EL ORGULLO DE LA LUFTWAFFE: Recuperan en el Mar Báltico un Stuka de la II Guerra Mundial

Una noticia dada a conocer esta semana da cuenta de que la Marina alemana ha iniciado los trabajos de recuperación en aguas del mar Báltico de un avión de combate de la Luftwaffe del tipo “Stuka” que participó en la Segunda Guerra Mundial. En efecto, el Junkers Ju 87 “Sturzkampfbomber”, o Stuka, era un arma temida del arsenal alemán, especialmente al comenzar la guerra, cuando se convirtió en un símbolo del ataque relámpago alemán con su sonido de sirena conocida como “Trompetas de Jericó”, cuando el avión se lanzaba en picada sobre su objetivo.”El Stuka como una pieza en exhibición es increíblemente importante para nosotros porque casi no hay ejemplares existentes,” dijo Sebastian Bangert, portavoz del Museo de historia militar de Berlín. “Los que quedaron después del final de la guerra fueron destruidos como parte del programa de desmilitarización.La operación se espera que tome 10 días y supondrá la participación de unos 50 efectivos militares. El avión está ubicado a 10 kilómetros del puerto de Sassnitz y se encuentra a una profundidad de 18 metros. “Las inspecciones iniciales indican que el avión está en relativamente buen estado tras haber permanecido en el agua durante casi 70 años”, dijo el Museo en un comunicado. Añadió que aunque todavía existen muchos aviones antiguos de las fuerzas aliadas, prácticamente no quedan aviones alemanes originales de la Primera Guerra Mundial o de la Segunda Guerra Mundial.La ubicación del avión se conoce desde hace tiempo y es un lugar frecuentado por los buceadores. No está claro qué fue lo que derribó al avión y si el piloto logró saltar antes de caer. Antes de que el avión pueda ser izado, los buzos del ejército investigarán si todavía tiene artefactos explosivos a bordo. Una vez recuperado, será restaurado para ser expuesto posteriormente en el Museo Histórico Militar de Aviación de Berlín. Si bien entre 1937 y 1944 durante el Tercer Reich se fabricaron más de 5.000 “Stukas”, en todo el mundo solo se encuentran expuestos tres ejemplares en museos de Chicago, Londres y la localidad alemana de Sinsheim. Esperemos verla pronto en su estado original y luciendo las esvásticas en la cola ¿vale?

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: