CAMARAS LOMO: ¿A que fueron las salvadoras de la fotografía analógica?

Lomo Esta vez la noticia proviene de Rusia, donde hace unos días se celebro el 20 aniversario del resurgimiento de una pequeña cámara que regresó del pasado de una manera fortuita y que se ha convertido en la preferida de los amantes de lo retro. Sucede que la fotografía analógica o química vivió tiempos de angustia cuando las cámaras digitales salieron al mercado en la década de los 90. Entonces, parecía que desaparecerían por completo. Sin embargo, con la ayuda de Vladimir Putin -entonces vicealcalde de San Petersburgo- la pequeña cámara Lomo se convirtió en un clásico retro de culto y demostró que la película aún ofrecía un futuro brillante. En 1991, un grupo de estudiantes de arte de Austria realizaron un viaje a la cercana ciudad de Praga, en la República Checa, y encontraron una curiosa cámara en una tienda de fotografía. Negra, compacta y pesada, se trataba de un equipo rudimentario. La lente estaba protegida por una tapa deslizante. Tanto la carga de la película, como el enfoque y el rebobinado debían realizarse manualmente. Después de efectuar el primer disparo, los estudiantes descubrieron que la cámara realizaba imágenes muy distintas a cualquier otra que hubieran visto antes. Esta pequeña cámara era la LOMO LC-A, construida en la era soviética por la Unión de Ópticos y Mecánicos de Leningrado (LOMO, por sus siglas en ruso). Muy pronto la locura había comenzado. La Lomo se convirtió en el Instagram análogo durante los días previos a la fotografía digital. Esta moda podría haber ayudado a resguardar la fotografía análoga, salvándola de un final prematuro. Así en 1992, los estudiantes crearon la Sociedad Lomográfica Internacional y mostraron fotos tomadas con Lomos que habían sido compradas en todas partes de Europa. Luego, a mediados de los años 90, después de que se agotara el inventario de Lomos que estuvieron acumulando polvo en Budapest, Bucarest y Berlín durante años, acudieron en la búsqueda de los fabricantes de la cámara -que seguían en San Petersburgo- y los persuadieron para reiniciar la producción, el cual logró concretarse gracias al apoyo de Putin. De esta manera la cámara Lomo tuvo un renacimiento que dura hasta hoy. El pasado 23 e noviembre celebró su 20 aniversario con una serie de fiestas en algunas de sus 36 tiendas de todo el mundo. Sin embargo, como era de esperar, la cámara Lomo también tiene sus detractores, quienes la han ridiculizado calificándola de ser solamente “un accesorio de moda y que es comprado por la gente que está más preocupada por las tendencias que por el amor al arte de la fotografía”. Pero la lomografía también tiene entre sus fanáticos a distintas celebridades como el protagonista de la película “El Señor de los Anillos”, Elijah Wood, hasta la banda de rock The White Stripes. Además l os devotos de la lomografía parecen despreocupados por el surgimiento de imitadores digitales de Lomos, como Instagram o Hipstamatic. “Cuando todo nuestro alrededor está buscando una solución y resultados inmediatos e imágenes que se pueden tomar, ver y borrar en un instante, queda claro que la lomografía está haciendo algo grande por ir contra la corriente”,afirman con total seguridad..Y es que también existe un tipo de emoción que los fotógrafos digitales han olvidado, o que quizás nunca han experimentado: la espera a que la película salga del laboratorio. Y es algo que Lomo lo sabe hacer.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: