NIKON DF: Lo retro viene para quedarse

Nikon Df Tras unas intensas semanas de rumores, se ha hecho oficial la llegada al mundo de la Nikon Df, una curiosa cámara que llama la atención en primer lugar por su diseño completamente “retro“ pero también por la apuesta por mantener el alma réflex pese a que las sin espejo son las que se llevan ahora todos los focos. Efectivamente la Nikon Df es una cámara réflex, con sensor de formato completo y precio no al alcance de cualquiera: casi 3.000 euros con un 50 mm f1.8. Pasemos a conocer todos sus secretos. Si te haces con una de las nuevas Nikon Df y sales a la calle, ten por seguro que no pasarás desapercibido. Seguramente un fotógrafo con una enorme réflex y varios objetivos será menos observado que tú con la nueva Nikon Df. Y es que su diseño inspirado en las F2 y F3 de la compañía llama poderosamente la atención. La Nikon Df tiene un cuerpo sellado fabricado en aleación de magnesio, pesa un poco más de 700 gramos (ligera para ser una réflex, pero pesada si quiere competir con las compactas de gama altísima de hoy en día) y desde los diales de control (para manejar sin menús la sensibilidad ISO, la compensación de exposición, el modo de exposición y el modo de disparo) hasta la posibilidad de “atarle” un disparador remoto nos llevan al pasado de forma irremediable. Pero volvamos a sus datos técnicos. Esta Nikon Df es una réflex, con su espejo y pentaprisma, que incorpora un sensor de tamaño completo con resolución de 16 megapíxeles y que es el mismo utilizado en la Nikon D4. El enfoque automático es de 39 puntos, la ISO puede ajustarse hasta 204.800 y la ráfaga puede alcanzar las 5.5 fotos por segundo. A ello contribuye el uso del procesador EXPEED 3. Aunque con el manejo a la vieja usanza no requeriremos de la pantalla para manejar esta Nikon Df, la compañía nipona le ha colocado una pantalla trasera de 3.2 pulgadas y casi un millón de píxelesde resolución para nuestro disfrute en una zona que sí que parece ya más de este siglo. También hay un visor con cobertura del 100%. Pero lo que seguro que no encontrarás por mucho que insistas, es un botón para el modo vídeo porque directamente no existe. Nikon no ha dado concesiones en este aspecto y elimina una de las prestaciones que se estaban haciendo populares en las cámaras réflex desde hace años. Sin embargo sí que ha incluido un modo HDR. En cuanto a su coste y disponibilidad, la nueva Nikon Df no tiene fecha oficial de salida al mercado por ahora, pero sí que se ha marcado el precio de la misma en 2.900 euros incluyendo un nuevo 50 mm f1.8 que es solo nuevo por la apariencia exterior, que se ha renovado mirando al pasado y al estilo de la nueva Nikon Df, cámara que podremos adquirir en colores negro o plateado y con la que podremos usar objetivos F incluso sin sistema sistema Ai.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: