GRANDFATHER CLOCK: Aquel viejo Reloj del Abuelo

Una antigüedad como esta quien no quisiera tenerla en el salón de su casa. Caracterizadas por su elegancia y gran tamaño – además de sus clásicas campanadas – estas joyas son el sueño de todo aquel amante de lo retro: Como se sabe, el reloj mecánico se invento en la China hace más de novecientos años y desde entonces los relojes han experimentado muchas mejoras. Y una de la más destacada ocurrió a mitad de siglo XIX cuando se le introdujo el péndulo. Gracias a esta revolucionaria innovación, estos relojes se volvieron tan exactos que su esfera pudo contar con una característica añadida, el minutero. Como es lógico, el nuevo diseño – con péndulos, pesas y un mecanismo relativamente pesado – requería de una caja resistente y vertical. Así nació el Reloj del Abuelo (llamado así porque su nombre proviene de una canción popular de 1876, titulada de la misma manera). En un principio estos valiosos relojes solo se fabricaban en grandes ciudades europeas, como Paris o Londres, pero luego su producción se extendió a todos los rincones del continente. Su forma podía ser curva o recta, estilizada o voluminosa. Solía estar hecho de pino, ébano, caoba, roble o nogal, y la caja estaba profusamente adornada. A menudo se le agregaban campanadas y música Es por esa razón que el reloj del abuelo gano popularidad no solo por su precisión, sino porque se integraba con elegancia en el decorado de cualquier sala. Tal vez exista una razón para que la gente siga encontrando fascinante y atractivo a estos viejos relojes. En cierta manera parecen humanos: “Tienen la altura de una persona de termino medio y una cara expresiva “señala la investigadora finlandesa Sinnika Mantylä. Y su audible Tic-Tac se parece al latido de un corazón. Si bien en la actualidad estas piezas maestras de gran tamaño han sido sustituidas por otras de cuarzo, más exactos y baratos, la presencia de una de estas soberbias piezas en la casa – en estos ajetreados tiempos – sigue inspirando tranquilidad. Coleccionar relojes es una gran pasión para muchos amantes de relojes en todo el mundo. Y es que hoy en día, algunos de los relojes antiguos se cotizan en decenas de miles de dólares, aparte claro esta de lo que cuesta mantenerlo, ya que sus mecanismos se han vuelto temperamentales con la edad y necesitan continuas reparaciones para que funcionen como en el primer día. Aun así muchos aceptan el reto con gusto ¿Y quien no?

Anuncios
  • Trackback are closed
  • Comentarios (1)
    • Elias Mota
    • 20/03/11

    Ojala me proporcionen informacion del primer reloj no el del video.

    muchas gracias

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: