TON SCHREIN: Un iPad convertido en una obra de arte

Debo confesaros que si no lo veo no lo creo, y es que la fascinación que ejerce el iPad sobre algunos iluminados pueden traer resultados sorprendentes como este. Si bien en un primer momento estuve tentado a publicarlo en “Cortocircuito” – dedicado al arte y la cultura – he decidido hacerlo aquí por tratarse del sueño hecho realidad de todo amante de lo retro. No quisiera poner en duda en ningún momento la habilidad del alemán Georg Dintel por haber creado esta especie de “santuario” para su iPad, pero vamos, nadie puede negar que los acabados de esta particular base dock para el tablet de Aaple son excelentes.Y es que el exceso de adornos, brillos y elementos barrocos de la misma nos hace retroceder inequívocamente al pasado. No cabe duda de que nuestro protagonista es muy hábil en estos menesteres y esta base de iPad – hecha con arcilla polimérica – es sin lugar a dudas una obra muy original, a la que su mismo creador a puesto el nombre de “Ton_Schrein”, que en alemán significa algo así como el “Santuario del Sonido”, ya que este artilugio a final de cuentas no es más que un sistema de altavoces 2.1 camuflado. Eso sí, un Dock de sonido para iPad digno de verse en el estante de uno de los lujosos salones de Versalles, el Real de Madrid o el Buckingham Palace. Además, y si eres de gustos recargados pero no tienes un iPad, quizá te interese copiar su estilo de “Torre del sonido” para iPod Nano, una “obra” de formato más pequeño pero igual de singular. No quisiera ilusionarte, pero si estás pensando en encargar una unidad para lucirla en tu casa y poder escuchar las obras preferidas de Johann Sebastián Bach siento decirte que de momento este accesorio no se encuentra a la venta, aunque si te pones en contacto con su autor y le ofreces a cambio algún mueble barroco Luís XV o algo por el estilo, quizá podáis llegar a algún tipo de acuerdo ¿vale?

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: