MITO O REALIDAD: ¿Los Reyes Magos son producto de la imaginación?

Este miércoles viéndolos recorrer en una vistosa cabalgata las calles de Madrid, uno se pregunta: ¿Los Reyes Magos existieron realmente? la cuestión es saber quiénes eran esos enigmáticos personajes que supuestamente, según la tradición, acudieron a Belén a adorar al Mesías recién nacido ¿De dónde procedían? La aproximación a las fuentes escritas de dudoso origen y las manifestaciones artísticas que se refieren a ellos refleja visiones muy diversas de estas figuras míticas y algunas muy alejadas de la ingenua visión infantil que los percibe como meros portadores de presentes y alegría. La historia del arte recoge ejemplos de representaciones en los que los Reyes aparecen como anunciadores del Apocalipsis: Los Reyes no solo habrían acudido a Palestina para celebrar el nacimiento del niño Jesús,sino también para señalarlo como el elegido, el futuro hombre que habría de morir para salvar con su sacrificio a la humanidad. En la misma lógica entienden algunos críticos el papel simbólico que desempeña la mirra en la iconografía. De los tres presentes que según la tradición los Reyes llevaron a Belén, oro, incienso y mirra, este último es el que aparece más tardíamente en las representaciones artísticas. Su significado funerario estaría dando fe del cariz de estos personajes como anunciadores también de la muerte dolorosa y resurrección redentora del Mesías recién nacido. Sin embargo, pocas son las certezas históricas en torno a la existencia de estos Reyes. Se sabe que en un principio los Reyes no eran tales, sino astrólogos persas y que según Evangelio de Mateo, “eran unos magos que llegaron de oriente”; Tampoco dice sobre cuántos fueron ni cuáles los presentes que ofrendaron a Jesús, pero la tradición presume que fueron tres por la cantidad de regalos que llevaron y ese número, es el que acepta generalmente hoy. En cuanto a las diferentes caracterizaciones de los reyes son de aparición tardía. En un principio, las tres figuras presentaban rasgos similares y resulta difícil determinar el momento exacto en que uno de ellos se convirtió en un anciano con barba blanca y los otros dos en un hombre de pelo claro y el último en un negro. En cuanto a sus nombres – Gaspar, Melchor y Baltasar – se tomaron de un texto apócrifo que fue el primero en denominarlos así. De cualquier modo, a partir del siglo XV se encuentran en la iconografía estos tres perfiles ya claramente definidos. Previamente, en el año de 1306 el pintor florentino Giotto di Bondone incorporó al imaginario la estrella fugaz que guió a los inmortales viajeros. Es él quien introducirá la imagen de la conocida Estrella de Belén como una estrella fugaz. En realidad, lo que dibujó el artista italiano fue el cometa Halley, que aquel año fue visto en el cielo de Europa, causando una honda impresión que quedó patente en los escritos de todos los cronistas. En cambio, Giotto, mientras la mayoría de sus contemporáneos interpretaron la aparición del astro como un mal augurio, decidió darle la vuelta a la superstición e introdujo la estrella como signo de noticia jubilosa en su cuadro «La adoración de los Reyes Magos».De esta manera queda grabada en la imaginación una fantasía repetida durante generaciones hasta el presente.Así y todo … FELIZ DÍA DE REYES

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: