THE WAR OF THE WORLDS: Ellos vienen a por nosotros

War Of The Worlds Antiguas profecías afirman que el fin del mundo esta cerca y mientras esperamos su llegada, que os parece si hablamos en esta oportunidad de una clásica película de ciencia ficción que nos presenta una de las maneras – no la única- por el cual la humanidad llegué su fin: mediante una invasión alienígena. En efecto, “La Guerra de los Mundos” (The War of the Worlds ) es una película de ciencia ficción estrenada en 1953 y protagonizada por Gene Barry y Ann Robinson. Fue la primera representación en la pantalla del clásico de H.G. Wells del mismo nombre. Producida por George Pal y dirigida por Byron Haskin a partir de un guión de Barré Lyndon, es la primera de las cuatro adaptaciones del trabajo de Wells, y se la considera una de las grandes películas de ciencia ficción de la década de 1950. La historia se desarrolla en la década de los 50, y el escenario se trasladó de Inglaterra al sur de California. El dr. Clayton Forrester, (Gene Barry) un físico de renombre mundial que se desempeña en el Instituto Tecnológico del Pacífico, está en unas vacaciones de pesca en Pine Summit cuando un meteorito gigante cae en las colinas del cercano pueblo de Linda Rosa. Junto a los residentes, va a investigar. En el sitio del impacto encontró un meteorito demasiado caliente para examinarlo de cerca, por lo que Clayton decide esperar en el pueblo a que se enfríe. Sin embargo, luego que casi todos se fueron a casa, el meteorito – que en realidad es una nave de otro mundo – se desenrosca y se abre, y de él sale un dispositivo de rayo calórico. Cuando los tres hombres que quedan en el sitio del impacto se acercan al meteorito amigablemente, el rayo los mata sin previo aviso. Al regresar, Forrester y el sheriff son atacados también, pero sobreviven. Mientras se dan reportes de varios meteoritos cayendo en todo el mundo, un régimen de marines estadounidenses llega y rodea al aparente meteorito. De el salen tres máquinas de guerra marcianas dispuesta a matar Los marines atacan a los marcianos con sus armas rudimentarias.; sin embargo, los marcianos tienen un campo de fuerza impenetrable protegiéndolos del ataque pero devuelven la agresión tanro con su rayo calórico como por su temible rayo desintegrador, vaporizando al ejército que lo rodeaba. Inmediatamente se disponen a atacar Los Ángeles desatando el pánico en la ciudad. Si bien la Fuerza Aérea de los Estados Unidos arroja una bomba atómica sobre ellos, los marcianos avanzan inconteniblemente en su plan de conquista, por lo comienza a hacer evacuaciones a gran escala en las ciudades en peligro de ataque que ordenan de las ciudades Todo parece perdido, con la humanidad desamparada después del ataque. Sin embargo se descubre fortuitamente que los alienígenas están muriendo inexplicablemente debido a los virus y bacterias humanas a los cuales no son inmunes motivo por el cual los invasores son derrotados el planeta se salva de su destrucción. En el 2005 Steven Spielberg hizo una nueva versión de este clásico de HG Wells, y si me preguntan cual prefiero, me quedo con las dos ¿Y ustedes?

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: