INTELLIVISION: La consola de videojuegos de Mattel

Intellivision En el mundo de los videojuegos siempre ha existido una gran rivalidad entre distintas compañías para saber cual es la mejor de todas (Nintendo, Sony y Microsoft pueden dar fe de ello). Sin embargo allá en tiempos antediluvianos – cuando los dinosaurios gobernaban la Tierra – existían otras marcas que pretendían destronar a la por entonces imbatible Atari. Una de ellas fue Intellivision, una consola de videojuegos lanzada por Mattel en 1979. El desarrollo de la máquina comenzó en 1978, a menos de un año de la introducción de su principal competidor, el Atari 2600. La Intellivision (televisión inteligente) fue desarrollada por Mattel Electronics, una subsidiaria formada expresamente para el desarrollo de juegos electrónicos. La consola fue probada en Fresno, California, en 1979 con un total de cuatro juegos disponibles, y se lanzó en todo Estados Unidos en 1980 con un coste de 299 dólares. A pesar de no ser el primer sistema que se enfrentó a Atari fue la primera consola que significó una seria amenaza a su dominio en el mercado de videojuegos..Al igual que Atari, Mattel licenció su consola a otras empresas para que la vendan bajo su propia marca. Estos modelos incluyen el Tandyvision de Radio Shack, el Intellivision de GTE-Sylvania, y el Super Video Arcade de Sears. En ese primer año Mattel vendió 175.000 consolas Intellivision, y la librería de juegos creció hasta alcanzar los 19 juegos. Para 1982 las ventas se habían disparado. Más de dos millones de Intellivision habían sido vendidos para el final de ese año, dándole a Mattel una ganancia de 100 millones de dólares. La compañía Activision empezó a lanzar títulos para la consola, al igual que sus rivales, y Atari lanzo nuevos productos para poder competir con ella. El equipo de desarrollo de videojuegos de Mattel había crecido, y de tan sólo 5 personas había pasado a tener 110 empleados. Su futuro se veía prometedor, sin embargo la crisis de los videojuegos de 1983 empezó a poner presión en la industria ya que el desplome del mercado de los videojuegos afecto severamente las ventas. Para agosto de 1983, la Intellivision II (la nueva versión que había sido lanzada a 150 dólares) fue rebajada a 69 y Mattel reportó una pérdida de 300 millones de dólares. Es por ello que a principios de 1984, la división de videojuegos de Mattel fue cerrada. Los juegos de Intellivision siguieron vendiéndose cuando un liquidador compró los derechos de la consola, como así también todo el inventario restante. Después de que la mayoría del stock remanente fuera vendido, el ex-ejecutivo de Mattel Marketing Terry Valeski compró los derechos del Intellivision e inició una nueva iniciativa. La nueva compañía, INTV Corp., continuó vendiendo las existencias restantes a través de ventas por correo. Cuando las existencias de la Intellivision II se agotaron, la empresa lanzó al mercado una nueva consola llamada INTV II. Esta unidad era en realidad tan sólo una versión retocada cosmeticamente de la Intellivision original (esta consola sería después renombrada como Super Pro System). En adición a fabricar nuevas consolas, INTV Corp. produjo varios juegos nuevos, lanzando un par de ellos cada año. Sin embargo, su declive fue irreversible y, el sistema fue descontinuado en 1991. Así llego a su fin otro intento fallido de posicionarse en el competitivo mercado de los videojuegos.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: