RUDOLPH: El Reno de la nariz roja

Rudolph Faltan escasos días para la Navidad y que mejor ocasión de ocuparnos en esta oportunidad de Rudolph (Rodolfo en español) uno de los nueve renos que, según la mitología navideña, tiran el trineo con el cual Santa Claus viaja por el mundo repartiendo los regalos en la noche del 24 de diciembre. De todos los renos, fue el último en unirse al trineo de Santa, pero rápidamente se convirtió en el más popular debido a su particular nariz roja. En efecto, la historia cuenta sobre un joven reno que siempre fue mal visto y discriminado por su manada, la cual se burlaba de su extraña nariz roja, que emitía luz propia porque era un foco que le puso un hada. Es por ello que se sentía apenado sin saber que hacer para remediar su triste situación. Sin embargo, una noche en víspera de la Navidad, mientras Santa Claus estaba preparando su trineo, alistando a todos sus renos, cuando de pronto una terrible tormenta se desató y la neblina cubrió toda la tierra, evitando que los renos pudieran remontar el vuelo por lo que Santa no podría encontrar una sola chimenea para depositar el regalo prometido. De pronto, Rudolph apareció para ver que sucedía, mientras su gran nariz brillaba como nunca. Santa sintió que esa era la respuesta a su problema, así que llamó a Rudolph y lo colocó al frente del trineo, delante de todos los demás renos, para que con la potente luz de su nariz, los pudiera guiar en el difícil viaje. Es así como aquella terrible noche, ni la lluvia, ni los truenos, ni la nieve, ni la niebla pudieron detener a Rudolph, que con su gran nariz roja iluminó el camino. De esta manera se convirtió en el reno más querido y admirado por todos. A partir de ese momento, todas las Navidades, Rudolph trabaja junto a Santa Claus, y es respetado y admirado por el resto de su manada, convirtiéndose es el héroe de la Navidad. La primera mención al trineo tirado por 8 renos aparece en el poema “A Visit From St. Nicholas” publicado anónimamente en 1823 y que se le atribuye como autor a Clement Clark Moore Durante muchos años, los grandes almacenes Montgomery Ward, con sede en Chicago, había comprado y distribuido libros infantiles para colorear como regalo navideño para sus clientes. En 1939, decidieron encargar a uno de sus empleados la creación de un libro para ellos, y así ahorrar dinero. Un redactor publicitario de 34 años de edad, llamado Robert L. May, escribió la historia sobre Rudolph, el reno de la nariz roja. El cuento fue un éxito y año tras año la compañía lo regalaba a sus clientes. Hasta 1946 se habían editado un total de 6 millones de ejemplares y fue en ese año cuando Robert L. May logró convencer a Sewell Avery, presidente de la compañía Montgomery Ward para que le reconociera la autoría de la historia. Y así lo hizo. En 1947 se publicó comercialmente la historia y a partir de ahí empezó a generar beneficios comerciales a su creador. Gran parte de la fama de Rudolph llegó a través de la canción compuesta en 1948 por Johnny Marks, el cuñado de Robert L. May. El tema fue grabado en 1949 por Gene Autry, uno de los cantantes de moda en aquel momento y se convirtió en todo un gran éxito, vendiéndose aquella navidad más de 2 millones de discos. Además, con los años, aparecieron diferentes producciones tanto en el cine y la televisión acerca de esta simpática criatura que se gano el corazón de todos y cuya presencia se ha convertido imprescindible en la Navidad.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: