LA CAJA REGISTRADORA : Conoce su historia

Venga, tengo la costumbre de hacer mis compras de la semana los sábados por la mañana y precisamente a la hora de estar formando la cola para cancelar con mi tarjeta, me percate de las nuevas cajas registradoras computarizadas que habían instalado, y fue en ese momento cuando me pregunte cual fue el origen de aquellas maquinas que vemos en los autoservicios y es por ello que decidí preparar una nota a mi estilo ¿vale? Como sabéis, una caja registradora es un aparato mecánico o electrónico que permite calcular y registrar transacciones comerciales, e incluye un cajón para guardar dinero. Por lo general, permite además imprimir un recibo o factura para el cliente, según las disposiciones legales de cada País. En relación a la primera caja registradora, esta fue inventada en los EEUU por James Ritty una vez concluida la Guerra Civil. Era el propietario de un saloon en Dayton (Ohio) y necesitaba evitar que sus empleados continuaran hurtando sus ganancias. Por ello creó el modelo Ritty I en 1879, luego de observar una herramienta que contaba las revoluciones del propulsor de un barco a vapor Con la ayuda de su hermano John, la patentó en 1883. Poco después resultó recargado con la necesidad de manejar dos comercios, por lo que vendió todos sus derechos sobre su invento a Jacob H. Eckert de Cincinnati – un vendedor de porcelana y cristalería – que formó la National Manufacturing Company., vendida en 1884 a John H. Patterson, quien la rebautizó como National Cash Register (NCR) y mejoró la máquina incorporando un rollo de papel para registrar las transacciones, creando por tanto el ticket de venta (o voucher como le decimos ahora). Con el paso de los años y el perfeccionamiento de los sistemas fiscales,la mayoría de lo países han implementado la facturación obligatoria de las ventas, que se perfecciona con el registro y entrega de un ticket o factura, por lo general con el fin tributario de recaudar el Impuesto al valor agregado u otros impuestos que graven las ventas. Con la difusión masiva de las computadoras personales (PC) a partir de la década de 1990, comenzó la utilización como caja registradora de estos aparatos, con la posibilidad de agregar periféricos para cumplir una variedad de funciones agregadas, por ejemplo: Impresoras para impresión de recibos o facturas de distintos formatos; Manejo de stock y pedidos de compra mayorista ; Lectores de código de barras ; Trabajo en red para múltiples puestos de venta, gestión de stock, compras y ventas centralizada y Lectora de tarjeta magnética para operaciones de venta con tarjeta de crédito o débito. Aunque aún se siguen utilizando cajas registradoras, por lo general de tipo electrónico, el comercio minorista utiliza masivamente la computadora personal como caja registradora en la mayoría de los países, complementada con los periféricos arriba detallados y un cajón para dinero separado. En las grandes cadenas comerciales, y típicamente en los supermercados se utilizan redes de computadoras interconectadas cuyos puntos de venta constituyen computadoras especializadas en el funcionamiento como cajas registradoras. Por lo visto, a pesar de todos los cambios sufridos desde su creación hasta el día de hoy, estas continúan con la misma función que la de sus antecesoras ¿no os parece?

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: