AGFA SUPER SILETTE: Una cámara adelantada a su época

Agfa Silette La Agfa Super Silette fue una cámara telemétrica fabricada entre 1955 y 1958 por Agfa Camera Werk en Múnich, Alemania. La Super Silette era la versión con telémetro de la familia Silette, una serie de cámaras compactas de visor de las que Agfa hizo muchas versiones distintas. Pero en realidad las raíces de la Super Silette están en la Super Solinette, una cámara telemétrica de fuelle que Agfa fabricó a principios de los 50. En realidad son prácticamente idénticas, salvo por el fuelle. La transformación de cámaras de fuelle en cámaras rígidas es un proceso típico en los fabricantes alemanes entre finales de los 40 y principios de los 50. A diferencia de las cámaras rígidas, los fuelles pueden sufrir perforaciones y es más fácil que el objetivo pierda el paralelismo con el plano focal. Las cámaras rígidas, a pesar de ser las menos valoradas, tienen una construcción más sencilla y más robusta. De esta manera, varios fabricantes alemanes convirtieron sus cámaras plegables de 35 mm en cámaras rígidas normalmente equipadas con los mismos objetivos y obturadores y con un similar diseño. Así sucedió con varias cámaras de Agfa. En este sentido, la Super Silette debería haber sido la versión rígida de la Super Solinette, pero por alguna razón Agfa decidió que compartiría el nombre de las más sencillas Silette. En general, esta nueva generación de cámaras rígidas era de muy alta calidad. Aunque a simple vista puedan parecer pequeñas cámaras de aficionado, suelen ser cámaras equipadas con muy buenos objetivos y obturadores. Las cámaras de frontal rígido fabricadas por Agfa en los años cincuenta daban un buen rendimiento y gozaban de un alto nivel de fiabilidad, La Super Silette es una cámara robusta, fiable y sólidamente construida, Se hizo con unas pocas combinaciones de objetivo y obturador, desde la versión económica con objetivo Apotar y obturador Prontor hasta la superior versión con objetivo Solagon y obturador Synchro Compur. La Super Silette suele venir con un objetivo Solinar 3.5/45, pero también se puede encontrar con un Apotar 3.5/45, que en su día correspondía a la versión más barata. Además, también hay unas versiones con el excelente objetivo Solagon 2/50. Aunque normalmente iba equipada con un objetivo Solinar f/2.8, se fabricó también una tirada limitada que incorporaba un objetivo excelente, el Solagon 50 mm f/2 de seis elementos y obturador Synchro Compur. La versión con objetivo Solagon tiene una apariencia externa distinta a las demás, probablemente debido al diseño que requiere un objetivo con una apertura máxima tan grande. También tiene una palanca de enfoque distinta, situada en la parte posterior del objetivo, no en el frontal, como las demás. Como es corriente en las cámaras de este tipo, los objetivos enfocan desde 1 metro hasta infinito. A diferencia de las Silette, la Super Silette incorpora un telémetro acoplado e integrado en el visor, el cual es muy preciso y fácil de usar. A través del visor se ve un círculo, correspondiente a la imagen del telémetro, que se moverá horizontalmente según giremos el anillo del enfoque del objetivo. La Super Silette sólo tuvo tres versiones, según el tipo de obturador y objetivo y a un precio accesible para todo público y es que al ser alemanas -como es natural- su calidad estaba garantizada. Y no va a ser.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: