovechaban de su vulnerabilidad al estar expuestos en la calle, para robar las monedas destruyendo el aparato, lo que forzó a los fabricantes a generar medios más seguros de almacenamiento. A lo largo de los años se han realizado notables mejoras en los sistemas mecánicos de los parquímetros como la introducción de los sistemas electrónicos que ha significado un cambio radical, ya que actualmente proveen almacenamiento de datos como montos de dinero recolectados, contadores, medidores, indicadores, sistemas de seguridad avanzados, sistemas de sensores de proximidad, entre otras características. Algunos parquímetros tradicionales pasaron a ser centros automatizados de pago que retornan un recibo como comprobante y brindan servicios adicionales. Estos últimos reducen el uso de espacio urbano y de personal de mantenimiento significativamente gracias a que con solo una unidad se pueden manejar varios espacios de estacionamiento al mismo tiempo. En la actualidad siguen formando parte del paisaje urbano de las principales urbes en el globo. Además de estar protegidos contra el vandalismo y las condiciones atmosféricas adversas, muchos de ellos funcionan con energía solar y cuentan con sistemas centralizados de gestión y control que permiten, dar diferentes advertencias de funcionamiento del equipo como también avisar al usuario con un SMS de que el tiempo de aparcamiento se está agotando. En cuanto a los primeros parquímetros – verdaderas piezas de colección, como el Park O Meter 1953 que ilustra nuestra nota – pueden hallarse a un precio relativamente cómodo en eBay y podrás tener una parte de la historia en tu propia casa.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: