MENUDA EXTRAVAGANCIA: ¿Porque los japoneses insisten en utilizar el fax?

Mientras las máquinas de fax, condenadas al ostracismo tras la llegada del correo electrónico, juntan polvo y telarañas en la mayor parte del mundo, increíblemente en el Japón – país tecnológico por naturaleza – parecen disfrutar de una segunda juventud. En efecto, más de la mitad de la población es mayor de 65 años y una generación que no acogió bien la llegada del e-mail aún prefiere usar máquinas de fax. En un país que posee una de las bandas anchas más rápidas en el mundo el apego por el fax es una rara excepción dentro de un mar tecnológico. Pero el 87,5% de los hombres de negocios japoneses entrevistados por el Instituto de Investigación del Fax de Internet dijeron que esta máquina es una herramienta de negocios clave Un ejemplo de ello es el supermercado Aeon quien ha decidido aceptar pedidos por fax o por teléfono y no solo online. “Comenzamos a recibir pedidos online en 2008 pero entonces mucha gente, especialmente la que vive en zonas rurales, nos dijo que prefería hacerlo por teléfono o fax”, afirma Hideo Binnaka, responsable del departamento de ventas por Internet. “Se trata de nuestros clientes de más edad así que además nos ofrecemos a comprobar si están bien en caso de no recibir pedidos en más de un mes”.agregó. Lo cierto es que hay dos tipos de clientes en Japón: aquellos que son partidarios de las nuevas tecnologías y aquellos más tradicionales amantes e lo retro que no se adaptan a los tiempos modernos. Así la mayor parte de los hogares japoneses –un 58,6% de acuerdo con cifras oficiales- aún posee una máquina de fax en casa, que también funciona como teléfono. Pero no son necesariamente viejos cacharros como puede creerse ya que los fabricantes siguen sacando modelos con las últimas tecnologías, como la posibilidad de enviar un fax por Internet. En ese sentido, el Instituto de Investigación de Fax de Internet agrega que son cada vez más las compañías japonesas que usan el e-fax (un fax enviado a través de la red) debido a ventajas como la reducción de costos, una mayor eficiencia y una mayor protección del medio ambiente. Por lo visto, en el Japón el fax se resiste a morir y por el contrario aun puede dar pelea a las nuevas tecnologías.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: