PANZER II: Temible en el campo de batalla

Panzer II Con los “panzer” alemanes como grandes protagonistas del Mundial de fútbol Brasil 2014, en esta oportunidad quisiera referirme a sus congéneres, aquellos tanques que dominaron Europa durante la II Guerra Mundial. En efecto, el Panzer II fue el modelo de tanque ligero que se utilizó en la mayor parte de las campañas alemanes en el Oeste, en 1940, donde se emplearon 955 de una fuerza total de 2.500. Siendo el segundo modelo de una familia de cuatro tipos proyectados antes de la II Guerra Mundial y, lo mismo que el modelo anterior y mas pequeño, el Panzer I, estaba destinado a misiones de reconocimiento más que carro de combate, aunque su diseño le permitía un mayor desarrollo: de hecho, algunos modelos mejorados como el Panzer II Luchs , prestaron un buen servicio hasta el final de la guerra. Con una tripulación de tres hombres, iba armado con un cañón de 20 mm y una ametralladora coaxial de 7,92 mm, montados en la torreta. A partir del Panzer II F se mejoró el blindaje hasta 35 mm , mejorando notablemente el índice de supervivencia en las misiones de reconocimiento. El nombre es una abreviación de su designación oficial en alemán Panzerkampfwagen II (vehículo de combate blindado modelo II), abreviado como PzKpfw II. La designación del inventario de vehículos militares alemanes para este tanque era Sd.Kfz. 121. Se diseñó como recurso provisional mientras se desarrollaban otros tanques, sin embargo tuvo un papel importante en los primeros años del conflicto, durante las victoriosas campañas de Polonia y Francia. A finales de 1942 se retiró del frente de batalla, y la producción del tanque cesó en 1943, aunque su chasis fue utilizado para otros vehículos blindados. El Panzer II fue el carro de combate principal en las Divisiones Panzer alemanas al principio de la Batalla de Francia, hasta que fue reemplazado por los Panzer III y IV en 1940/41. Posteriormente, el Panzer II se usó con eficacia como tanque de reconocimiento. Estuvo en las campañas alemanas en Polonia, Francia, Dinamarca, Noruega, el Norte de África y Rusia. Tras ser retirado de la línea del frente, se empleó en líneas secundarias y para patrullas, demostrando su eficacia y llego a ser el modelo mas conocido de los tanques alemanes. Tras el final de la guerra, varios de ellos terminaron en museos militares, piezas codiciadas que son admiradas por el papel que desempeñaron en aquel conflicto.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: