CONOZCA AL KINETOSCOPIO: El precursor de las cámaras cinematográficas

Hace unas semanas la cámara de cine cumplió 120 años y es el momento de recordar al cual es considerado por muchos como su antecesor. Todo comenzó cuando Thomas Edison decidió presentar en la Oficina de patentes y marcas de los Estados Unidos de América, un expediente para registrar un curioso invento. Decía que este “era una maquina que podría hacer para los ojos aquello que el fonógrafo hace para los oídos” al cual decidió llamarlo Kinetoscopio, como resultado de la combinación de las palabras griegas “kineto” (movimiento) y “scopos” (“ver”). En efecto, este consistía en un proyector que transformaba una pared en una ventana a la realidad en movimiento. La idea en si no era nueva, pero su perfeccionamiento no pudo ser más moderno. Resulta que cuando se generalizó la fotografía, muchos trataron de presentar las figuras con movimiento y para ello hacían uso de varias cámaras que colocaban en fila tomando cada una de ellas una vista cuando pasaba el objeto movible, mostrando después las diversas fotografías en rápido movimiento de sucesión, lográndose obtener una cierta ilusión óptica. Edison decidió perfeccionar esa idea, y luego de que se inventó la película, fabricó una cámara especial, en la cual enrollo una larga cinta de película sensibilizada en un carrete; colocándola dentro de la cámara de su invención y la fue desarrollando, por detrás de la lente, a medida que el objeto pasaba por delante de la cámara, dándole movimiento, el cual podía observarse a través de una abertura que se encontraba encima de la caja Así nació el que es considerado como la “primera” cámara cinematográfica: el Kinetoscopio. Sin embargo, a pesar de todos los esfuerzos por masificarla, este aparato nunca gozo de aceptación general, por lo que pronto cayó en desuso y fue olvidado, mas aún con la aceptación generalizada del cinematógrafo de los hermanos Lumiere que acabó imponiéndose sobre todos los demás. No obstante, a pesar de todas sus limitaciones, el Kinstoscopio puede ser considerado como el precursor de las cámaras cinematográficas de hoy en día, aquellas que nos han proporcionado incontables horas de relajo que quedaran grabadas para siempre en nuestra memoria.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: