ROBIN GIBB: El alma rebelde de los Bee Gees

Siempre inconfundible, por su voz de falsete y sus gafas de cristales oscuros. Así se le recordará a Robin Gibb, uno de los tres miembros fundadores de los Bee Gees, grupo que popularizó la música disco – allá en los tiempos de la prehistoria – quien ha fallecido a los 62 años de edad, tras padecer de cáncer de colon e hígado. Su estado era delicado luego de contraer una neumonía el reciente abril. Nacido en Manchester, en Inglaterra, en 1949, junto con su hermano gemelo Maurice (también integrante de la agrupación quien murió en 2003 por complicaciones en el intestino) Con su familia, emigró a Australia a los nueve años y allí formó un grupo musical junto a sus hermanos, el cual sería el comienzo de los Bee Gees. En 1966 retornaron a Inglaterra, donde “New York Mining Disaster 1941”, el primer sencillo de su primer álbum “Bee Gees” 1st”, ingresó en el “Top 20” de las listas de éxitos. Temas como “Holiday”, “To Love Somebody”, que Barry y Robin escribieron para Otis Reading, y que también tuvieron la aceptación del público.Así, “Massachussets” fue el primer lugar del “hit parade” británico. A pesar de que se veía y sonaba como el más tranquilo del grupo, Robin se convirtió en el rebelde de la familia. En 1969, Robin y Barry tuvieron rencillas por la designación de las canciones. Además, el joven de entonces 20 años, fue declarado “bajo la tutela de su padre”, cuando el consumo de alcohol y las fiestas parecían hacerse cargo de su vida. Tras una breve separación, el grupo se volvió a juntar. Robin fue quien le dijo a sus hermanos, Maurice y Barry, quienes habían formado un dúo, para volver a unirse. Pero su gran popularidad se alcanzó gracias a una película. ¿Quién no recuerda a un joven John Travolta en un intenso baile en “Fiebre de sábado por la noche”? La banda sonora del filme fue todo un éxito de ventas: 40 millones de copias y aseguraron el éxito del grupo que ganaron cinco premios Grammy. Pero como nada es para siempre, los Bee Gees experimentaron un lento declive y a pesar de escribir numerosas canciones, ya nada fue igual. En el 2001, Robin Gibb recibió la prestigiosa Orden del Imperio Británico de manos de la reina de Inglaterra, Isabel II. En ese momento, aprovechó para iniciar su carrera en solitario con los discos “How Old Are You?” o “Juliet”. Por su parte, el. Trío permaneció relativamente activo hasta la muerte de Maurice en 2003. Después Robin y Barry renunciaron definitivamente al nombre de Bee Gees.. A finales de 2010, durante una operación, los médicos le descubrieron un tumor a Robin y le diagnosticaron el cáncer. Con su hijo John, escribió una obra ambiciosa, “El Réquiem de Titanic”, una mezcla de piezas orquestales y vocales por aniversario número 100 del hundimiento del famoso trasatlántico. Cuando se recuperaba de aquello, una neumonía lo llevó de regreso al hospital donde finalmente ha fallecido. RIP

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: