GAME BOY: 25 años de la consola portátil perfecta

Game Boy Pokemon Han pasado 25 años desde que en 1989, arribó al mercado la que para muchos fue la consola más grande de todos los tiempos, y que pocos pueden negar que al menos obstante el titulo de la consola portátil definitiva por un par de décadas. En efecto, fue un 21 de abril de 1989 cuando llegó de manera oficial al mercado la que sería amiga y compañera de los recesos escolares de millones de niños en todo el mundo, y también el dispositivo que marcaría un antes y un después en el modo de hacer las cosas de la que sería la empresa de videojuegos más exitosa por un par de décadas más. La Nintendo Game Boy no logró ser grande por tener la mejor pantalla, ni por tener una potencia apabullante que dejaba en pañales a la competencia, no. Lo que hizo épica a la Game Boy de Nintendo fue el tratarse de uno de los primeros dispositivos que se limitaban a hacer perfectamente lo que debían hacer. Con una autonomía imposible de igualar por ninguna otra portátil del mercado, y un catalogo de juegos adictivos muy completo, poco tardó la Game Boy para convertirse en la consola de videojuegos más exitosa de su tiempo, con lo que también prepararía el terreno para que el resto de las portátiles de Nintendo compartieran ese éxito. Mirando en retrospectiva, lo que la gente de Nintendo logró con la Game Boy es realmente impresionante. Estamos hablando de un dispositivo muy adelantado a su propio tiempo, y es que pensar en la multitud de innovaciones introducidas en aquél momento solo nos podía parecer más difícil de creer en aquél momento que ahora. Los gadgets para la Game Boy que más impresión causaron fueron definitivamente Game Boy Camera y Game Boy Printer, que para un niño de hoy en día podrían parecer las cosas más corrientes del mundo, pero que durante los años 90 causaban miradas de escepticismo cuando les comentabas a tus compañeros de la cámara que se le podía añadir al Game Boy como si fuera un cartucho de juegos. Y claro, tampoco podremos olvidar nunca innovaciones como Game Booster, y especialmente Cable Link, y los buenos ratos que regalaron a muchos en partidas multijugador de Pokemon. Precisamente hablando de innovaciones, sería imposible no hablar de Pokemon, un juego tan fantástico, que con el paso de los años y entre versión y versión pocos han sido los cambios necesarios para que se siga manteniendo como uno de los videojuegos más queridos por niños y adultos. Probablemente sea Pokemon el mayor hito de Nintendo y Game Freak, recordemos que en aquél momento los juegos de referencia eran Tetris y Mario, muy entretenidos y divertidos, pero que no se acercan ni de lejos al nivel de complejidad que se dejaba ver en la historia y mundo de los monstruos de bolsillo. Han pasado 25 años, y pocas cosas han cambiado. Haciendo un ejercicio mental, comparemos la NES con la Wii U y pronto veremos que poco o nada tienen que ver la una con la otra. En el segmento de las consolas de sobremesa Nintendo ha tenido que evolucionar constantemente, en muchos casos perder el ritmo ante sus competidores y luego recuperarlo, lo que ha hecho que nada tengan que ver sus consolas actuales con las de hace tres décadas. Ahora podemos hacer el mismo ejercicio con Game Boy y y Nintendo 3DS. Sí, evidentemente no son calcadas, pero 25 años después la esencia del producto original se sigue manteniendo. Los mismos botones, la misma cruceta, un stick para ayudar con el puñado de juegos 3D, pero la mayoría de juegos sigue siendo en cartuchos, en 2D o 2.5D. Y pese a eso Sony no ha podido ni acercarse con sus planteamientos más avanzados técnicamente. La realidad es que hace 25 años Nintendo dio con la formula de la consola portátil perfecta, y salvo pequeños cambios de generación en generación, parece que esa fórmula sigue estando vigente tres décadas después.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: